Barymont > Blog

Blog

Los tres fondos

Cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa; esa es la filosofía que también debería aplicarse en el manejo de nuestras finanzas. Así, dependiendo de si queremos el dinero para hacer frente a un imprevisto, ir de viaje o guardar para nuestra jubilación, deberemos utilizar un tipo de producto u otro.

Hola a tod@s. Como alguien dijo, la repetición es la madre de la retención (hoy va de frases...) así que este post, bien sencillo, es para recordar (y acabar reteniendo) que no hay productos buenos o malos, sino adecuados a nuestros objetivos o no. Así, una cuenta corriente "pelada" puede ser mala si la encaramos hacia el largo plazo, pero puede ser buena como fondo de emergencia (si no vives en Chipre, claro).

El fondo de emergencia está pensado para el corto plazo, por si ocurre un suceso que debamos resolver con una cantidad pequeña de dinero. A pesar de que la teoría dice que el fondo de emergencia debería contener entre 3 y 6 veces nuestros gastos mensuales...cada cual sabe cual es su fondo de emergencia concreto.

¿Cuál debería ser su principal característica? La liquidez, que podamos disponer de ese dinero en menos de 24 horas. Así, un depósito a plazo quizás no serviría como fondo de emergencia, dado que muchos aplican penalizaciones por rescatar anticipadamente el dinero.

En este post podréis saber más sobre el fondo de emergencia: https://www.barymont.com/blog/por-si-acaso/

Al segundo fondo lo llamamos "Fondo de objetivos concretos" porque en él se debería guardar el dinero que vamos a destinar para un evento que ya tenemos previsto en una fecha determinada. Así, en este fondo guardaremos el dinero que queremos gastar en la compra de un coche, que reservamos para nuestras vacaciones, o para pintar el piso dentro de dos años, por ejemplo.

Para entendernos, si alguien quiere someterse a una cirugía estética (y pongo este ejemplo porque me lo he encontrado) no debería consumir su fondo de emergencia, dado que esa operación no ha venido por sorpresa, sino que era algo previsto.

¿Qué ocurre en estos casos? Que entonces llega la emergencia y no tienes dinero para reparar el coche, pero eso sí, tendrás la nariz más bonita del mundo...

Ya sabes, para algo planeado, fondo de objetivos concretos.

¿Y para el futuro? Este es "nuestro fondo", el de Barymont y Asociados; en eso somos realmente buenos, y forma una parte importantísima de nuestro lema "Invierta correctamente y proteja de verdad a su familia".

Cuando tienes un horizonte temporal de más de diez años hasta el momento del rescate de tu dinero, puedes permitirte invertir en renta variable, siempre haciendo caso de las tres reglas, diversificando y aplicando el largo plazo y la ponderación de precios mediante aportaciones sistemáticas.

No hay más "truco" que estas pocas reglas que es imprescindible respetar para no "estrellarte".

Es por todo esto que acabamos de explicar, que no entendemos cuando nos encontramos en nuestro trabajo diario con una persona que tiene 30 años y guarda para su jubilación en un depósito a un año, que va renovando y pagando impuestos cada vez, o alguien que tiene su dinero para imprevistos en un producto con penalizaciones por rescate anticipado.

Como he dicho al principio...

 Cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa

Salu2

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.