Barymont > Blog

Blog

Créditos rápidos (pero caros...)

¿A dónde llamas cuando necesitas dinero urgentemente? ¿Te suenan esas empresas tipo "Credi-Guay", "RapiMoney" o alguna por el estilo? Esta es la trampa donde miles de personas caen cada día, agobiados por deudas puntuales, y queremos, desde aquí, dar unas pinceladas sobre como funcionan este tipo de créditos.

Hola a tod@s. Hoy os escribimos sobre algo que vemos cada día a nuestro alrededor pero que nunca nos planteamos como puede afectar a la economía de las familias. Nos referimos a la proliferación (de nuevo) de estas empresas que prestan dinero con una simple llamada del cándido cliente. Desde luego, no pensemos que se dedican a regalar dinero a todo el que llama; cada una de ellas tienen unos departamentos de análisis de riesgos que sopesarán si realmente el cliente puede devolver el dinero en los plazos previstos. El caso es que, creedme, están deseando poder prestarte dinero.

¿Dónde está el negocio? Por supuesto, en los tipos de interés que aplican, que están rozando la usura. La usura está contemplada en la Ley de 23 de julio de 1908, de represión de la usura, también llamada ley Azcárate. Pensad que este tipo de préstamos (no son créditos) se formalizan a un tipo de interés entre el 18% y el 21% (lo que yo he podido ver) Por culpa de estos intereses abusivos, la llamada dura unos minutos, pero el problema puede alargarse años hasta librarse de esta condena creditícia.

Esto quiere decir que vamos a tardar bastante tiempo en devolver el dinero prestado, más los intereses, eso sí, a cambio de unas cómodas cuotas mensuales, tal y como suelen rezar en su publicidad.

Por cierto, la publicidad: Si hay anuncios en la tele es que hay mercado para estas "empresas".

¿Y por qué llegamos a esta situación? Posiblemente porque no hemos respetado la norma de guardar un "Fondo de emergencia", tal y como explicábamos en este post pasado: https://www.barymont.com/blog/por-si-acaso/ Bien es posible que hayamos acabado con este fondo de emergencia y justo en ese momento necesitamos más dinero para algún imprevisto, pero la mayoría de los casos es simplemente por falta de previsión.

Para estos casos, y sobre todo, en casos en los que creemos que podremos devolver el dinero en pocas semanas, es preferible "tirar" de la tarjeta de crédito, ya que si devolvemos el dinero antes de fin de mes, la entidad con la que tenemos contratada la tarjeta no nos cobrará nada. Simplemente devolveremos el dinero. ¿Y si no devolvemos a tiempo el dinero utilizado de la tarjeta? En el peor de los casos, el tipo de interés sería altísimo, igual que en los créditos rápidos, pero siempre estás a tiempo de acabar negociando algún "arreglo" con tu banco.

Os dejo aquí una lista de seis preguntas clave antes de pedir un crédito rápido:

  1. ¿Cuánto dinero necesito?
  2. ¿Cuánto me cobran de intereses?
  3. ¿Puedo devolverlo desahogadamente o el plazo que imponen me queda “justo”?
  4. ¿Puedo solicitar el crédito sin presentar ningún tipo de documentación o nómina?
  5. ¿En el contrato especifica que tengo que poner como garantía algunos de mis bienes muebles o inmuebles?
  6. ¿Qué pasa si ya tengo deudas pendientes o estoy inscrito en ficheros de morosos?
Por cierto, ¿sabéis que la mayoría de personas que tienen algo de dinero ahorrado a final de año, prefieren amortizar hipoteca a liquidar el pago del crédito rápido? Eso es debido a que la cuota del crédito rápido es más pequeña que la de la hipoteca (generalmente) así que da la sensación de que es más fácil pagarla mes a mes.

Lo que no piensan es que el "crédito rápido" está contratado a un tipo de interés tan alto que van a tardar MUCHO en devolver el dinero prestado, dado que un parte importante del dinero pagado cada mes va destinado a pagar intereses y no sirven para amortizar parte del préstamo.

Para acabar, quiero aclarar que si bien en el post me he referido a préstamos o créditos hablando del mismo caso, NO es lo mismo un préstamo que un crédito...pero eso será para otro día...

Salu2

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.