Barymont > Blog

Blog

¡¡¡ Qué garantía más segura !!!

Hola de nuevo a todos.

Ya que en uno de los últimos escritos os hablaba de estar bien seguro, vamos a seguir en la linea de los seguros, en este caso los de ahorro.

Los seguros de ahorro son muy conocidos, todo el mundo ha oído hablar de los "planes de jubilación", que no hay que confundir con los planes de pensiones (que creo que hasta el nombre lo han hecho para confundir). Los seguros de ahorro son, como bien dice su palabra, un producto mixto, con una parte de ahorro y otra de seguro. El problema viene cuando te das cuenta de que ni es seguro, ni es ahorro. Es lo que le ha pasado a mucha gente que tiene un producto de este tipo, de los cuales hay millones vendidos en España. Vamos a explicar como funciona un seguro de ahorro de este tipo, de una manera muy sencilla: Supongamos que ahorramos 100€ al mes. Aunque no lo vemos, hay una parte de ese dinero que internamente se destinará cada mes a pagar la cobertura que tengas en la parte de seguro. Mientras, el resto, hasta los 100€, va a parar a un ahorro.

Y hasta aquí todo normal, yo podría contratar un seguro por un lado y un ahorro por otro (lo cual es lo recomendable). El problema es que todos los productos mixtos que yo me he encontrado ni son un seguro, ni son un ahorro. Suelen tener coberturas insuficientes (40, 50 ó 60.000€ a lo sumo) en la parte del seguro, e inversiones garantizadas y ultra-conservadoras en la parte del ahorro. Normalmente acabas teniendo algo más de lo que has puesto, y a largo prácticamente no has ganado ni el IPC+impuestos (que es lo mínimo que debería ganar una inversión) Para colmo, algunos de estos productos funcionan en que el cobro del seguro por un siniestro supone la pérdida del ahorro. ¡¡¡O LO UNO O LO OTRO!!!

¿Os confieso que seguro de ahorro vive infiltrado entre nosotros? Muchas de las libretas de los niños lo son, y es fácil detectarlo: Si pone el algún lugar "beneficiario", es un seguro mixto. Si en algún lugar pone "prima", es un seguro mixto. Si puedes leer "tomador", es un seguro mixto.

Y digo yo: ¿Para que quiere un seguro de vida un niño? Normalmente no destina internamente ninguna cantidad de la prima al seguro porque no hay una cobertura fijada. Suele cubrir la cantidad ahorrada hasta el momento. Entonces, a menos que tuviera una ventaja fiscal por ser un seguro, no entiendo que ventaja tiene que mi hija tuviese un producto de estos en lugar de un fondo de inversión. En el tema de ahorrar para los estudios de los niños, se puede hacer una "trampa legal" con los PIAS, los últimos seguros mixtos disponibles en el mercado, para aprovechar la ventaja fiscal que tienen, siempre que les queden más de diez años para pagar la matrícula de la universidad. Algún día os lo explico.

Ahora no quiero que vayáis a pensar que todos los seguros mixtos son poco rentables, no. El único problema es que las compañias "fabrican" los productos a su conveniencia, pero si se buscan se pueden encontrar productos de este tipo que destinen lo mínimo a la parte del seguro (para eso hay seguros de vida puros) y que destinen la mayor parte del ahorro a inversiones diversificadas y rentables a largo plazo, que es para lo que están pensados estos productos.

Pero entonces... ¿a qué viene el título respecto a las garantías? ¿No había 100.000€ por cliente, garantizados en caso de quiebra de la entidad? En realidad no, no en los seguros. Esa cantidad es para los ahorros en productos vendidos por entidades registradas en la CNMV o en el BdE. En uno de nuestros post hablábamos sobre este tema. La garantía de los seguros de ahorro es diferente, ya que las entidades que los venden, las aseguradoras, no han de estar registradas en los antes nombrados reguladores, sino que han de estar inscritas en la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP).

España es el único país con un Consorcio de Compensación de Seguros, y eso lo convierte en un país único a la hora de las garantías en caso de quiebra de una aseguradora (algo menos probable que la quiebra de un banco). Esta noticia de la web finanzas.com aclara esto, y demuestra que a la hora de buscar una garantía es mejor invertir en un seguro de ahorro.

Pero recuerda, garantía no es seguridad, aplica las reglas básicas de la inversión para minimizar los riesgos.

Hasta la próxima

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.