El blog de Pepe Promedio

¿Qué es la gestión financiera? Guía para principiantes

La gestión financiera es un proceso que forma parte del área de administración y finanzas de una empresa, aunque también se puede aplicar en las actividades personales. A continuación te contamos las pautas principales para comprender el concepto de gestión financiera en administración y finanzas y cómo llevarlo a cabo para tomar las mejores decisiones financieras.

New Call-to-action

La gestión financiera: definición y elementos importantes

De una manera global, las finanzas pertenecen a la ciencia de la economía y existen diversos tipos de aplicación:

  • Finanzas públicas
  • Finanzas personales
  • Finanzas corporativas
  • Finanzas para emprendedores

La gestión financiera es un procedimiento cuya finalidad es analizar, comprender, obtener y utilizar los recursos económicos de una empresa, y hacerlo de un modo equilibrado y que a determinado tiempo resulte rentable. Es decir, una seguridad económica, sea cual sea el ámbito de aplicación o uso.

En el entorno empresarial, el área encargada de la gestión financiera debe tener visión y asegurarse que la empresa cuente con la liquidez suficiente para cumplir con sus gastos a corto plazo.

Es importante conocer algunos elementos que integran la gestión financiera, y que son esenciales dentro del proceso, como:

  • Ingresos
  • Flujo de caja
  • Capital
  • Inversión
  • Activos

Funciones de la gestión financiera

La importancia de la gestión financiera es garantizar el desarrollo y supervivencia de una empresa. Las necesidades estratégicas que debe cumplir son:

  • Incrementar las utilidades, por aumento de precio o reducción de costos de producción
  • Administrar las deudas
  • Garantizar inversiones de forma segura
  • Aplicar los recursos financieros
  • Monitorear la liquidez
  • Plantear las necesidades económicas
  • Elaborar el análisis financiero
  • Tener control de inventarios

Proceso de la gestión financiera

Las diversas etapas de esta actividad se involucran con los clientes, proveedores y las entidades bancarias. Es una técnica integral que busca un equilibrio financiero. Dichas etapas  son:

Definición de la necesidad

Determinar la necesidad o situación a resolver y estimar los recursos con los que se cuenta para iniciar la operación. Por ejemplo, si una persona tiene la inquietud de invertir en bolsa, es importante definir el qué, cómo, cuándo y para qué, a modo de establecer el rumbo que se tomará.

Establecer el modo y el método de financiamiento

En esta etapa es esencial definir la estructura financiera. Dicho de otra manera, determinar los recursos que se utilizarán, los propios o de terceros. Si se elige la última opción, es necesario conocer los diversos métodos disponibles, como puede ser un crédito bancario. Asimismo, es importante conocer el tipo de interés y todas las condiciones.

Administración de los recursos

La distribución de los recursos, tal como cumplir con los compromisos entre proveedores y colaboradores, es fundamental en esta etapa. De aquí se determinará la solvencia o el grado de deuda que tiene la empresa.

Evaluación del proyecto

¿Cómo saber si una idea o proyecto es viable? Primero es necesario hacer una evaluación con base en los planes de inversión o proyección financiera. Si esto resulta positivo, es posible continuar con lo estimado.

Como verás, este es un tema amplio. Con este post buscamos ayudarte a que tus finanzas sean sólidas en cualquier entorno. Nuestra mejor sugerencia es ir de la mano de expertos financieros para que tus decisiones impacten positivamente en tu bienestar económico.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.