El blog de Pepe Promedio

¿Pedir una segunda hipoteca o ampliar la que ya tienes? ¿Cuál es la mejor opción?

Pedir una segunda hipoteca o ampliar la que ya estás pagando son dos maneras de financiar diferentes proyectos de vida o situaciones financieras complejas. En ocasiones, utilizamos estos dos términos como sinónimos, pero realmente son opciones totalmente distintas y que tienen objetivos diferentes. 

New Call-to-action

A continuación, te vamos a contar cuáles son las diferencias entre pedir una ampliación de la primera hipoteca o pedir una segunda, para que así puedas elegir la mejor decisión financiera para tu bolsillo.

¿Cuándo debemos pedir una segunda hipoteca?

Pedir una segunda hipoteca puede parecer extraño o arriesgado, pero es algo habitual para quien se lo puede permitir. Cuando hablamos de segunda hipoteca es porque actualmente ya te encuentras pagando una primera, destinada principalmente a una vivienda considerada como primera residencia.

Por lo tanto, una segunda hipoteca es un nuevo préstamo que no tiene relación alguna con tu primera hipoteca y que tiene una nuevas condiciones en cuanto a intereses, plazos o cantidad. Este préstamo es utilizado para comprar una segunda vivienda, normalmente se tratan de casitas en la playa o rurales, que se utilizan durante las vacaciones o los fines de semana con tal de huir un poco del estrés de la ciudad.

Si tu salud financiera es buena, no es para nada una mala idea pedir una segunda hipoteca para comprar una segunda casa. Eso sí, debes saber que las exigencias para que te la concedan son mucho mayores. Seguramente tan solo podrás financiar entre el 60 y el 75 % del coste total, tendrás unos plazos más cortos y unos intereses mayores. 

En definitiva, se trata no solo de una inversión para tu uso y disfrute actual, sino que también una posible manera de sacar rentabilidad a tus ahorros en un futuro próximo. 

Ampliación de primera hipoteca ¿Cuándo se puede pedir?

Si tienes problemas financieros, quieres realizar una reforma en tu vivienda o necesitas dinero para abrir un negocio, entonces ampliar una hipoteca puede ser una buena opción. Para hacerlo, deberemos tener obviamente un préstamo con el banco que corresponda con la compra de tu vivienda principal, donde habitualmente resides.

Para ampliar la hipoteca deberás contarle al banco el objetivo de esta decisión. Este estudiará tus posibilidades y te informará si es posible o no. El dinero que obtendrás se añadirá al préstamo que ya tienes pendiente bajo las mismas condiciones. Sin embargo, no pagarás una cuota más alta, sino que tendrás dos cuotas, la habitual y la de la ampliación de la hipoteca. 

Esta operación financiera recibe el nombre de novación y es una buena opción para aquellos que quieren sanear su economía. Es también posible ampliar los plazos de nuestra hipoteca con el objetivo de pagar menos cada mes y así poder ir más desahogado. 

En algunas ocasiones, también se puede pedir una ampliación de hipoteca para comprar una segunda vivienda. Esto suele ocurrir por dos razones: o dispones de unos buenos ahorros pero te faltan un poco más para comprar esta segunda vivienda, o no nos conceden una segunda hipoteca y debemos acudir a la ampliación de la primera.

¿Pedir una segunda hipoteca o ampliar el préstamo de la primera?

Para tomar la decisión correcta deberás analizar muy bien tu situación económica y estudiar la opción más favorable según tus objetivos. Cada caso es un mundo, así que ambas opciones pueden ser válidas para ti. Nuestro consejo es que estudies a fondo las diferentes vías existentes y elijas la que mejor se adapte a tus necesidades. Si aún así no eres capaz de salir de dudas, entonces puedes consultar a uno de nuestros expertos cuál es la mejor opción para ti. 

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.