Barymont > Blog

Blog

La opinión de Bárymont: ¿Hasta cuánto tenemos que seguir trabajando?

Todos hemos hecho el cálculo alguna vez: ¿Cuánto necesito para dejar de trabajar y dedicarme a lo que me gusta? Todos queremos dejar de trabajar y vivir mejor. Y es normal: solemos buscar estabilidad y tranquilidad en nuestra vida, ya sea en el ámbito personal o en el laboral.

Hola a tod@s. Es normal que queramos conseguir esa estabilidad financiera que nos permitiría vivir en mejores condiciones, por supuesto, pero hay elementos que nos mantienen en nuestra situación y no nos dejan avanzar.

La hipoteca, el préstamo del coche o los niños son los sospechosos habituales de esta lista de cosas que consumen la mayor parte de los recursos, tanto tiempo como económicos de los hogares, una lista que marca el paso sobre nuestra jubilación y sobre nuestro tiempo libre. Y si estás esperando a la jubilación para dedicarte a lo que te gusta, piénsatelo dos veces.

Una imagen vale más que mil palabras; según datos del instituto Nacional de Estadística, esta era la pirámide poblacional española en 1991.

Piramide 1991

Piramide 2015

Piramide 2050

Si observamos la evolución de la misma hasta nuestros días, es fácil obtener algunas conclusiones: Nuestro índice de natalidad es profundamente negativo. De hecho, según el ranking de natalidad aportado por la CIA, de 221 países nos encontramos en el lugar 182 en nacimientos por habitante. Sin embargo, en base a datos del Instituto de Estudios económicos, España lidera la esperanza de vida en la Unión Europea y ocupa el cuarto lugar en el ranking de la OCDE.

Pero si cada vez hay menos personas trabajando y, sin embargo, vivimos más…. ¿Cómo se pagarán nuestras pensiones en el futuro? ¿Cómo nos dedicaremos a aquello que tanto nos apetece, como viajar o darnos un capricho?

“Es muy recomendable pararse un minuto y ver donde se está y donde se quiere ir. Vivimos en un mundo en el cual para dedicarte al que te gusta necesitas recursos, normalmente tiempos y dinero. Si te jubilas joven pero tienes una pensión muy baja y estás sin recursos poco podrás hacer. Tampoco sirve trabajar hasta los 70 para después tener un capital o jubilación que te permita vivir sin mucho margen para hacer eso que tantas ganas tenías. La planificación financiera a todos los niveles, personal o profesional, es la hoja de ruta que te permite conseguir estos dos recursos, tiempos y dinero, disponibles cuando los necesites.

Son estrategias que grandes corporaciones traen empleando años, y que ahora se aplican a la pequeña empresa, y cada vez en mayor medida a entornos familiares. Es la diferencia entre lo me gustaría y lo podré hacerlo. Aunque siempre estás a tiempo, cuanto más joven se empiece, mejor.

Consejos para sanear tus finanzas personalesLa planificación financiera es un servicio a disposición de particulares y empresas que ayuda a definir el esquema que permita aumentar el capital disponible sin comprometer la disponibilidad de estos activos. Estos servicios están al alcance de cualquier persona o negocio, y pueden modificarse según varíen las necesidades de cada momento, evitando el llamado “efecto secuestro” que se da en productos de banca como las hipotecas. La solución pasa para recibir un asesoramiento personalizado e imparcial en planificación financiera, puesto que nadie planifica fracasar, pero muchas personas precisamente fracasan para no planificar correctamente.

Texto inferior PDF associacions (Castellano)

Salu2

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.