El blog de Pepe Promedio

Tasa de crecimiento: qué es y qué tipos existen

La tasa de crecimiento es un concepto financiero fundamental para comprender el mundo de los negocios, ya que funciona como un indicador que mide la variación entre variables económicas para determinar el desempeño y productividad. En este post te contamos más sobre la tasa de crecimiento

New Call-to-action

¿Qué es la tasa de crecimiento?

La tasa de crecimiento, también llamada tasa de variación, es la alteración positiva de una variable, comparada en dos periodos distintos. En este caso, el enfoque es positivo, pues si fuera negativo hablaríamos de tasa de decrecimiento.

Por ejemplo, para medir el Producto Interno Bruto (PIB) de un país se utiliza la tasa de crecimiento, para así determinar el aumento de esta variable económica.

La tasa de crecimiento se puede interpretar de distintas maneras, como la tasa de crecimiento mensual o el anual acumulado.

Tipos de tasa de crecimiento

Las principales tasas de crecimiento son la tasa de crecimiento del periodo y la tasa de variación acumulada. 

  • Tasa de crecimiento del periodo. Se refiere a la proporción del cambio que ha tenido una variable entre un determinado tiempo. La temporalidad dependerá de cada aplicación. Puede ser, por ejemplo, del mes, de los últimos 120 días, del último año, etc.
  • Tasa de variación acumulada. Es la cifra que refleja la variación promedio acumulada por cada subetapa entre dos periodos. 

La diferencia entre la tasa de variación acumulada y la tasa de crecimiento del período es que la de crecimiento del periodo refleja el porcentaje total, mientras que la de variación acumulada refleja la variación de cada subetapa en 2 periodos distintos.

Las variables que deben tenerse en cuenta para calcular la tasa de variación acumulada son:

  • TVA. Tasa de variación acumulada (resultado esperado).
  • Periodo N. Última cifra del periodo que se desea comparar.
  • Periodo base. Cifra de referencia o de apoyo.

¿Qué tipo de tasa de crecimiento es la adecuada?

La tasa de crecimiento adecuada dependerá del análisis que se desea hacer y de las variables que se tengan. 

Por ejemplo, habitualmente la tasa de crecimiento del periodo se aplica cuando los periodos de tiempo que se van a comparar son menores a un año. Esto es así porque en esa temporalidad el interés compuesto no altera o modifica las variables que intervienen.

Para comprender mejor de qué manera puede intervenir el interés compuesto en tus ahorros o en la economía de tu negocio, puedes mirar el siguiente video, que comparten Pepe Promedio y su familia

En cambio, la tasa de variación acumulada se utiliza mayormente para medir el cambio que se produce entre variables en un tiempo más largo, es decir, mayor a un año.

Como ves, es necesario que las cifras de las distintas variables económicas se puedan comparar y medir a través de la tasa de crecimiento, que sirve como indicador para determinar el rendimiento o cómo de productiva es una entidad. No olvides que podemos ofrecerte un asesoramiento gratuito que te ayudará en todo lo que necesites para gestionar tus ahorros y finanzas.  

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.