El blog de Pepe Promedio

Préstamo y crédito hipotecario, ¿qué tienen en común y qué les diferencia?

¿Te has planteado adquirir una vivienda y estás buscando la manera más adecuada de financiar tu compra? Si has indagado en el tema, seguro que te suenan conceptos como préstamo y crédito hipotecario, dos términos que muchas veces se utilizan indistintamente pero que te conviene saber diferenciar.

New Call-to-action

¿Qué fórmulas de financiación puedes utilizar en la compra de tu vivienda?

La compra de tu vivienda será probablemente la operación financiera más importante que hagas en toda tu vida. Los precios son altos, por lo que pocas personas pueden optar al pago del precio total de su nuevo hogar al contado. Se abre entonces la vía de la financiación. ¿Qué opciones tienes?

  • Préstamo personal familiar: que un familiar (habitualmente los padres) te preste el importe de compra es una forma de obtener el dinero suficiente sin tener que recurrir al banco y, normalmente, sin la necesidad de pagar intereses. Si optas por esta vía, asegúrate de formalizar el préstamo de forma adecuada, para no tener problemas con Hacienda en tu declaración.
  • Alquiler con opción a compra: en este caso, alquilas una vivienda que comprarás posteriormente, con lo que parte del dinero invertido en el pago de las cuotas de alquiler se deducirá del precio de la compra.
  • Préstamo o crédito hipotecario: es la opción más habitual, en la que recurres a un banco que te presta el dinero y lo vas devolviendo en cuotas mensuales.

Diferencias entre préstamo y crédito hipotecario

Pues bien, el objetivo de ambas herramientas es el de obtener financiación, pero se diferencian en varios aspectos:

  • Por un lado, el préstamo hipotecario es cerrado. En él, banco te presta una cantidad de dinero fija que irás devolviendo periódicamente en pequeñas cantidades (cuotas) durante el plazo convenido. En este caso desde el primer momento quedan prefijados la fecha en la que acabará de abonarse la deuda, los intereses y, en definitiva, el coste total de la operación. Si quisieras cambiar las condiciones de este contrato tendrías que realizar una novación (por ejemplo, si quieres ampliar el plazo de duración o el importe prestado).
  • En el crédito hipotecario sin embargo, el banco establece un límite en el importe máximo que está dispuesto a prestarte. Por tu parte, tú tienes la posibilidad de decidir, durante un tiempo predeterminado, si quieres hacer uso del dinero en parte o en su totalidad. Normalmente el tipo de interés es mayor en los créditos, y deberás revisar también las diferencias en comisiones o condiciones de subrogación.

Ambos cuentan con una garantía hipotecaria que no es más que colocar un inmueble como garantía del pago de la deuda en caso de que no se pueda hacer frente a esta en algún momento.

¿Qué tipos de préstamos/créditos hipotecarios existen?

Si ya has empezado a informarte, habrás visto que existen multitud de tipos de hipotecas diferentes. Por eso, uno de los parámetros que puedes utilizar para poner un poco de orden en tanta información es el tipo de interés, que es el porcentaje que pagarás al banco por prestarte el dinero. De esta forma, verás que existen tres tipos de financiación principales:

  • La financiación hipotecaria de tipo fijo es aquella en la que el tipo de interés no varía en el tiempo estipulado de duración de la misma. Es decir, que pagarás lo mismo cada mes hasta que termines de pagar la hipoteca.
  • En la hipoteca de tipo variable también pagarás las cuotas mensualmente, pero cada cierto tiempo (normalmente 6 meses) las cuotas se revisarán dependiendo del tipo de interés en ese momento. En nuestro país, la mayoría de las hipotecas que se firman son de tipo variable.
  • También existen las hipotecas mixtas que se están haciendo muy populares y que son una mezcla de las dos anteriores. En este caso, comienzas pagando un tipo de interés fijo durante un plazo, y cuando termina el tipo pasa a ser  variable. Imagina que firmas una hipoteca a treinta años, de los cuales los diez primeros tienen un tipo fijo y a partir del undécimo es variable.

Por otro lado, también puedes diferenciar las hipotecas en función de la cuota que se establece.

  • Existen las de cuota constante en las ésta que se mantiene invariable durante un periodo que suele ser de seis meses o un año y, al final de este, se recalcula la misma. Son las hipotecas más comercializadas en nuestro país.
  • También están las de cuota blindada, en las que aun teniendo el tipo de interés variable, se mantiene la cuota constante durante todos los años que dure la hipoteca.
  • Por último, están las de cuota creciente, en las que crecerá un determinado porcentaje fijo cada año, que suele situarse entre el 1-2% anual. También se producirán cambios de interés de tipo variable en cada revisión.

Claves para optar por la financiación más conveniente

Como has visto existen muchos tipos de financiación diferentes y, dentro de los préstamos y créditos hipotecarios, un amplio abanico de posibilidades. Por eso, es muy importante que tengas claros los conceptos a la hora de solicitar un tipo u otro, ya que vas a comprometerte durante mucho tiempo. Informándote correctamente para tomar la mejor decisión posible. Comienza teniendo en cuenta el propósito de la hipoteca y el presupuesto inicial del que dispones.

Una vez hecho esto revisa los tipos de interés, así como los tipos de cuotas a los que puedes optar. De esta manera, elegirás la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

New Call-to-action

__________________________________________________

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Queremos explicarte el caso de Luis Pita...

Mi nombre es Luis y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2038.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

Ver todo

Quizá te puede interesar…