Barymont > Blog

Blog

Los Planes de Pensiones en España

El 73% de los españoles considera que las pensiones están en riesgo, pues el problema de la pirámide demográfica, agravado con las bajas cotizaciones por los sueldos actuales y la todavía alta tasa de paro, ya hacen que no se pueda esconder más este problema.

Aproximadamente, los 65 años de principios del siglo XX se corresponden ahora con los 89 años de edad, y si el actual sistema de pensiones se creó en una época en que tener 5 hijos era relativamente normal.

Así que es normal que todo el mundo crea que el sistema no se aguanta por ningún lado, pues se creó en unas condiciones que no tienen nada que ver con las actuales.

Y hay muchas formas de luchar individualmente contra esto, pero no puede ser de otra forma que invertir nuestro dinero (ahorrar supone perder poder adquisitivo) para el día de nuestra jubilación haber creado un patrimonio que nos permita no depender del sistema.

Y a pesar de que normalmente hablamos de conceptos, hoy vamos a hacerlo de un producto en cuestión, dado que se puede decir que España entera está envuelta en la "Campaña de los planes de pensiones" (No hay más que ver la televisión un rato para darnos cuenta de esto).

Planes de Pensiones, un producto con mucho "tirón"

En España hay, actualmente, unos 70.493 millones de euros, un 3,6% más que el año anterior. Y esto quiere decir que la concienciación sobre las pensiones futuras está aumentando, pero aún así, las cantidades medias en los planes de pensiones están todavía muy lejos de lo que sería suficiente para complementar la pensión durante los años que previsiblemente viviremos después de jubilarnos.

El patrimonio medio invertido en planes de pensiones individuales en España aumentó un 4,5% en 2016 y supera ya los 9.000 euros, frente a los 6.520 euros en 2012.

Está claro que un Plan de Pensiones puede ser un buen complemento a la Pensión Pública de Jubilación, pues es un producto seguro y transparente, gestionado por entidades especializadas y sujeto a la supervisión pública.
Es tan seguro como un fondo de inversión, pues el depositario y la gestora están separados el uno de otro (de hecho, es un fondo de inversión con una etiqueta que dice "no me toques hasta la jubilación")

Pero siempre decimos que no hay productos buenos o malos, sino adecuados o no, así que lo único que podemos hacer es tener toda la información y hablar con nuestro asesor fiscal para saber si es el producto que nos conviene.

Y esa información a la que nos referimos es, sobre todo, que los Planes de Pensiones no son un producto líquido y, sobre todo, que es de los pocos productos que a la hora de rescatarlos tributan como "rendimientos del trabajo", de forma que aumentarán nuestro IRPF.
Así que si tu asesor fiscal te recomienda contratar un plan de pensiones, recuerda acudir a él también a la hora de decidir en qué forma lo rescatarás (renta, capital o mixto).

Situaciones de liquidez de los planes de pensiones

Los planes de pensiones son líquidos únicamente por: jubilación, incapacidad, fallecimiento y gran dependencia, a excepción de: enfermedad grave, desempleo de larg duración y aportaciones con más de diez años de antigüedad ( a partir de 2025).

Ah, un detalle antes de acabar: Uno de los planes de pensiones que comercializamos desde Barymont ha obtenido el prestigioso premio Morningstar al plan de pensiones mejor gestionado en renta variable, en los años 2014 y 2016. Por algo será.

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.