El blog de Pepe Promedio

Ratios de cobertura: imprescindibles en el mundo empresarial

Si eres emprendedor, o estás pensando en montar tu propio negocio, hay una serie de conceptos que debes manejar. En esta ocasión vamos a destacar el de ratios de cobertura. Un indicador financiero que te permitirá saber más sobre la “salud” de tu empresa en lo que se refiere a la liquidez.

New Call-to-action

¿Qué son los ratios de cobertura?

Para saber cómo se encuentra nuestro negocio a nivel económico podemos calcular diferentes ratios como el ratio de tesorería o el ratio de endeudamiento

Técnicamente, un ratio es la relación cuantitativa que existe entre dos fenómenos. En el caso del ratio de cobertura, lo que nos indica es la capacidad que tiene una empresa para hacer frente a las deudas que vencen a corto plazo (en un período inferior a un año). Se trata, por tanto, de un ratio de liquidez.

Nos permite saber hasta qué punto el activo circulante es suficiente para hacer frente al pasivo circulante. Lo bueno del ratio es que podemos compararlo con el de épocas anteriores de nuestro negocio o incluso con los resultados de la competencia.

Cálculo del ratio de cobertura

Para poder hacer el cálculo debemos tener claros los conceptos de activo circulante y pasivo circulante.

Activo circulante

Está formado por todos los elementos de la empresa que pueden convertirse en dinero a corto plazo.

  • Unidades producidas.
  • Deudas a favor.
  • Saldos de cuentas bancarias.

Pasivo circulante

Deudas y obligaciones a las que hay que hacer frente en un período que no exceda de un año.

Fórmula

Hay diversos ratios de cobertura, pero la fórmula básica es “activo circulante / pasivo circulante”. Esto nos va a dar un resultado que estará entre < 1 y 1,5.

  • 1.5: es el punto óptimo. La empresa tiene suficiente liquidez para pagar sus deudas a corto plazo. No obstante, hay que revisar bien las cifras, porque quizá estemos perdiendo rentabilidad por tener demasiados activos infrautilizados.
  • 1 1,5: indica que hay un nivel aceptable de cobertura de las deudas a corto plazo. No hay que confiarse, porque el margen de seguridad es escaso.
  • < 1: hay muy poca liquidez y el negocio puede verse en problemas para pagar las deudas que vencen en poco tiempo.

Tipos de ratios de cobertura

Ratio de cobertura del activo no corriente

Mide la capacidad que tiene la empresa para cubrir las deudas a corto plazo con sus propios recursos.

Ratio de financiación del activo inmovilizado

Determina la capacidad de hacer frente al pasivo circulante con el capital permanente de los activos inmovilizados.

Cobertura de gastos financieros

Refleja la posibilidad que tiene el negocio de disminuir las utilidades sin que esto afecte a los gastos.

Ratio de cobertura del servicio de deuda

Determina la disponibilidad de una pyme para hacer frente al pago de los intereses y la devolución del capital de un préstamo.

Ratio de cobertura de gastos fijos

Mida la capacidad para cubrir los gastos fijos con la utilidad que se ha generado durante el ejercicio económico.

El cálculo de los ratios no es complicado y, a cambio, aporta información muy útil. Pepe Promedio ha podido mejorar su negocio realizando este tipo de cálculos, porque le han permitido hacerse una idea más exacta de cuál era la situación real en términos económicos.

Calcular los ratios de cobertura te resultará de gran ayuda para saber cómo se encuentra tu negocio a nivel financiero. Si quieres ir un poco más allá, ponte en manos de especialistas que te enseñen todo lo que necesitas saber sobre la gestión de tus finanzas personales y profesionales.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.