El blog de Pepe Promedio

¿Qué es el rendimiento de capital mobiliario?

Cuando llega el momento de presentar la declaración de la Renta empiezan a surgir dudas sobre ciertos conceptos que no entendemos bien, como el de rendimiento del capital mobiliario. ¿Cómo vamos a cumplimentar bien nuestros impuestos si no sabemos exactamente por qué conceptos tenemos que tributar?

New Call-to-action

Con anterioridad ya hemos hablado de la ganancia patrimonial, que es un concepto también fundamental cuando se trata de la declaración de la Renta, así que vamos a seguir avanzando en conceptos técnicos y hoy vamos a hablar del capital mobiliario y sus rendimientos.

¿Qué es el capital mobiliario?

Dentro de nuestro patrimonio podemos tener:

Los bienes inmuebles sabemos lo que son, aquellos que están estrechamente ligados al suelo y no se pueden separar de él. Por ejemplo, un piso o un terreno de cultivo.

Por su parte, los bienes muebles son aquellos que tienen la cualidad de poder trasladarse fácilmente de un lugar a otro. Y esta es una definición tan amplia que aquí podemos incluir desde una motocicleta hasta una cartera de acciones.

Entonces, ¿qué es exactamente el capital mobiliario? Lo podemos definir sencillamente como aquellos bienes muebles que están dentro de nuestro patrimonio.

Sin embargo, no todos los bienes muebles que poseemos son capaces de generar rendimientos. Las acciones son bienes muebles, y nos generan una serie de intereses, mientras que un sofá también es un bien mueble pero no nos da ningún beneficio económico. Por eso, a efectos de la declaración de la Renta lo que declaramos son los rendimientos del capital mobiliario. Es decir, que a Hacienda solo le interesan aquellos bienes muebles que pueden generar una ganancia o pérdida patrimonial.

¿Qué se considera rendimiento de capital mobiliario?

A efectos de la declaración de la Renta se consideran rendimientos del capital mobiliario los intereses generados por las cuentas bancarias, los títulos de renta fija, los bonos, las obligaciones, los dividendos de acciones y las plusvalías obtenidas al transmitir valores mobiliarios.

También se consideran rendimientos mobiliarios las cantidades cobradas de contratos de seguro de vida e invalidez, salvo que estas deban tributar como rendimientos del trabajo.

Además, existen una serie de rendimientos de capital mobiliario que no guardan relación unos con otros pero que es importante tener en cuenta. Algunos ejemplos son los ingresos derivados de propiedad intelectual que no pertenezcan al autor o los ingresos obtenidos por el arrendamiento de bienes muebles.

¿Cómo tributan los rendimientos del capital mobiliario?

Se parte de los rendimientos íntegros, y como regla general se establece que deben computarse por el importe total que ha percibido el contribuyente. No obstante, en algunos casos a los rendimientos íntegros se les pueden descontar los gastos deducibles y las reducciones previstas legalmente.  El resultado es el rendimiento neto reducido.

Todos aquellos que obtengan rentas que superen más de una determinada cantidad (provengan de dónde provengan) tienen que presentar anualmente la declaración de la Renta. Pero como hemos podido comprobar, hay conceptos dentro de ella que pueden llegar a ser complejos. Además, si el dinero no se ha gestionado bien, nos podemos encontrar con la desagradable sorpresa de tener que pagarle a Hacienda.

Por eso, lo mejor en estos casos es dejarse asesorar por expertos para aprender a gestionar bien los ahorros y conseguir una declaración de la Renta que sea lo más beneficiosa posible para el contribuyente.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.