Barymont > Blog

Blog

¿Qué vas a hacer con la paga de verano?

Bien es verdad que hay un porcentaje elevadísimo de personas en situación de desempleo, pero todavía no ha llegado el momento de decidir si el vaso está medio lleno o medio vacío. El vaso está lleno en sus tres cuartas partes, porque son el triple de personas las que siguen trabajando respecto a las que no tienen un empleo. Para esos, para los que conservan su empleo y son de los que disfrutan de pagas extras, va este artículo.

Hola a tod@s. ¿Cobráis "paga de verano"? Pues este post es para dar algunas ideas de lo que se puede hacer con ese dinero extra (si no eres de los que ya lo tienen gastado antes de cobrarlo...) Pero primero me apetece hablar un poco de historia y documentaros de donde viene esta costumbre de pagar doble durante el mes de Junio. Hay dos cosas que tienen en común los españoles de la década de los 40 y los de ahora: el importante retroceso sufrido en el nivel de vida por la caída de los salarios...y la paga extra de verano. Francisco Franco impuso esta retribución extra allá por el 1947, y se mantuvo con la Constitución de 1978, hasta nuestros días.

Artículo 1 de la Orden firmada por el entonces ministro de Trabajo, José Antonio Girón de Velasco:

"A todo el personal de las actividades no reglamentadas o cuya reglamentación no establezca gratificación para el 18 de Julio, Fiesta de la Exaltación del Trabajo, le será abonada el día laborable inmediatamente anterior a dicha fecha, y para solemnizar la misma, una gratificación equivalente a la retribución de una semana". Aquella paga extra fue conocida durante generaciones como la «Paga del 18 de julio» y permaneció en democracia y hasta nuestros días, pero desplazada al mes de junio y aumentando su cuantía, para conmemorar la onomástica del Rey Don Juan Carlos.

Quizás hay una tercera cosa en común, que la siesta, pero no sé si con el nivel de vida que llevamos hoy...

Bien, ya hemos recordado algo de historia, pero ahora lo más fácil: La correcta utilización de la paga de verano (esa que yo perdí hace 20 años al hacerme autónomo...) sería para llenar nuestro a veces maltrecho fondo de emergencia o para preparar esos pagos que llegan una vez al año como pueden ser los seguros de hogar, el IBI de nuestras propiedades inmobiliarias, o cualquiera de esos que todos tenemos.

Pero, ¿y las vacaciones? Bueno solo es mi opinión, pero si no tengo lleno el fondo de emergencia no sería prudente hacer vacaciones, al menos esas que todos soñamos, cogiendo aviones o cruceros.

Bien, ¿y si tengo cubierto el fondo de emergencia y ya guardé mi dinero para las vacaciones? En ese caso es sencillo. Puedes gastar la mitad en algo que te apetezca (al fin y al cabo el dinero está para disfrutarlo) y la otra mitad se puede utilizar para hacer una aportación extra a tu plan financiero de futuro, aprovechando el momento de "rebajas" en el que estamos.

Os dejo aquí el acceso a tres post sobre el Fondo de Emergencia, el Fondo para las vacaciones y sobre el momento de los mercados:

   

Por cierto, para que sea paga de verano primero debería parecer que estamos en verano, y este año...de verano bien poco; como no se arregle el tiempo...

Salu2

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.