Barymont > Blog

Blog

El "interés técnico"

En nuestro trabajo nos encontramos con posibles clientes que ya tienen contratado algún producto de ahorro (no se pueden llegar a considerar inversión) y nos juran y perjuran que tienen un 4% garantizado, por poner un ejemplo, porque hemos llegado a encontrar hasta de un 8% garantizado. ¿Es mentira? No, pero habría que matizar algo.

Hola a tod@s. Claro que es verdad una rentabilidad así, pero hace falta conocer el "Interés Técnico Garantizado", un término que una vez conocido desvela esa trampa de las garantías "altas".

Pero antes de explicar técnicamente este tipo de garantía, conviene recordar dos cosas:

  1. Que la rentabilidad va asociada al riesgo (aunque haya formas de diluirla)
  2. Que si alguien te garantiza una rentabilidad fuera de lo normal puede haber trampa.

A esta segunda regla nos referimos en este post pasado (uno de los más divertidos que recuerdo), donde hablábamos de que lo primero que debemos que saber es si la empresa con la que decidimos ahorrar o invertir está debidamente registrada en los organismos reguladores.

¡Al grano! Vamos a suponer que un ahorrador tiene un producto con un 6% de interés técnico garantizado. Es cierto, es un 6% garantizado (por la entidad, por supuesto) pero este tipo de interés tan solo se aplica a una parte de la prima pagada. Al hablar de prima ya se entiende que este tipo de interés solo se aplica en seguros de ahorros, no encontrándose en otros productos.

Bueno, pues imagina que ese porcentaje garantizado solo se aplica (lo indica en el contrato) al 25% de la prima aportada, de forma que será tan fácil de calcular como dividir el 6% entre 4 (un 25%) y nos dará una rentabilidad real de un 1,5%, al cual habrá que descontar los impuestos en el momento del rescate. Al final resulta que con un teórico 6% garantizado no hemos superado ni la inflación, el peor enemigo del ahorrador. Hemos llegado a encontrar que se aplica en algún contrato al 10% de la prima.

Ya veis...el "Interés Técnico Garantizado" es un verdadero timo.

Recuerdo que una persona de nuestra oficina acompañó a su suegra al banco, con un producto que marcaba en su contrato un generoso 6% garantizado, y que lo había mantenido durante 19 años. Al ir a rescatarlo, ya jubilada, el cálculo no salía por ningún lado.

- Si aquí pone un 6% garantizado, tiene que salir por algún lado -decía el director de la sucursal- - Es que a mí no me sale casi ni un 3%, decía nuestro promotor

El director llamó a una chica joven y le pidió a ver si ella resolvía la cuestión, pero ella llegaba a la misma conclusión.

- Si lo pone en el contrato, no puede ser menos de un 6%, claro.

Finalmente optaron por la respuesta fácil: - Claro, es que esto se lo vendió otra persona que hoy ya no está en esta oficina y...

El caso es que después de 19 años donde le dijeron varias veces que no iba a encontrar algo tan bueno en el mercado y que no lo diese de baja...no ganó ni lo que ha subido el IPC en todos esos años, estando además en un producto que no aplica el interés compuesto, por supuesto. Eso sí, casi no pagará impuestos por el beneficio...

Seguiremos informando.

Salu2

-

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.