Barymont > Noticias

Noticias

El atleta cántabro, José Antonio Soto, vuelve a la conquista de Siberia

La Maratón del lago Baikal, desde Tanhoi hasta Listvyanka, se celebrará el próximo 2 de Marzo.

El atleta cántabro, José Antonio Soto, por tercera vez, vuelve a disputar la maratón del Lago Baikal, en Siberia. Una de las pruebas más extremas del mundo –temperaturas de 40°C bajo cero con vientos de hasta 100km/h- en uno de los parajes más inhóspitos. El recorrido de la prueba a través del lago congelado más largo, rico en diversidad y profundo del mundo tiene una extensión de 42km 195m. 

Para preparar su tremenda hazaña, José Antonio Soto intentó entrenar en las montañas cántabras de Alto Campoo “tuve que esperar a que nevara y hasta febrero no ha caído ni un copo, apenas dos días he corrido por la nieve, no he podido prepararme como hubiera querido”, explica el atleta. “Tampoco creo que sea mucho problema, estoy acostumbrado a correr en la superficie del Baikal, lo que es peor es soportar las bajas temperaturas que hará el día de la carrera, pero aun así me adapto muy rápido a esas condiciones”, continúa. 

Temperaturas de 40g bajo cero con vientos de hasta 100km/h 

José Antonio Soto entrenando en las montañas de Alto Campoo

 

“Lo que llevo peor es la presión de haber ganado el año pasado, vuelvo este año como gran favorito, es el precio que hay que pagar cuando se gana”. “Iré igual que las otras dos veces con el pensamiento de hacerlo lo mejor posible y disfrutar, lo que tenga que pasar pasará de todas formas”, comenta. 

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la diferencia horaria entre Listvyanka y Santander, siete horas entre ambos puntos geográficos. “Cuando me levante allí, es hora de irse a la cama en España y la salida de la maratón será a las 3am hora española”. “Eso también es un poco problema, pero hay que engañar al cerebro desde que salgamos de Madrid rumbo a Rusia y pensar en el horario de allá, así siempre me ha ido bien”, explica Soto. 

José Antonio Soto entrenando en las montañas de Alto Campoo

Llevar a cabo esta carrera supone cuidar hasta el más mínimo detalle por parte del atleta y también por la de los profesionales que la hacen posible, un error en estas condiciones puede suponer consecuencias nefastas; “La organización se esta portando muy bien conmigo, están siendo muy corteses, saben lo mucho que me gusta esta carrera y la manera que tengo de vivirla, el año pasado vieron mi tatuaje de la espalda del lago Baikal y no daban crédito”, continúa. 

“Quizás físicamente no este igual que el año pasado pero tengo la mirada bien puesta en la carrera y voy a dar lo mejor de mi”, “pase lo que pase lo voy a disfrutar y voy a pensar en mi mujer, mis dos hijas y mis padres -me han apoyado en los buenos y malos momentos-  saben lo que he sufrido para volver de nuevo aquí”. “Tampoco voy a olvidar a toda la familia de Bárymont que sé que van a estar pendientes de mi como el año pasado, para ellos va mi carrera, no estaré solo, todos ellos me van a empujar poco a poco” concluye el gran Sotuco.

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.