El blog de Pepe Promedio

¿Qué es la jubilación activa?

Lo primero que se te viene a la cabeza al pensar en actividad laboral y jubilación, es que son dos conceptos incompatibles. Sin embargo, hay ciertos tipos de jubilación que se pueden compaginar con la actividad laboral. 

La jubilación activa es uno de estos tipos y representa una opción en aquellos casos en los que se duda entre si jubilarse o seguir trabajando. Es una opción especialmente interesante para autónomos, ya que podrán seguir cobrando y facturando mientras perciben su prestación por jubilación.

En este artículo podrás ver con más detalle en que consiste la jubilación activa y podrás informarte sobre todas sus características, requisitos y pasos para solicitarla, así como el cálculo de su cuantía. Además, podrás saber más sobre el caso de los autónomos que toman esta decisión.

New Call-to-action

¿Como podríamos definir la jubilación activa?

La jubilación activa es una opción que hace que un pensionista pueda compaginar su pensión con algún tipo de actividad laboral. Este podrá obtener la mitad de lo que le correspondería, de forma que las cotizaciones durante ese periodo se tengan en cuenta a la hora de la obtención de la jubilación total.

Diferencia entre jubilación activa y jubilación flexible

Aunque ambos conceptos en un principio pueden parecer iguales, no lo son.

Como ya has podido ver, la jubilación activa se da cuando una persona decide continuar con su actividad laboral aún habiendo alcanzado la edad de jubilación, compaginando esta actividad con un porcentaje de la pensión.
En cambio, la jubilación flexible se da posteriormente. Cuando un jubilado ya está cobrando su pensión al completo, es decir, ya abandonó su actividad laboral, y la reinicia. En este caso sólo podrá retomar su actividad laboral si la jornada es parcial.

Los requisitos para acceder a este tipo de jubilación

A la hora de acceder a la jubilación activa, no solo el pensionista tiene que cumplir ciertas pautas, también la empresa debe cumplir unos requisitos para que sea posible.

  • Para el pensionista: 

Básicamente tiene que cumplir dos condiciones:

  1. Cumplir con la edad de jubilación: si has optado por la jubilación anticipada, no podrás acceder a la jubilación activa. Esta edad actualmente es a los 65 años, pero está aumentado progresivamente hasta 2027, cuando alcanzará los 67 años.
  2. Tener cotizados los años suficientes para poder acceder al total de la pensión: actualmente el tiempo necesario para optar al 100% de la pensión son 35,5 años. Este al igual que la edad de jubilación está aumentando progresivamente, hasta que alcance los 37 años cotizados en 2027.
  • Para la empresa: 

Las empresas obtienen un beneficio de este tipo de jubilación, ya que cotizarán menos por un pensionista que por otros trabajadores que realice el mismo trabajo con el mismo sueldo. Es por ello que también deben cumplir con ciertos requisitos para poder realizar un contrato de este tipo:

  1. No haber optado por decisiones extintivas de contratos que no procedan, en los 6 meses antes de producirse la jubilación activa. En este caso solo se tienen en cuenta dichas extinciones con trabajadores del mismo grupo profesional. Si los contratos que han terminado son de trabajadores pertenecientes a diferentes grupos, la empresa si que podrá realizar el contrato de jubilación activa.

¿Cómo calcular la cuantía de la jubilación activa?

Es importante realizar el cálculo de lo que te corresponderá si optas por la jubilación activa para ver si efectivamente te compensa.

Lo primero es informarte de cual sería la cantidad de tu pensión ordinaria y dividirlo por la mitad. Esa cantidad será la que corresponda a tu mensualidad en la jubilación activa. Para ello debes tener en cuenta las bases de cotización.

¿Cómo solicitar la jubilación activa?

Para solicitar este tipo de jubilación debes completar el impreso que te proporciona la Seguridad Social, en el que tendrás que aportar datos fiscales, personales y de cotización. Dicho impreso tiene que ser el modelo de conformidad de la empresa. Así podrás solicitar tu pensión de jubilación activa. El resto del proceso es el mismo que seguirías para solicitar la jubilación clásica.

Jubilación activa para autónomos

Gracias a la nueva reforma de la ley, un autónomo tendrá la oportunidad de acceder al 100% de su pensión mientras sigue trabajando. Esto será posible solo si tiene contratado al menos a un empleado por cuenta ajena. Si trabajas sólo, cobrarás la mitad de tu pensión, del mismo modo que el resto de jubilados activos.Además, en caso de que el autónomo administre una sociedad, no podrá beneficiarse de la jubilación activa.

Compaginar trabajo y jubilación es posible

Como has podido observar a lo largo del artículo, la jubilación activa es una opción muy interesante para las personas que quieren compaginar su trabajo con la jubilación. 

Especialmente si eres autónomo, puede ser una alternativa muy rentable, ya que podrás mantener tu actividad laboral y continuar facturando una vez cumplida la edad de jubilación, manteniendo hasta el 100% de tu pensión en el caso de tener a una persona contratada. 

Si eres empleado de una empresa, el importe se reduce a la mitad, pero puedes continuar ejerciendo tu profesión, y en el momento de acceder a la jubilación, disponer del 100% de tu pensión. 

Si tienes dudas acerca de si acceder a la jubilación total o activa, lo más recomendable es que acudas a profesionales expertos en finanzas que puedan aconsejarte acerca de cuál es la mejor opción para ti. Además, te ayudarán a plantear un plan financiero que te garantice una economía saludable.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.