El blog de Pepe Promedio

Ayuda familiar: requisitos para solicitarla

¿Has oído hablar de la ayuda familiar? Es la prestación económica que pueden pedir aquellos trabajadores que hayan agotado el paro y tienen a su cargo hijos o al cónyuge. Es decir, tienen cargas familiares. Para que sepas todo lo necesario sobre la ayuda familiar: requisitos, cuánto se cobra y cómo solicitarla, hemos preparado este artículo.

New Call-to-action

¿Qué es la ayuda familiar?

La ayuda familiar es un subsidio que el Estado concede a los parados que no cuentan con otra renta y, además, tienen cargas familiares.

Ayuda familiar: requisitos

Para poder recibir la ayuda familiar es necesario cumplir con ciertos requisitos:

  • Estar en situación de desempleo.
  • Inscribirse en la oficina del SEPE —Servicio Público de Empleo Estatal— un mes antes de solicitar la ayuda. Se debe mantener como demandante de empleo todo el tiempo que dure la prestación. Después de que haya transcurrido el mes, se tiene el plazo de 15 días para solicitar la ayuda.
  • Suscribir el compromiso de actividad, es decir, estar comprometido a buscar trabajo de forma activa, para lo que se debe participar en aquellas actividades que se le propongan para que encuentre trabajo.
  • Tener agotado el desempleo contributivo.
  • Tener cargas familiares; es decir, ser responsable del cónyuge o un hijo. En el caso de que las cargas sean los hijos, deben ser menores de 26 años, o mayor si es discapacitado, y la renta de la unidad familiar dividida entre el número de miembros que tiene la familia no supere el 75% del salario mínimo interprofesional (SIM), excluyendo la parte proporcional de las dos pagas extra.
  • No tener rentas que superen el 75% del SMI al mes, lo que en la actualidad se corresponde a 675 € al mes.

Es completamente necesario comunicar todas las rentas de la familia, desde la que obtenga el solicitante, hasta el resto de personas con las que convive y están económicamente a su cargo. Se entiende por renta: el salario por cuenta ajena, los rendimientos de las cuentas bancarias, becas, acciones, depósitos, alquileres, subvenciones para agricultores, plusvalías, planes de jubilación o, incluso, premios de la lotería, entre otras muchas.

New Call-to-action

¿Cuál es la cuantía de la ayuda familiar?

Para el 2020, la ayuda familiar es el 80% del IPREM —Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, el índice que se emplea en España como referencia para la concesión de subsidios—, o lo que es lo mismo, 430,27€ al mes.

Es importante que sepas que existen algunas excepciones a esta regla. Por ejemplo, si el trabajo que te dio acceso al paro era de jornada parcial, la ayuda también será parcial.

¿Cuánto dura la ayuda familiar?

Si cumples, al solicitar la ayuda familiar, requisitos para obtenerla, por lo general, tendrás derecho a cobrar el subsidio durante 18 meses. Sin embargo, este plazo puede variar en función de cuánto tiempo ha durado el paro que se ha terminado para estar en situación de pedir la ayuda familiar, y de la edad del solicitante:

  • Paro de 4 meses o más y menor de 45 años de edad: 18 meses de ayuda
  • Paro de 6 meses o más y menor de 45 años de edad: 24 meses de ayuda.
  • Paro de 4 meses o más y mayor de 45 años de edad: 24 meses de ayuda.
  • Paro de 6 meses o más y mayor de 45 años de edad: 30 meses de ayuda.

Muy importante: todas aquellas personas mayores de 55 y que, agotado el paro, quieran solicitar la ayuda, deben solicitar el subsidio para mayores de 55.

Es posible, también, renovar este subsidio cada 6 meses. Para ello es absolutamente imprescindible seguir cumpliendo, en el momento de hacer la solicitud de la ayuda familiar, requisitos; Concretamente, todos los mencionados en apartados anteriores.

¿Cómo solicitar la ayuda familiar?

El organismo que se encarga de conceder estas ayudas es el SEPE —Servicio Público de Empleo Estatal—, así que puedes empezar por pedir cita previa en este organismo.  Acude a la cita con la documentación necesaria:

  • DNI; NIE con Pasaporte, en caso de ser extranjero.
  • Libro de familia o equivalente en caso de ser extranjero.
  • Documento bancario donde figure el número de cuenta en el que se abonará la ayuda.
  • Si hay hijos discapacitados mayores de 26 años, debe aportarse un certificado de discapacidad.
  • Si se ha acogido a un menor, es necesario presentar la resolución judicial o administrativa.
  • Por último, en caso de divorcio o separación, es necesario contar con la sentencia y el convenio regulador.

Como ves, el Estado cuenta con algunas subvenciones para ayudar a las familias en los que la persona que provee el sustento se queda en situación de desempleo. Sin embargo, se trata solo de una ayuda que, en muchas ocasiones, resulta insuficiente para cubrir todos los gastos. Por eso, te recomendamos planificar bien tu economía y contar con ahorros y un fondo de emergencias al que puedas recurrir en caso de que sea necesario. No dudes en acudir a tu asesor financiero para asegurarte de hacer el plan financiero que se ajuste mejor a tus necesidades.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.