El blog de Pepe Promedio

¿Cómo calcular la herencia legítima?

Es cada vez más común que las personas tengamos en cuenta qué pasará con nuestra familia y con nuestros bienes cuando ya no estemos aquí. Hacer testamento es sencillo y además resulta de mucha ayuda para los familiares, pero a la hora de testar hay una serie de conceptos básicos como el de herencia legítima que debemos tener muy en cuenta.

New Call-to-action

¿Qué es la herencia legítima?

La herencia de una persona se divide en tres partes. Hay un tercio de legítima, un tercio de mejora y un tercio de libre disposición. La parte legítima es aquella de la que el testador no puede disponer y que necesariamente debe ir a parar a manos de sus herederos forzosos (si los tiene).

No obstante, esto no es así siempre, ya que existen causas que habilitan al testador para desheredar a todos o algunos de sus herederos legítimos. Por ejemplo, si no han cuidado de él cuando este lo ha necesitado.

¿Quiénes son los herederos forzosos?

Herederos forzosos son principalmente los hijos y descendientes respecto a los padres y ascendientes. A falta de los mismos lo serán los padres y ascendientes respecto a sus hijos y descendientes. Para el cónyuge viudo la legítima se otorga en forma de usufructo, es decir, no tendrá la propiedad sobre los bienes pero los podrá poseer.

Lo vemos mejor con un ejemplo. Si tienes hijos tus herederos legítimos serán ellos, o incluso tus nietos si en el momento de tu fallecimiento tus hijos ya no estuvieran vivos. Si no tienes hijos pero sí padres, serán estos quienes te hereden.

Cálculo de la legítima

El Código Civil determina que la legítima de los hijos y descendientes es de dos terceras partes de la herencia. En el caso de los padres y ascendientes la legítima es la mitad de la herencia o un tercio si el fallecido tuviera viudo o viuda.

Si el cónyuge concurre a la herencia con hijos le corresponde el usufructo del tercio de mejora y el usufructo de la mitad de la herencia si concurre solo con ascendientes. En caso de que el viudo o viuda concurra a la herencia sin ascendientes o descendientes de su pareja, tiene derecho al usufructo de dos tercios de la herencia.

Además, hay que tener en cuenta que en las Comunidades Autónomas con su propio Derecho Civil puede haber diferencias con respecto a la proporción de la legítima. Esto ocurre en Cataluña, Galicia, Navarra, País Vasco, Aragón y Baleares.

¿Cómo reclamar la legítima?

La herencia se reclama frente al resto de herederos. En estos casos lo que se hace es seguir el procedimiento de reparto de la herencia. Habrá que saber primero si el finado tenía o no testamento.

Si hay testamento se reparten los bienes de conformidad con lo dispuesto en él. Si no hay testamento se hace primero una declaración de herederos y luego se reparten los bienes y obligaciones atendiendo a los criterios marcados por el Código Civil.

¿Puedo renunciar a la legítima?

La renuncia a la herencia puede hacerse una vez que ha fallecido el titular de los bienes y obligaciones a heredar. Debe ser una renuncia rotunda, expresa y clara. Además, debes tener en cuenta que cuando renuncias a la herencia renuncias a todos los bienes y obligaciones de la misma, no puedes renunciar solo a una parte.

Opiniones a favor y en contra de la legítima

La herencia legítima es una figura con mucha historia dentro del Derecho Civil y a día de hoy se debate si tiene sentido o no su mantenimiento. Especialmente en aquellos casos en los que los bienes del fallecido van a parar a manos de alguien con quien apenas tenía relación.

Quienes defienden su mantenimiento destacan que es una manera de proteger el patrimonio familiar y asegurar que ciertos bienes se transmitan de padres a hijos. Así como de asegurar un cierto nivel económico para quienes han perdido a su familiar.

Los que están en contra manifiestan que esta disposición legal coarta la libertad de las personas a la hora de hacer lo que quiera con sus bienes.
Ahora que ya sabes qué es la herencia legítima y los factores que influyen en ella, nuestra recomendación es que consultes con expertos que te puedan ayudar a plantear tu testamento de forma este se ajuste a tus deseos. Solo así eliminas los riesgos asociados a un testamento inválido y evitas que tu voluntad pueda anularse tras tu fallecimiento.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.