El blog de Pepe Promedio

Diferentes alternativas para financiar un coche

En la actualidad, tener vehículo propio sigue siendo algo esencial para poder hacer nuestros desplazamientos diarios. Pero un automóvil no es nada barato, por lo que es probable que si tienes que comprar uno te interese conocer las diferentes alternativas que existen para financiar un coche.

Eso sí, antes de nada te aconsejamos que hagas un análisis de tus finanzas y determines cuánto es lo máximo que puedes pagar. Si comprar un coche nuevo es un gasto excesivo, quizá te interese valorar opciones de kilómetro 0 o incluso de segunda mano.

Sea cual sea el vehículo elegido, tienes diferentes alternativas para pagarlo. Vamos a verlas.

New Call-to-action

Préstamo personal

Hasta no hace demasiados años pedir un préstamo personal para comprar un coche era algo bastante habitual. 

Su ventaja es que suele tener menos intereses que créditos al consumo dados por otro tipo de financieras. Pero, en cambio, nos encontramos con un trámite más largo en el que nos van a exigir presentar más documentación y gastos asociados como los de notaría.

Financieras con las que trabajan las marcas

En la actualidad es la forma más habitual de financiar un coche. Cuando acudes a informarte es la propia marca la que te ofrece una fórmula de financiación a través de las entidades de crédito con las que trabaja.

Es cierto que este tipo de préstamos suelen tener unos intereses más elevados que los préstamos personales que otorgan los bancos. Sin embargo, los trámites son más sencillos y más cortos y las marcas suelen ofrecer ventajas añadidas para que prefieras este tipo de financiación: un año de seguro gratis, determinados extras en el vehículo, etc. 

Es importante leer la letra pequeña para que seas consciente de lo que contratas, ya que en ocasiones te incluyen sin tú saberlo algún seguro u otro coste extra.

Préstamo familiar 

De la fórmula del préstamo familiar ya hemos hablado en alguna ocasión. Puede ser con o sin intereses, pero lo importante es que firméis un contrato e informéis de ello a Hacienda para evitar que la Agencia Tributaria os acabe reclamando el pago de impuestos como si se tratara de una donación.

Consejos a la hora de financiar un coche

Comprar un vehículo implica asumir un gasto grande, así que es conveniente que medites tu decisión de compra antes de tomarla.

Fija un presupuesto y no lo excedas

Lo primero que tienes que hacer es determinar cuánto te puedes gastar y buscar un vehículo que encaje dentro de ese presupuesto. Una vez que tengas claro el coche que te gusta, pregunta en varios concesionarios. Las diferencias entre unos y otros pueden ser de varios cientos de euros, y todo ahorro es bienvenido en este caso.

Si vas a acudir a financiación externa infórmate bien sobre las opciones para calcular el préstamo del coche y cuánto acabarás pagando finalmente por él.

Revisa si existe algún tipo de ayuda estatal o autonómica

Es habitual que existan ciertas subvenciones, aunque es cierto que estas ya se están limitando a los vehículos menos contaminantes, generalmente a los eléctricos.

¿Realmente necesitas tener un vehículo propio?

Pepe Promedio se ha planteado últimamente esta cuestión y se ha dado cuenta de que hay casos en los que no es verdaderamente rentable comprarse un coche. Porque hoy en día existen muchas alternativas de movilidad: transporte público, empresas de transporte privado de pasajeros como Uber o Cabify, patinetes eléctricos, bicicleta…

Si puedes hacer tus desplazamientos diarios en otro medio de transporte, quizá no te compense hacer un desembolso tan grande de dinero. Si en algún momento necesitas contar con un coche por unos días (por ejemplo para hacer un viaje), puede ser más económico alquilarlo.

En caso de que te decidas por la compra, recuerda que no es nada raro tener que recurrir a financiar un coche. Pero si quieres reducir tu dependencia de los préstamos para comprar el vehículo que te gusta, te iría bien organizar tus finanzas antes y poder crear un fondo de ahorro que te ayude a sufragar el gasto que implica comprar un vehículo cuando llegue el momento. Si no sabes cómo hacerlo, lo mejor es ponerte en manos de especialistas que te ayuden a organizar tus finanzas.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.