Barymont > Blog

Blog

Método C.L.F.

Si quieres ser un buen futbolista, lo mejor que puedes hacer es pegarte al culo de Cristiano Ronaldo, Messi, Ibrahimovic o cualquier otro crack mundial. Si quieres ser un "ligón", más vale que estudies a Casanova (y que le eches morro) y si quieres tener resultados en tus inversiones, más vale que copies a los mejores inversores.

Hola a tod@s. Seguro que no hemos inventado nada cuando decimos que aspires a lo que aspires, tendrás resultados más seguros si copias a los mejores. Y eso es lo que ha hecho Bárymont y Asociados.

Como bien sabes, la especialidad de Bárymont y Asociados Correduría de Seguros es la planificación financiera, bajo la misión de ayudar a sus clientes a alcanzar la independencia financiera. Y para eso, Bárymont no ha tenido que inventar nada. En la correcta planificación financiera no ha hecho falta crear un paradigma nuevo como lo hizo Steve Jobs en la informática. En nuestro sector no está todo inventado en cuanto a productos, pero ya no hace falta inventar nada más en cuando a conceptos.

Método CLF

El método CLF se refiere a "Copiar La Fórmula", sencillamente. Como bien sabes, las reglas de la inversión correcta son pocas; concretamente tres:

  1. La diversificación
  2. El largo plazo
  3. La promediación

Con nuestro método CLF aplicamos los conceptos explicados por ricos, millonarios, personas que tienen tiempo y dinero. Nada más, no hace falta hacer nada más.

Con todo esto, se creo el "Método Bárymont" (Puedes leer sobre dicho método en este post pasado)

Teoría aplicada…o ”Método Barymont”

Sobre las tres reglas de la inversión correcta, vamos a ver como aplicamos lo que los mayores expertos del mundo dicen y hacen con sus inversiones.

La mayoría de las personas interesadas en la correcta gestión de su dinero (por eso estás aquí) se han hecho en uno u otro momento alguna de las siguientes preguntas:

¿Qué hace que los millonarios sean millonarios? ¿Qué es lo que estos millonarios hacen o saben para diferenciarse del resto de las personas?

Varias podrían ser las respuestas:

  • ¿Han desarrollado una mentalidad especial que hace que la abundancia llegue continuamente? Todo no puede depender de la "Ley de la Atracción", pensamos.
  • ¿Conocen algún secreto? ¿O tienen una habilidad empresarial que los demás no tenemos?
  • ¿Qué puede ser? ¿Qué convierte a esas personas en exitosos?

Pues una de las claves es que tienen métodos, rutinas. Y eso les lleva a obtener resultados fuera de lo común.

Sobre la primera regla que aplicamos en la inversión correcta, la diversificación, Warren Buffet, el tercer hombre más rico del mundo, consiguiéndolo tan solo invirtiendo, sin tener productos ni servicios, dijo:

"Una diversificación amplia sólo es necesaria cuando el inversor no entiende lo que está haciendo".

Esta es la frase que mejor podemos aplicar a nuestras inversiones, pues siempre hemos dicho que nuestro cliente no es un inversor, sino un ahorrador que tiene un producto de inversión. Para un inversor particular sería prácticamente imposible gestionar una cartera de inversión que tuviera más de mil empresas en su portafolio. En cambio, contratar un producto que invierte en esas más de mil empresas y que es gestionado por gestoras punteras a nivel internacional, es la opción ideal para el ahorrador medio, la persona que sencillamente quiere garantizarse una jubilación digna (curiosamente, nuestra misión, en cierto modo)

Sobre la segunda regla de la inversión correcta, el largo plazo, nos quedamos con algunas frases del billonario (su fortuna en 2015 era de 1.380 millones de dólares) y también experto inversor, Seth Klarman:

  • “La presión por los rendimientos lleva a muchos inversores a una absurda orientación al corto plazo.”
  • “No intentamos ser los mejores gestores en un determinado año ya que ese tipo de intento llevaría con casi total seguridad al fracaso. Nos distraería de nuestro enfoque hacia la aversión al riesgo y la búsqueda de excelentes resultados a largo plazo, al cambiar nuestra atención hacia los beneficios rápidos, el corto plazo y la inercia.”
  • “No tenemos interés en gestionar empresas. Creemos que hacemos una cosa bien, y que eso es suficiente. Somos básicamente artistas de la inversión a largo plazo.”
  • “Siempre estamos enfocados en la inversión a largo plazo. Nunca intentamos predecir los movimientos del mercado a corto plazo; no tenemos ventajas en ese aspecto. Luchamos por realizar inversiones a largo plazo que tengan unas características de rentabilidad y riesgo verdaderamente convincentes. Nunca tenemos miedo de permanecer apartados de la multitud. Permanecemos fieles a nuestro plan de juego, nos centramos en las áreas en las que tenemos talento y experiencia. Tenemos la determinación de resistir las presiones de los rendimientos a corto plazo y la conducta de manada que plagan la industria de la inversión.”

Y sobre la tercera regla de la inversión, la de la promediación (busca los artículos que hemos escrito al respecto) nos quedamos con una frase sublime del multimillonario George Soros.

"Si invertir es entretenido, si te estás divirtiendo, probablemente no estés ganando dinero. Invertir bien es aburrido”

Así que ya sabes, si quieres tener resultados diferentes (me recuerda a otra frase famosa) será mejor que empieces a utilizar el método CLF...que consiste en copiar la fórmula de los que hacen las cosas de forma diferente.

Claro, que la opción más cómoda es confiar en que una empresa como Bárymont y Asociados, que ya tiene su método implementado, te proponga un plan financiero personalizado para que, aplicando los principios de los millonarios, el día de mañana puedas vivir una vida financieramente digna, sin depender de ningún tipo de ayuda estatal.

¿Quieres saber más? Pide reunirte con uno de nuestros asesores, que de forma gratuita te orientará en lo que puedes hacer para tu tranquilidad financiera.

Salu2

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.