El blog de Pepe Promedio

Budgeting: cómo hacer un presupuesto

¿Has oído hablar del concepto budgeting? Si lo traducimos al castellano quiere decir hacer un presupuesto o presupuestar. Si tienes el objetivo de ser más organizado con las finanzas, el budgeting, o hacer presupuestos, es fundamental. O quizás eres un emprendedor o tienes una empresa y necesitas hacer presupuestos a tus clientes.

Sin embargo, puede que no te sientas del todo confiado a la hora de elaborar un presupuesto, ya sea porque no crees tener todas las herramientas financieras accesibles, o simplemente porque crees que no se te dan bien las matemáticas. En este artículo te explicamos cómo elaborar un presupuesto o budgeting y las razones por las que merece la pena hacerlo.

New Call-to-action

Qué es un presupuesto y para qué sirve el budgeting

Algunos expertos creen que contar con un presupuesto es la diferencia entre ser responsable financieramente hablando o estar siempre en peligro económico. Para cualquier emprendedor, el budgeting es una herramienta esencial que puede aplicar tanto en su vida profesional como personal.

El presupuesto es un cálculo anticipado sobre los ingresos y egresos de cualquier actividad económica, ya sea personal, familiar, gubernamental o empresarial. Se trata de un plan para gastar los recursos de manera inteligente. Tiene dos objetivos fundamentales:

  1. Organizar las finanzas.
  2. Preparar a la persona que lo realiza para cualquier tipo de emergencia financiera.

Pasos para hacer un presupuesto o budgeting personal o doméstico

  1. Lo primero que debe hacerse es una evaluación de las finanzas. Para ello es necesario saber cual es el ingreso neto; es decir, la cantidad de dinero restante después de cancelar todas las deudas. O lo que es lo mismo, tus ingresos menos tus gastos. Recuerda que tendrás gastos fijos y variables
  2. Lo segundo es analizar los gastos mensuales. Tenerlos todos delante y analizarlos te hará darte cuenta de que no es lo mismo estimarlos que saber cuánto dinero representan. Para hacer un mejor análisis y tomar decisiones futuras, lo ideal es organizarlos en categorías. Con este sencillo paso te darás cuenta de qué gastos podrían ser innecesarios.
  3. El tercer paso consiste en colocar toda la información en una base de datos. Puedes usar diferentes aplicaciones o programas informáticos, como Microsoft Excel.
  4. Por último, solo resta hacer algunos ajustes. Después de identificar tus movimientos financieros y anotarlos podrás saber si alguno de ellos es prescindible. Así podrás tomar decisiones, como recortar gastos o incluir algunas partidas, como el gasto fijo de un fondo de emergencia para imprevistos.

Cómo hacer un presupuesto de servicios profesionales

Si lo que necesitas es budgeting para ofrecer tus servicios profesionales, toma nota. Te damos las claves para ello:

  • Es imprescindible que partas de la base de cuáles son tus costos. La verdad es que un profesional debe presupuestar por horas de trabajo aunque al cliente no le facture así. Por eso tu referencia es cuánto dinero quieres ganar al mes o al año.
  • Debes tener en cuenta los gastos del negocio o los derivados de la actividad pero también debes ser competitivo. Compara los sueldos o precios de tu competencia y ten en cuenta tu experiencia. Por lo general, un profesional con poca experiencia debe tener precios más bajos.

Qué debe detallar un presupuesto

A la hora de hacer un presupuesto o budgeting para un cliente, debes tener en cuenta que hay información que no debe faltar:

  • La fecha en que se realiza y los datos tanto de quien realiza el presupuesto como de quien lo recibe. Los datos fiscales de ambas partes son imprescindibles.
  • El logo de tu empresa.
  • La descripción detallada del proyecto, lo ideal es detallar cada uno de los pasos o partidas de las que se compone.
  • La tarifa que se aplica a cada tarea.
  • Notas adicionales como si incluye el IVA o no.
  • Las garantías y otras disposiciones legales.
  • Por último, un agradecimiento y despedida.

Es muy importante no centrarse solo en el precio, cuanto más detallado sea el presupuesto mejor de cara a tu cliente. Debes aprovechar esta herramienta para ofrecer una propuesta de valor que indique que conoces la necesidad de tu cliente y tienes las herramientas para darle exactamente lo que necesita, por ello, no olvides incluir.

  • Detalles técnicos.
  • La forma de entrega del producto o servicio.
  • No olvides detallar qué es lo que recibirás para empezar tu trabajo y cuales son los plazos.
  • Detalla la duración de la ejecución del proyecto y si es factible presenta un cronograma.
  • Es importante incluir una fecha de vigencia en el presupuesto.
  • Incluye aquellos detalles que demuestren que eres un profesional preparado.

Como ves, el budgeting es una herramienta fundamental tanto para tus finanzas personales y familiares como profesionales. Si necesitas concretar alguna de ellas, te recomendamos ponerte en manos de un asesor que te guiará en la mejor forma de hacer budgeting ajustada a tus necesidades y realidad financiera.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.