El blog de Pepe Promedio

¿Qué es el tercio de libre disposición?

Crear un patrimonio es algo que exige tiempo y dedicación, pero si lo haces bien, disfrutarás de una libertad financiera que te permitirá vivir más tranquilo. De hecho, es posible que llegues a hacer crecer tanto tu patrimonio que tengas más recursos de los que necesitarás a lo largo de tu vida, por lo que tendrás que pensar bien en cómo repartirás tu herencia, y es entonces cuando deberás tener claros conceptos como el de tercio de libre disposición.

New Call-to-action

Partes en las que se divide una herencia

Pepe Promedio tiene claro que no quiere que haya problemas entre sus herederos el día que él fallezca y, para que esto no ocurra, ya ha repartido sus bienes a través de un testamento. Esto les ahorrará dinero, tiempo y preocupaciones a sus familiares.

A la hora de repartir el patrimonio mediante un testamento, debes saber que no puedes hacerlo de forma totalmente libre, porque toda herencia se divide en tres partes:

  • La legítima: el primero de los tercios se lo tienes que dejar necesariamente a tus herederos legítimos (descendientes o, en su defecto, ascendientes). Si no tienes sucesores legítimos, puedes disponer de este tercio como mejor te parezca.
  • Mejora: es la parte que puedes aprovechar para mejorar la situación de uno o varios de tus herederos. Por ejemplo, puedes dejarle una mayor cantidad de bienes al hijo con el que mantengas una relación más estrecha. Si no repartes el tercio de mejora, este se reparte a partes iguales entre los herederos legítimos.
  • Libre disposición: es la parte de la herencia de la que puedes disponer con absoluta libertad. Vamos a verlo con más detalle.

El tercio de libre disposición

Con la parte de tu herencia que integra el tercio de libre disposición puedes hacer lo que te venga en gana. Puedes dejársela en todo o en parte a alguno de los herederos legítimos, pero también puedes dejársela a un tercero que nada tenga que ver con tu familia, incluso a una entidad sin ánimo de lucro.

Por ejemplo, podrías dejar este tercio de tu herencia a una fundación de investigación de enfermedades raras, de apoyo a las personas con cáncer, o a un refugio de animales. Pero también a un amigo o a un familiar lejano.

Incluso es posible su reparto. Podrías dejar una parte de este tercio de tu herencia a tus herederos legítimos, y la otra a una persona o entidad ajena a la familia.

Esto solo es posible con testamento

En cualquier caso, repartir los bienes que quedarán a tu fallecimiento de la forma que tú quieres, solo es posible si otorgas testamento

No es necesario que esperes a ser mayor o a estar enfermo para dejar solucionados estos temas. En nuestro ordenamiento jurídico se puede testar a partir de los 14 años, y esto nos demuestra que es un acto que es mejor no dejar para el último momento.

No te preocupes si haces testamento ahora y con el paso del tiempo cambias de opinión, puedes cambiar el documento las veces que necesites. Cuando fallezcas, el único documento que se tendrá en cuenta a efectos de repartir la herencia será el último.

Decidir qué hacer con tus bienes, y a quién le vas a dejar el tercio de libre disposición, es importante, pero para que esto tenga sentido primero debes tener un patrimonio para repartir. Si quieres alcanzar el objetivo de tener recursos suficientes para vivir con tranquilidad, e incluso dejar algo a tus seres queridos, es hora de poner en orden tus finanzas con ayuda de especialistas.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.