El blog de Pepe Promedio

Crea tu Excel para gastos personales

¿Te has planteado alguna vez usar Excel para gastos personales? La herramienta de hojas de cálculo de Microsoft es una de las más utilizadas a nivel mundial, y resulta ser la opción perfecta para que lleves un control de cuánto dinero ingresas cada mes y cómo lo estás gastando.

En cuanto lo tengas relleno podrás ver de un solo vistazo qué tipos de gastos tienes y podrás tomar decisiones sobre cuáles mantener, cuáles reducir y cuáles eliminar del todo para maximizar el ahorro.

New Call-to-action

No hay que ser un experto para usar Excel para gastos personales

Esta herramienta ofimática de la que estamos hablando tiene múltiples funcionalidades. Esto es lo que ha facilitado que durante décadas haya sido una de las más empleadas en el mundo empresarial.

Pepe Promedio la usaba habitualmente en su trabajo y un día decidió usar las hojas de cálculo para gestionar sus gastos personales. Desde entonces sabe exactamente en qué gasta su dinero y ha podido tomar decisiones estratégicas que le han permitido llegar a fin de mes con más dinero en su cuenta corriente.

Si tú también quieres conseguirlo, no le tengas “miedo” a Excel. Es cierto que es una herramienta con muchas funciones diferentes, desde las más sencillas a las más complejas. Pero para lo que tú quieres hacer, no tienes que ser ningún experto. Con solo organizar bien la información en las diferentes columnas y casillas ya lo tienes todo listo.

Crear un Excel para control de gastos

Como lo que buscamos es un sistema sencillo, no nos vamos a complicar la vida con demasiadas casillas. Vamos a tener solo una pestaña en la que vamos a recoger los ingresos y los gastos.

Ingresos

En la columna de ingresos vamos a recoger:

  • Ingresos de la persona A.
  • Ingresos de la persona B.
  • Ingresos de la persona C (y así por cada persona que ingrese dinero en casa).
  • Otros ingresos: procedentes de alquileres, infoproductos que generen ingresos pasivos, etc.
  • Total de ingresos.

Con estos pocos datos ya sabemos cuál es la cifra exacta que tenemos disponible cada mes.

Gastos

En la columna de gastos podemos organizar las filas usando el siguiente esquema:

  • Vivienda (importe del alquiler o la hipoteca).
  • Luz.
  • Agua.
  • Gas.
  • Internet.
  • Servicios streaming.
  • Supermercado.
  • Impuestos (prorrateados).
  • Seguros (prorrateados si no los pagamos mensualmente).
  • Coche (reparaciones, combustible, etc.)
  • Transporte público.
  • Gastos médicos (medicinas, dentista, fisioterapeuta…)
  • Ropa.
  • Formación.
  • Restaurantes.
  • Ocio.
  • Otros gastos.
  • Total gastos.

Cuando tengas todos los datos consignados solo tienes que restar la casilla de total de gastos a la de total de ingresos y sabrás cuánto dinero tienes disponible para el ahorro. A partir de ahí puedes empezar a hacer ajustes para realizar un uso más inteligente de tu dinero.

Lo bueno de usar Excel para gastos personales es que puedes convertir fácilmente los datos en una gráfica. Así puedes ver qué porcentaje representa cada gasto dentro del gasto mensual total.

Si tienes la sensación de que se te “escapa” el dinero, con esta herramienta por fin vas a poder ver dónde están yendo tus ingresos. Tal vez estás gastando en el café diario más de lo que pensabas, o te estás excediendo cuando se trata de comer o cenar fuera.

Una buena forma de tomar decisiones es que subdividas los gastos en necesarios y gastos innecesarios. De esta forma, puedes ver más rápidamente cuánto dinero estás gastando en productos y servicios que realmente no necesitas.

No se trata de que te prives de todo lo que te gusta pero, si utilizas Excel para gastos personales, podrás tomar mejores decisiones de ahorro. Si ves que necesitas todavía más ayuda para organizar tus finanzas, prueba a ponerte en manos de especialistas.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.