El blog de Pepe Promedio

¿Qué sucede si te sale la declaración negativa?

En el momento de hacer la declaración de la renta, sin lugar a dudas lo que todos esperamos es que nos salga la declaración negativa. Pero es perfectamente normal que tengamos algunas dudas respecto a este impuesto y cómo debemos actuar si nos sale a devolver. En este artículo despejamos incógnitas.

New Call-to-action

¿Qué es la declaración negativa?

Lo primero que debes tener claro a la hora de hacer la declaración de la renta es si tienes la obligación de declarar. ¿No lo sabes? Entonces te recomendamos la lectura de este artículo en el que analizamos quien sí está obligado a declarar y quién puede saltarse este trámite. 

Si haces la declaración del IRPF solo hay dos opciones, que el resultado final vaya seguido de un símbolo positivo (+) o un símbolo negativo (-). Aunque normalmente asociamos lo negativo con algo malo, en esta ocasión no es así.

Una declaración positiva implica que hemos obtenido ingresos altos durante el ejercicio fiscal y no hemos pagado lo suficiente en concepto de IRPF, así que debemos pagar a Hacienda. Por el contrario, una declaración negativa nos está diciendo que hemos pagado de más, así que la Agencia Tributaria nos va a devolver lo pagado en exceso.

¿Cuándo paga Hacienda si la declaración es negativa?

En los últimos años se ha agilizado la gestión del impuesto y es normal que recibas el pago unos 10-15 días después. Ahora bien, ten en cuenta que la Agencia Tributaria tiene un plazo de hasta 6 meses, desde que finaliza el período de presentación de la renta, para pagar. Esto significa que tiene hasta final de año para hacerlo.

Para devoluciones superiores a los 3.000 € no es extraño que el cobro se retrase algo más de un mes. En el resto de casos suele ir más rápido, pero si hay algún retraso no te preocupes, esto no quiere decir, necesariamente, que haya algún problema con tu declaración.

Eso sí, si agotado el plazo legal, Hacienda no te ha abonado lo debido, tiene la obligación de pagarte intereses de demora.

¿Cómo se cobra la devolución?

Lo lógico y normal es hacerlo mediante transferencia bancaria, que es sencillo y rápido. En el extraño caso de que hayas decidido no tener una cuenta bancaria (ya te advertimos que esto no es nada recomendable), debes hacer un escrito dirigido a la delegación de la Administración Tributaria que corresponda según tu domicilio. Ellos harán las comprobaciones pertinentes y te enviarán un cheque nominativo o cruzado.

Mantente al día de tu declaración

En la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria puedes hacer un seguimiento de tu declaración y ver en qué estado se encuentra, lo que te ayudará a saber si falta más o menos tiempo para cobrar.

Ahora que ya sabes lo que es una declaración negativa, ya puedes prepararlo todo para presentar la renta. En estos casos lo mejor es dejarte aconsejar por alguien experto en la materia, que elabore tus impuestos. Así te aseguras de que se aplican todas las desgravaciones a las que tienes derecho y aumentas la posibilidad de que te salga la Renta a devolver.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.