El blog de Pepe Promedio

Volatilidad: ¿qué es?

El vocabulario del mundo de las finanzas es muy complejo y en ocasiones puede resultar  confuso para aquellas personas que se están iniciando en él. Sin embargo, lo mejor para una economía activa es la democratización del conocimiento y educación financiera. Por ello, si te preguntas “volatilidad, ¿qué es?” debes saber que en este artículo encontrarás la explicación de este concepto, uno de los conceptos esenciales del sector.

New Call-to-action

¿Qué es la volatilidad?

En el contexto de inversiones en acciones, el concepto de volatilidad se refiere a la variabilidad de la rentabilidad de una acción, en comparación a su media dentro de un periodo de tiempo determinado. 

Dicho de otra manera, la volatilidad es lo mucho o poco que puede fluctuar, en comparación a lo esperado, si nos basamos en cómo se ha comportado anteriormente.  

Si en lugar de con un periodo de tiempo, la comparamos con la volatilidad de mercado la llamaremos beta. 

Cuando se adquiere una renta variable, esta no tiene vencimiento. Además, no conocemos el rendimiento y su desinversión solo se puede hacer vendiendo el activo. 

Tipos de riesgo

 El riesgo de precio lo podemos desglosar en los demás tipos de riesgo:

  • Riesgo emisor. Es el riesgo de que la compañía de la que provienen las acciones quiebre y entre en liquidación. Cuando los inversores se dan cuenta de esto, venden el valor en masa, por lo que el precio cae en picado. Esto puede ser causado por dos tipos de factores.
    • Riesgos internos. Aspectos relacionados con la gestión de la empresa, como la dirección estratégica, la solvencia, la producción…
    • Riesgos externos. Aspectos asociados al entorno económico, el estado del sector, la situación política del lugar…
  • Riesgo de liquidez. Es aquel riesgo que no se pueda desinvertir sin sacrificar precio.

Recapitulando: la volatilidad es la forma más utilizada de medir este riesgo. Es algo que debe tenerse en cuenta, ya que puede llevar a que un inversor venda un activo por debajo del precio por el que lo adquirió, resultando en una rentabilidad negativa.

El efecto negativo de la volatilidad sobre la rentabilidad de una acción se va atenuando con el paso del tiempo. Dicho de otra manera, el plazo disminuye el riesgo. Así pues, se recomienda invertir en acciones con rentabilidad volátil, cuando se tienen planes a largo plazo.

Tipos de volatilidad

Existen diferentes tipos de volatilidad, en función de los criterios que se utilicen para calcularla

  • Volatilidad histórica. Es la volatilidad calculada según sus datos históricos, y se refiere a la variabilidad de la rentabilidad de un activo financiero en un periodo de tiempo (definición de volatilidad), comparada con la rentabilidad promedio en ese periodo. Nos ayuda a hacernos una idea de cómo puede ser la volatilidad en un futuro.
  • Volatilidad implícita/de mercado. Es una estimación de la volatilidad futura de un activo. Se calcula basándose en el precio actual de los activos. Nos permite analizar las expectativas y la incertidumbre del mercado respecto a la volatilidad de un activo. Cuando el mercado se comporta de una forma bajista, esta sube y viceversa.
  • Volatilidad estocástica. Se refiere a aquella volatilidad que cambia de forma incierta a lo largo del tiempo.
  • Volatilidad determinista. Es aquella volatilidad que no experimenta cambios o que, en caso de que se produzcan, puedan ser estimados sin que haya errores de medida.

Esperamos que ya no te preguntes “volatilidad ¿qué es?”, porque este post ya ha resuelto tus dudas sobre este importante concepto. Recuerda que tienes a tu disposición nuestro servicio gratuito de asesoramiento, que te ayudará en lo que necesites referente a la gestión de tus finanzas.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.