El blog de Pepe Promedio

¿Cómo funcionan los planes individuales de ahorro sistemático?

En la preparación del futuro a nivel personal son muy habituales diversos sistemas para asegurar una jubilación lo más tranquila posible. Un producto financiero muy conocido para este fin son los planes de pensiones privados, pero quizás no sabes que también existen los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS). Si no conoces este producto, sigue leyendo, porque te contamos qué son los planes individuales de ahorro sistemático y cuál es su funcionamiento.

New Call-to-action

¿Qué son los planes individuales de ahorro sistemático?

Los planes individuales de ahorro sistemático, también llamados PIAS, son un seguro de vida que permite a la persona que toma el seguro crear un ahorro a largo plazo. Es decir, al tratarse de un seguro de vida, si la persona titular del PIAS fallece, la persona beneficiaria del seguro tiene un capital asegurado. 

Además, la persona titular del plan individual de ahorro sistemático puede realizar aportaciones siempre que quiera, con una limitación en las cantidades. Llegado el momento, la persona titular del plan tendrá una renta vitalicia, que podrá empezar a cobrar a los 10 años de haber realizado la primera aportación. 

Características de los PIAS

  • Es un producto muy flexible. No es necesaria una gran aportación inicial, por lo que es un producto pensado para todas aquellas personas que no cuentan con un gran capital.
  • Es muy fácil de usar. Solo hay que indicar el dinero que se desea ingresar de manera mensual y la aseguradora se encargará de retirar el importe y transferirlo al plan.
  • Es posible elegir el nivel de riesgo, y, en función de lo elegido, el PIAS invertirá en lo que más se ajuste a ello. 
  • Existe un límite de dinero a invertir. El máximo permitido son 8.000€ al año, y la cantidad total del PIAS no puede sobrepasar los 240.000€.
  • Además de actuar como un plan de pensiones, es un seguro de vida que ofrece un capital asegurado a la persona titular del plan.
  • La liquidez de estos planes es una de sus ventajas, pues es posible recuperar el dinero invertido en cualquier momento. No es necesario esperar, como puede ocurrir en un plan de pensiones. Eso sí, hay aseguradoras que marcan un tiempo mínimo para poder acceder al dinero ahorrado
  • Aunque haya buena liquidez, hay que tener en cuenta que el PIAS está pensado para disfrutarlo en un mínimo de 5 años desde la primera aportación. De esta manera, las ventajas fiscales son mucho mayores.

Fiscalidad de los PIAS

Una de las grandes ventajas de este tipo de productos, es su fiscalidad. En este sentido, existen dos opciones

  • Retirar el PIAS transcurrido el tiempo mínimo indicado por la aseguradora, pero antes de los 5 años mínimos que se exigen. Esto tendrá un impacto fiscal, pues tributará como rendimientos del capital mobiliario. Esto también ocurrirá si se saca el dinero sin elegir una renta vitalicia.
  • Retirar el PIAS como renta vitalicia. En este caso solo se paga un pequeño porcentaje, que dependerá de la edad de la persona que va a beneficiarse de la renta: 
    • Menores de 40 años: 40%
    • 40-49 años: 35%
    • 50-59 años: 28%
    • 60-65 años: 24%
    • 66-69 años: 20%
    • Mayores de 70 años: 8%

Los planes individuales de ahorro sistemático son un producto financiero que ofrecen las aseguradoras, similar a un plan de pensiones, aunque con otras características que pueden beneficiar a la persona titular. Son una buena opción si quieres compaginar tu pensión de jubilación con otro tipo de plan. Además, también son un seguro de vida. Recuerda que en Grupo Barymont ponemos a tu disposición un servicio de asesoramiento gratuito que puede ayudarte a despejar dudas sobre la fiscalidad de los PIAS o sobre otros aspectos relacionados con tus finanzas.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.