El blog de Pepe Promedio

¿Me puedo jubilar a los 55 años?

Trabajar le aporta muchas cosas buenas a nuestra vida, pero eso no es obstáculo para que muchas personas tengan ya la vista puesta en la añorada jubilación. Si crees que ya has dado todo lo que tenías que dar en el mercado laboral, o estás desempleado y te cuesta encontrar trabajo, es posible que te preguntes “¿me puedo jubilar a los 55 años?”

Hoy vamos a tratar de dar respuesta a esta pregunta y vamos a ver qué alternativas tienes si te quieres retirar temprano del mercado laboral.

New Call-to-action

¿Es posible, me puedo jubilar a los 55 años?

En líneas generales, no. Para poder acceder a la jubilación debes cumplir los requisitos de tiempo cotizado y edad previstos legalmente. 

En la actualidad la edad legal de jubilación está fijada en los 66 años y sigue subiendo. Lo hará hasta llegar a los 67 en 2027. No obstante, debido a la inversión de la pirámide de población en España, no es descartable que de cara al futuro la cifra aumente todavía más.

Es posible jubilarse antes de tiempo si se cumplen los requisitos de cotización. Esto es lo que se conoce como jubilación anticipada. Opción que está disponible únicamente para aquellos que tengan, como mínimo, dos años menos de la edad legal de jubilación. Es decir, que en 2021 no te puedes jubilar anticipadamente si tienes menos de 64 años.

La jubilación antes de tiempo está penalizada

Por muchos años que lleves cotizados, retirarte del mercado laboral antes de tiempo va a tener efectos sobre la pensión que vas a cobrar. De hecho, se está planteando la posibilidad de penalizar cada vez más las jubilaciones anticipadas y, por el contrario, “premiar” a aquellos que decidan trabajar más allá de la edad legal de jubilación.

Por tanto, aunque fuera posible jubilarse con 55 años, la cantidad de dinero que perderías sería tan importante que no te compensaría.

Jubilación anticipada por tener discapacidad

En el caso de personas que tengan algún tipo de discapacidad sí está permitida su jubilación antes de llegar a la edad legalmente establecida. Se dan aquí dos supuestos:

  • Discapacidad reconocida de entre un 45% y un 64%: es posible la jubilación a partir de los 56 años. Siempre y cuando la causa de la discapacidad sea alguna de las enfermedades o patologías previstas en el Real Decreto 1851/2009. Por ejemplo, Síndrome de Down, Enfermedad de Wilson, trastornos del espectro autista, ELA o parálisis cerebral.
  • Discapacidad reconocida de un 65% o más: es posible la jubilación a partir de los 52 años.

¿Qué puedo hacer si no me puedo jubilar a los 55 años pero estoy desempleado?

El hermano mayor de Pepe Promedio perdió su trabajo hace tres años. Ahora, con 53 años, no consigue que le contraten en ningún sitio y se está planteando jubilarse. Pero Pepe le ha explicado que no puede. Sin embargo, esto no quiere decir que se quede sin recursos económicos.

En España existe el conocido como subsidio para mayores de 52 años (antes se reconocía solo a los mayores de 55). Aquellas personas que tengan 52 o más años, estén desempleadas y ya hayan agotado todas las prestaciones y subsidios posibles, pueden acceder a esta ayuda económica si no tienen ingresos que superen en un 75% el SMI.

Este subsidio cotiza y se puede cobrar hasta que la persona cumpla todos los requisitos para poder jubilarse. En ese momento dejará de percibirlo y pasará a estar jubilada.

Si tu idea es limitar tus ingresos a una pensión pública de jubilación, acabas de comprobar que, salvo en ciertos casos de discapacidad, no es posible jubilarse a una edad temprana. Si de verdad te planteas, “¿me puedo jubilar a los 55 años?” Es hora de que empieces a poner en orden tus finanzas y consigas un colchón de ahorro lo suficientemente resistente como para poder permitirte el lujo de retirarte del mercado laboral antes de tiempo, sin preocuparte por cobrar una pensión pública. Una buena planificación y la ayuda de expertos te pueden ayudar a lograr este objetivo.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.