El blog de Pepe Promedio

¿Qué es el IVA y qué tipos existen? ¡Sal de dudas!

Uno de los impuestos más conocidos por todos los contribuyentes es el Impuesto sobre el Valor Añadido o IVA, porque afecta a la inmensa mayoría de las compraventas de productos y servicios que realizamos a diario. Lo pagamos cuando compramos el pan, cuando contratamos los servicios de un fontanero, y en prácticamente todas las transacciones económicas que hacemos. Si eres emprendedor, también tienes que aplicarlo en las facturas que emites a tus clientes. Un dato importante que hay que conocer es que no todos los productos o servicios están gravados igual: existen diferentes tipos de IVA en España.

 

New Call-to-action

¿Qué tipo de impuesto es el IVA, directo o indirecto?

IVA son las siglas de Impuesto sobre el Valor Añadido. Es un impuesto indirecto (no se paga directamente a Hacienda) que se aplica al adquirir ciertos bienes o servicios.

Por lo tanto, el IVA en España es un impuesto que recae principalmente sobre los consumidores finales. Está íntimamente ligado al consumo y las relaciones comerciales que existen en una economía.

Si te fijas en las facturas de los productos o servicios que adquieres, la gran mayoría refleja un determinado porcentaje de IVA que incrementa el precio total a pagar. Revisando todas sus facturas mensuales, Pepe Promedio se ha convertido en un auténtico experto en lo que respecta al IVA y sabe cuáles son los productos o servicios por los que pagará menos impuestos de este tipo.

¿Cuál es el funcionamiento del IVA en España?

Como ya hemos apuntado, el IVA es un impuesto que se recauda de forma indirecta. Los profesionales y las empresas son los que se encargan de hacer la recaudación y entregarla luego en Hacienda

Así, a diferencia de otros tributos, en el IVA intervienen dos sujetos distintos:

  1. Contribuyentes: son los que soportan el pago del impuesto al adquirir bienes o servicios. Los consumidores.
  2. Sujetos pasivos: son los que recaudan el impuesto y lo ingresan a la entidad recaudadora. Es decir, los empresarios y autónomos que se dedican profesionalmente a las actividades que están gravadas con IVA.

¿Cómo declarar el IVA? ¿Cuál es el IVA soportado y el repercutido?

  • IVA soportado: es el que paga una empresa o un profesional cuando adquiere un producto o servicio. Al tratarse de bienes o servicios necesarios para su actividad, es posible su deducción al presentar la autoliquidación trimestral del IVA.
  • IVA repercutido: es el que empresas y profesionales cobran a sus clientes por los productos o servicios prestados. 

El IVA que deben ingresar empresas y profesionales en Hacienda cada trimestre es el resultado de restar las cantidades de IVA soportado en las facturas que han recibido de sus proveedores, al IVA repercutido en las facturas emitidas a sus clientes.

Tipos de IVA en España

Actualmente en España existen tres tipos de IVA:

  • IVA general: 21%, que se aplica a todas las actividades sujetas al IVA, a no ser que se les aplique alguno de los otros dos tipos.
  • IVA reducido: 10%, aplicado a: 
    • Los alimentos para la nutrición humana o animal, excluyendo las bebidas alcohólicas y las bebidas azucaradas y edulcoradas que tienen un gravamen del 21%.
    • Productos y servicios destinados a las actividades agrícolas, forestales o ganaderas.
    • El agua.
    • Aparatos o complementos empleados para suplir deficiencias físicas —como las gafas o lentillas—.
    • Los productos sanitarios, así como la asistencia sanitaria.
    • El servicio de transporte de viajeros.
    • Los hoteles, campings, balnearios, restaurantes
    • Los servicios de limpieza de las vías públicas.
    • Las obras de renovación o reparación que se realicen en viviendas.
    • Los alquileres de vivienda con opción a compra.
  • IVA superreducido: 4%, aplicado a los siguientes productos y servicios:
    • Alimentos básicos como el pan, los huevos, la leche, frutas, verduras, legumbres, tubérculos y cereales.
    • Libros, periódicos y revistas que no solo contengan publicidad.
    • Los medicamentos.
    • Vehículos destinados a personas con movilidad reducida.
    • Las prótesis  e implantes para personas minusválidas.
    • Viviendas de protección oficial y su alquiler con opción a compra.
    • Servicios de teleasistencia y ayuda a domicilio, centros de día y atención residencial.
    • Las mascarillas.

¿Qué productos tienen un 21% de IVA?

El tipo general es el que se aplica a prácticamente todos los productos o servicios que consumimos, salvo las excepciones que hemos señalado en las que se aplica el tipo reducido o el superreducido.

Hay que pagar un IVA del 21% por productos tales como el gas, los servicios de telefonía, el tabaco, la ropa y el calzado, los coches, etc.

¿Qué actividades están exentas de IVA?

Hay un número de actividades económicas a las que no se graba IVA. Estas actividades pertenecen a:

  • Asistencia sanitaria.
  • Actividades educativas.
  • Asistencia social.
  • Actividades culturales.
  • Práctica del deporte.
  • Operaciones financieras y de seguros.
  • Exenciones inmobiliarias.

Conviene consultar la página de la Agencia Tributaria para conocer el listado exhaustivo y las posibles actualizaciones del mismo. Además, en el caso de que seas un empresario o trabajador por cuenta propia debes conocer a qué actividades no añadirás el IVA en tus facturas.

Variaciones en el IVA

Los tipos de gravamen aplicables en concepto de IVA han ido cambiando con el tiempo, adaptándose a las demandas sociales y las necesidades de la economía. Por ejemplo, a mediados de 2018 se produjo una importante bajada del conocido coloquialmente como IVA cultural.

Este se relaciona con todas aquellas actividades que tienen que ver con el ocio y la cultura. Concretamente, en 2018 el Gobierno decidió modificar el IVA de las entradas a cines, teatros, eventos deportivos, parques de atracciones y conciertos de música. Desde entonces, el consumidor, en lugar de afrontar un 21% de IVA, para estos servicios paga el 10%.

Cambios en el IVA de la luz

Uno de los últimos cambios en el IVA en España se ha producido en la luz. Hasta el 25 de junio de 2021 el impuesto aplicable en la factura eléctrica pasó de  21% al 10% para los consumidores que tengan contratada una potencia que no exceda de los 10 kilovatios. Siempre y cuando el precio medio mensual del mercado mayorista de electricidad tenga un precio por encima de los 45€ por megavatio por hora. Hasta el 31 de diciembre de 2022 el IVA de la luz pasa a ser del 5%.

Tratándose de consumidores con bono social, estos pagarán en todo caso un IVA del 10% con independencia del precio que tenga la electricidad en el mercado.

Se trata de una medida provisional que estará en vigor hasta el 31 de diciembre de 2022, momento en que se estudiará una posible ampliación o una vuelta al IVA del 21%.

Como ves, el IVA tiene un impacto directo en el consumo medio mensual de las familias. Por eso, conviene estar al tanto del tipo de gravamen aplicable en cada caso y de sus posibles variaciones a la hora de planificar el presupuesto familiar.

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de IVA en España te resultará más sencillo saber cuánto estás pagando exactamente de impuestos por cada producto o servicio que adquieres. ¿Quieres saber más sobre este tipo de temas para gestionar mejor tus recursos económicos? Déjate asesorar por expertos

New Call-to-action

__________________________________________________

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Queremos explicarte el caso de Luis Pita...

Mi nombre es Luis y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2038.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

Ver todo

Quizá te puede interesar…