El blog de Pepe Promedio

Trucos para ahorrar en la lista de la compra

Los bienes de consumo diario se llevan una gran parte de nuestros ingresos mensuales, y es que son tan necesarios que cuesta encontrar una forma de ahorrar en ellos. Sin embargo, si usamos algunos de los viejos trucos que usaban nuestras abuelas conseguimos una lista de la compra perfecta que nos permitirá cubrir nuestras necesidades y no gastar más de lo necesario. ¡Vamos a verlos!

New Call-to-action

Pasa de la lista de la compra kilométrica a una mucho más pequeña

La falta de tiempo hace que muchas veces vayamos al súper solo una vez cada 15 días o incluso una vez al mes. El resultado es que cargamos el carro con todo lo que encontramos en nuestro camino.

Sin embargo, nuestras abuelas iban a la compra casi a diario, y esta es una muy buena idea para nuestra economía. En lugar de hacer una lista de la compra con productos para todo el mes, haz una más pequeña con lo que necesitas para los próximos dos o tres días.

Así no solo ahorras, sino que además te evitas acabar tirando productos que se ponen malos porque ni te acordabas de que los tenías en la nevera.

Aprovecha al máximo los recursos

Si le sacas todo el partido posible a los ingredientes que tienes en casa tu lista de la compra será todavía más reducida. 

Tirar comida es un auténtico desperdicio, así que retomando las viejas costumbres de las abuelas prueba a sacarle el máximo partido posible a lo que tienes. ¿Hay sobras del cocido? Haz croquetas y congélalas. ¿Han sobrado lentejas? Ponlas en un tupper, congélalas y ya tienes comida para otro día. ¿Tienes arroz blanco cocido de sobra? Haz una ensalada con él.

Con un poco de imaginación y ayuda de Internet podemos hacer cientos de recetas de aprovechamiento que nos permitirán reducir la cantidad de residuos que generamos y además evitarán que tengamos que estar comprando con tanta frecuencia.

Busca, compara, y si encuentras algo mejor…

La vieja frase del anuncio nos animaba a buscar, comparar y quedarnos con la mejor opción que encontráramos, y la verdad es que esto también nos puede ayudar hoy en día.

La competencia que hay entre supermercados hace que muchas veces utilicen ofertas en productos básicos como el aceite de oliva o la leche como reclamo para atraer clientes. ¿Por qué no aprovecharlas? No te limites a comprar en un único establecimiento, compara precios y decide qué comprarás en cada sitio.

Dile adiós a los ultraprocesados

Pizzas precocinadas, croquetas congeladas, platos de pasta listos para meter en el microondas… el mercado de los productos ultraprocesados ha crecido de forma desmesurada. Sin embargo, te sentirás mejor por partida doble si los eliminas de tu lista de la compra.

En primer lugar porque los platos elaborados de forma casera son mucho más sanos y sabrosos, y en segundo lugar porque te sale mucho más barato comprar harina, levadura y una pechuga de pollo para hacer una pizza casera que recurrir a las congeladas.

Ya lo has visto, con pequeños ajustes en nuestra forma de hacer la compra y de relacionarnos con los alimentos que tomamos podemos conseguir un importante ahorro. Y ahora que ya tenemos algo más de dinero gracias a lo que no nos hemos gastado en el súper, es hora de empezara a pensar en qué método vamos a emplear para hacer crecer nuestros ahorros.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.