El blog de Pepe Promedio

Derivados financieros, ¿Qué son y cómo funcionan?

Hoy en día, el conocimiento del funcionamiento del mercado financiero es muy importante. Uno de los conceptos que más dudas generan son los derivados financieros. Aunque suena algo complicado, entender que son y cómo funcionan es algo crucial para mantener las finanzas personales en orden. 

Los derivados financieros son herramientas diseñadas para gestionar riesgos y aprovechar oportunidades en los mercados. Comprender su funcionamiento es esencial para evitar errores y tomar decisiones de inversión mejor informadas. En este articulo vas a descubrir qué son, cuáles son sus características y qué tipo de derivados financieros existen

¿Qué son los Derivados Financieros?

New Call-to-action

Los derivados financieros son algo parecido a seguros para tu dinero o inversiones. Funcionan tomando su valor de algo más, como una acción de una empresa, un bono del gobierno, un producto como el oro o incluso una moneda extranjera. Su objetivo principal es ayudarte a proteger tu dinero en caso de que algo malo suceda. 

Por ejemplo, si tienes una inversión en una empresa y tienes miedo de que su precio baje, puedes usar un derivado para proteger tu inversión. Es como comprar un paraguas antes de que llueva, en caso de que el precio de la inversión caiga.

¿Cuáles son sus principales características?

  • Se basan en algo más: Los derivados financieros toman su valor de algo más, como una acción de una empresa, una materia prima como el petróleo o incluso una moneda extranjera. Son “sombras” de estos activos subyacentes.
  • Sirven para proteger o apostar: Los derivados tienen dos usos principales. Uno es proteger. Imagina que tienes una inversión en una empresa y te preocupa que su precio pueda caer. Puedes usar un derivado para proteger ese dinero, como comprar un seguro para tu inversión. El otro uso es apostar. Puedes usar derivados para intentar ganar dinero si adivinas correctamente lo que sucederá con el precio de algo en el futuro, si subirá o bajará. 
  • Tienen fecha de vencimiento: Los derivados tienen una fecha de vencimiento en el futuro. Esto significa que solo son efectivos hasta cierta fecha.
  • Pueden ser arriesgados: Si bien pueden ser útiles, los derivados también pueden ser arriesgados. Si no los usas con cuidado, podrías perder dinero en lugar de ganarlo. Por eso es importante aprender sobre ellos antes de usarlos.
  • Mucha variedad: Hay muchos tipos diferentes de derivados, como contratos de futuros y opciones. Cada uno se usa de manera diferente, pero todos se basan en la idea de obtener su valor de algo más.

¿Qué tipos de derivados financieros existen?

Existen varios tipos de derivados, pero los más comunes son los siguientes:

  • Contratos de Futuros: Los contratos de futuros son acuerdos para comprar o vender algo en el futuro a un precio fijo. Por ejemplo, si eres un granjero y quieres asegurarte de que obtendrás un buen precio por tu cosecha de maíz. Puedes hacer un contrato de futuros para vender tu maíz a un precio acordado antes de la cosecha, lo que te protege si el precio del maíz baja.
  • Opciones: Las opciones te dan el derecho, pero no la obligación, de comprar (opción de compra) o vender (opción de venta) algo en el futuro a un precio fijo. Son como tener un botón que puedes presionar si quieres comprar o vender, pero no estás obligado a hacerlo. Por ejemplo, si tienes una opción de compra de acciones de una empresa, puedes decidir si la compras o no en una fecha futura, dependiendo de si el precio sube o baja.
  • Swaps: Los swaps son acuerdos donde dos partes intercambian cosas. Por ejemplo, una empresa en los Estados Unidos podría intercambiar pagos de intereses en dólares con una empresa en Europa que paga intereses en euros. 
  • Opciones Binarias: Las opciones binarias son como apuestas sobre si algo sucederá o no. Por ejemplo, puedes hacer una opción binaria sobre si el precio del oro subirá o bajará en los próximos días. Si adivinas correctamente, ganas dinero; si no, lo pierdes.

Como has visto, cada uno tiene su propósito y se usa de diferentes maneras para ayudar a las personas y las empresas a administrar riesgos o buscar oportunidades.

Los derivados financieros pueden parecer liosos al principio, pero es muy importante entender lo básico para mantener sanas tu economía personal y familiar. Si piensas en aportar dinero en inversiones que usen derivados, primero investiga y aprende más sobre cómo funcionan. Además, es una buena idea hablar con un experto en finanzas antes de hacer inversiones complicadas. Con la ayuda y el conocimiento correcto, los derivados pueden ser herramientas útiles para cuidar y aumentar tus ingresos.

New Call-to-action

__________________________________________________

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Queremos explicarte el caso de Luis Pita...

Mi nombre es Luis y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2038.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

Ver todo

Quizá te puede interesar…