Barymont > Blog

Blog

La culpa nunca es mía

Cuando cualquier situación, económica o en cualquier ámbito de nuestra vida, no nos satisface, tendemos a “echar pelotas fuera” y buscar culpables.Y quizás lo que tenemos que buscar es responsables.

Decía el genial Emilio Duró:

“He aprobado, me han suspendido”

Esta es una frase fantástica para decir sutilmente que no nos gusta asumir responsabilidades. Si tienes el mismo examen que el resto de alumnos y si el coeficiente intelectual de la clase tiene una media más o menos adecuada a la dificultad del examen… quizás no has hecho los deberes y no te has preocupado de estudiar lo suficiente.

El otro día fui a hacer unas gestiones en la compañía suministradora del gas para mi casa.

Hablando con la chica, mientras encontraba la documentación, daba a imprimir, etc… ¡¡Acabamos hablando de los políticos!!

Por qué será que no me extrañó que, en una conversación de apenas un minuto, la chica soltase aquello de:

Si devolviesen lo que han robado habría pensiones para todos

Mi réplica no tardó en llegar:

Dando por hecho que han robado mucho (aunque la justicia dirá luego lo que dirá) la verdad es que si “apareciese” de nuevo ese dinero, no serviría para mucho más que para alargar la “agonía” un tiempo, unos meses o unos años, quien sabe.

Está claro que todo eso ayuda, que una elevada tasa de paro o la precariedad de los sueldos agrava más la situación, pero el problema de fondo de las pensiones está claro: No tenemos hijos y duramos hasta los noventa años.

El sistema de pensiones se creó en un momento en el que las familias tenían una media de cinco hijos y las personas fallecían al cumplir alrededor de los setenta años de edad.

Y no podemos sentirnos responsables de vivir más años o de no tener más hijos… pero tampoco podemos buscar culpables fuera cuando nosotros tenemos la responsabilidad de no depender del sistema.

En menos de un minuto, con lo que dije, le cambió la cara.

Me sabe mal, porque me decía que al día siguiente se iba de viaje de vacaciones y quizás se las he amargado, pero es que si hubiera tenido tiempo (por eso en Barymont nos encanta lo que hacemos) me hubiese gustado preguntarle si ya tiene el viaje pagado, pues eso sale del fondo de objetivos concretos, y si está guardando dinero para su jubilación, por si acaso aquel dinero no aparece.

Así que, mejor dejamos de buscar culpables, que para eso ya está la justicia, y empezamos a vernos como responsables de nuestro futuro financiero, que algo podremos hacer si tenemos la información adecuada.

Ah, por cierto: Si estás leyendo esto es que ya empiezas a tomar responsabilidad y has dado un primer paso al cambio.

Estamos para lo que necesites.

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.