El blog de Pepe Promedio

¿Cómo funciona la jubilación por discapacidad?

La jubilación por discapacidad es un recurso vital para aquellas personas que, debido a una enfermedad o lesión, se encuentran total o parcialmente incapacitados para trabajar. En lugar de esperar hasta la edad de jubilación ordinaria, esta opción permite a las personas retirarse anticipadamente y acceder a beneficios de jubilación.

En este post analizaremos cuáles son los requisitos para acceder a la jubilación por discapacidad y, cómo esto, puede afectar a tus finanzas personales y libertad financiera.

En España, la Ley de Dependencia (Ley 39/2006) introdujo un cambio importante al abandonar el término “minusvalía” por el más respetuoso “discapacidad”. Esta legislación establece el proceso para determinar el grado de discapacidad, junto con otros derechos. Posteriormente, la Ley General de Discapacidad (Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre) reforzó este cambio, consolidando el uso del término “discapacidad”.

New Call-to-action

¿Cuándo se puede jubilar una persona con minusvalía?

A partir del 17 de mayo de 2023, entró en vigor el Real Decreto 370/2023, que trae consigo cambios importantes en las reglas de la jubilación para personas con discapacidad del 45% o más en España. Una de las novedades más destacadas es que ahora solo se requieren 5 años de cotización después de que se reconozca la discapacidad, en lugar de los 15 anteriores. Pero, aun así, para optar a esta jubilación, sigue siendo necesario haber cotizado un mínimo de 15 años en total, como establece la ley para la jubilación normal.

Además, se introduce una novedad: aquellas personas que presenten múltiples patologías discapacitantes podrán optar por la jubilación anticipada si la suma de sus condiciones supera el 45% de discapacidad.

¿Quiénes se benefician de esta medida?

Los trabajadores, tanto por cuenta ajena como por cuenta propia, que estén afiliados a cualquiera de los regímenes que conforman el sistema de la Seguridad Social, podrán acceder a la pensión de jubilación si cumplen con los siguientes requisitos:

  • Estar dados de alta o en una situación asimilada al alta.
  • Haber trabajado un tiempo efectivo equivalente, al menos, al período mínimo de cotización requerido para optar a la pensión de jubilación.
  • Durante ese período, haber estado afectados por una o más patologías generadoras de discapacidad, y dentro de ese lapso, haber trabajado al menos cinco años con un grado de discapacidad igual o superior al 45%.

¿Cómo se acredita una discapacidad?

Para acreditar una discapacidad se requerirá un informe médico que señale la fecha en que se inició o se manifestó la patología, ya sea esta desde el nacimiento o en una fecha posterior.

Además, para demostrar que la discapacidad ha sido igual o superior al 45% durante al menos cinco años, será necesario presentar un certificado emitido por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales o la autoridad competente de cada comunidad autónoma. Este certificado deberá especificar la fecha en que la discapacidad se inició o manifestó.

¿Cuál es la edad mínima de jubilación de las personas con un 45% de discapacidad?

Las personas con una discapacidad del 45% o más podrán jubilarse anticipadamente a los 56 años. Y si la discapacidad es del 65% o más, podrán acceder a la pensión de jubilación a partir de los 52 años.

¿Cómo afecta este tipo de jubilación a la salud de tus finanzas personales?

La jubilación por invalidez, especialmente en el caso de personas con un grado de discapacidad igual o superior al 45%, puede tener un impacto significativo en la salud financiera personal.

Aquí hay algunos aspectos importantes a considerar

  • Ingresos estables: La jubilación por invalidez proporciona un ingreso estable a aquellas personas que se jubilan anticipadamente debido a su estado de salud. Esto puede ayudar a cubrir gastos esenciales como vivienda, alimentación, atención médica y otros gastos diarios.
  • Planificación financiera: La jubilación por invalidez también puede afectar a tu planificación financiera a largo plazo. Por ello, es fundamental evaluar cómo se integra esto con tus metas financieras y adaptar tu estrategia si fuese necesaria.
  • Costes Médicos: Dependiendo de la condición de salud que haya llevado a la jubilación por invalidez, es posible que te enfrentes gastos médicos adicionales. Es esencial tener en cuenta estos gastos al planificar tu presupuesto y asegurarte de que puedas cubrirlos sin comprometer tu estabilidad financiera.

Antes de tomar decisiones importantes sobre la jubilación, es recomendable buscar la orientación de un asesor o educador financiero. Ellos pueden ayudarte a evaluar tus finanzas, hacer proyecciones y asegurarse de que estás tomando decisiones informadas.

Si bien la jubilación por invalidez proporciona un sustento financiero, es vital, entender el impacto que puede causar a largo plazo en tus finanzas personales y familiares, por ello, anticiparse y tomar medidas para gestionar tus recursos de manera efectiva es imprescindible.

En resumen, ocuparse una vez, para despreocuparse para siempre, genera tranquilidad y sosiego, sabiendo que tienes una planificación financiera que se adapta de tus necesidades tanto presentes como futuras, que te ayudará a conseguir tus objetivos a corto, medio y largo plazo.

Una correcta planificación financiera es fundamental para garantizar una salud financiera sólida que te proporcionara bienestar económico en cualquier situación.

New Call-to-action

__________________________________________________

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Queremos explicarte el caso de Luis Pita...

Mi nombre es Luis y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2038.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

Ver todo

Quizá te puede interesar…