Barymont > Blog

Blog

Seguro de vida, ¿Por qué?

¡¡¡¡ Porque no tienes pasta, por eso !!!!

Hola a tod@s.

Hoy quiero escribir sobre el seguro de vida, ese producto financiero (sí, has oído bien) tan mal utilizado y tan odiado por todos los "mortales", nunca mejor dicho.

Un seguro de vida, al igual que todos los seguros de riesgo, no sirve más que para cubrir una posible siniestro que nosotros no podemos cubrir por nuestros propios medios, y aclaro esto: por supuesto que alguien que tiene suficiente dinero como para estar cubierto por sí mismo podría tener un seguro de vida, pero a lo que me refiero es a que no le haría falta.

El señor que tiene dinero posiblemente contratará un seguro de vida porque en caso de desgracia no querrá descapitalizarse, pero el que tiene recursos limitados, el "tipo normal" que somos la mayoría, debería contratar un seguro de vida para poder hacer frente al daño económico que una muerte o invalidez del que trae dinero a casa supondría para la economía familiar.

¿Y durante cuanto tiempo lo necesitas? Buena, esa pregunta es la más fácil de responder, y ya lo he hecho con la primera frase del post. Si eres un ciudadano medio, necesitas un seguro de vida (uno de verdad) hasta que hayas acumulado suficiente capital como para estar cubierto en caso de desgracia. Es por eso que la herramienta clave de Barymont en su búsqueda de la "Independencia Financiera" para nuestros clientes es el Análisis de Necesidades Financieras (ANF), que calcula qué seguro necesitas y durante cuanto tiempo, para por otro lado saber que cantidad y durante cuantos años necesitas invertir hasta que llegue el momento en que tu seguro de vida sea tu propio patrimonio.

Al fin y al cabo se trata de aplicar la primera regla de las inversiones, diversificar el riesgo. Con este plan tengo cubierto todo: si me pasa algo tendré dinero, gracias a la protección de ingresos (seguro de vida); y si no me pasa nada tendré dinero, gracias a la inversión sistemática y controlada en el producto que previamente se ha estudiado para que sea apropiado a tus circunstancias.

El problema de la mayoría de los seguros de vida de este país es que están pensados para cubrir una deuda, ya que las entidades ¿prestatarias? ¿prestamistas? los vinculan a los préstamos o hipotecas para garantizarse que si te ocurre algo, ellos cobrarán lo que se les debe. El seguro de vida está pensado para cubrir responsabilidades, no deudas. Está claro que si no tuvieses hipoteca y tuvieses cinco hijos a tu cargo necesitarías un seguro de vida, porque la falta de tu sueldo en casa por culpa de un siniestro sería fatal para los que dependen de tu sueldo. Es por eso que el seguro debe incluirte a ti o a tu familia como beneficiario. Una vez cobrado el dinero, ya te encargarás de que el banco reciba cada mes el pago de la hipoteca, pero te quedará dinero para ir pagando luz, agua, gas, colegios, comida, ropa... Puedes leer este post de hace unos meses donde te deja claras más cosas sobre la utilización de los seguros de vida.

Las características de un buen seguro de vida (fíjate que he dicho "bueno") las puedes encontrar aquí, y están basadas en recomendaciones de organismos independientes como pueden ser la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) entre otros.

Como siempre digo, el seguro de vida es como el airbag del coche, mejor tenerlo y no utilizarlo, pero no tenerlo...supone no cubrir lo único que no puedes controlar, la mala suerte.

Salu2

-

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.