El blog de Pepe Promedio

Conoce las claves de la domiciliación de sociedades

La domiciliación de sociedades es un tema importante en el ámbito mercantil y tributario, pues es donde se reciben todo tipo de correspondencia y notificaciones relacionadas con la actividad económica que realiza la entidad.  Vamos a ver algunos conceptos a considerar antes de elegir el domicilio social para una sociedad mercantil.

¿Qué es la domiciliación de sociedades?

El domicilio social es la ubicación en la que una sociedad mercantil o una empresa tiene su sede principal o el centro de su administración. Así, la sede social puede estar en un lugar diferente de aquel en que se lleva a cabo la producción.

El domicilio social determina la nacionalidad y la vinculación de la persona jurídica a un determinado ordenamiento jurídico, lo cual influye en cuestiones como su constitución, su funcionamiento, y sus obligaciones mercantiles y fiscales.

New Call-to-action

Claves de la domiciliación de sociedades

Para fijar el domicilio de una sociedad hay algunos aspectos clave que debes conocer:

  • Una sociedad puede tener dos domicilios: un domicilio fiscal y un domicilio social. Te recomendamos leer nuestro artículo Diferencias entre domicilio fiscal y domicilio social donde explicamos las diferencias entre uno y otro para que lo tengas claro.
  • La domiciliación de sociedades se puede cambiar cuantas veces se desee. No obstante, lleva aparejados unos trámites que implican tiempo y dinero. Cambiar el domicilio social requiere modificar los estatutos mediante escritura pública y su inscripción en el Registro Mercantil correspondiente, además de comunicarlo a Hacienda.
  • Es perfectamente legal domiciliar una sociedad en un domicilio privado, es decir, que estás en tu derecho a que la domiciliación de tu sociedad sea en tu propia vivienda.
  • Las opciones que tienes para la domiciliación de sociedades son las siguientes:
    • Hacerlo donde efectivamente realices tu actividad, aunque sea en tu propio domicilio
    • Alquilar o comprar una oficina que sirve como centro de gestión de tu negocio
    • Alquilar la opción de domicilio social en uno de los muchos centros de negocios o coworkings que están proliferando en las ciudades.

¿Por qué domiciliar mi empresa en un centro de negocios?

Te damos varias razones por las que te beneficiarás de domiciliar tu empresa en un centro de negocios o coworking:

  • Posibilidad de ampliar los servicios en función de tus necesidades: atención telefónica, recepción de paquetería, salas de reuniones, servicios administrativos, etc. Los centros de negocios suelen tener diferentes tarifas para los distintos servicios que ofrecen y puedes adaptarlos a tus necesidades puntuales. Y lo mejor es que suelen ser flexibles por lo que si te surge una reunión puedes alquilar sus salas totalmente equipadas por horas.
  • Acceder a servicios centralizados que puedan ahorrarte costes tales como, paquetería, copistería, seguros, soporte técnico, etc.
  • Ahorro de costes generales frente a una oficina convencional. En un sólo pago estarás pagando la limpieza, la luz, el agua, internet, etc.
  • Conseguir sinergias con otros compañeros del centro de negocios. Nunca sabes dónde puede surgir una oportunidad de negocio y las personas que trabajan en este tipo de centros suelen ser muy colaborativas.
  • Tener compañeros de trabajo. En muchas ocasiones, los autónomos se sienten solos en su trabajo diario. Si decides ir a trabajar a una de estas oficinas compartidas podrás sentir que formas parte de ese grupo y tendrás con quién tomarte ese café de media mañana.
  • Ubicación de prestigio. Sabemos que la imagen es muy importante. Podrás indicar en todos tus documentos el domicilio del centro de negocios y eso te dará más credibilidad.

¿Por qué cambiar el domicilio social de tu empresa?

Pepe Promedio, que siempre está curioseando sobre temas de emprendimiento, ha encontrado las principales razones que llevan a las empresas a cambiar su domicilio social, aunque esto conlleve un coste y hacer algunos trámites. Son los siguientes:

  • Los clientes potenciales están en otro lugar.
  • Se pierde mucho tiempo en ir y volver al lugar de trabajo.
  • La empresa está domiciliada en la vivienda particular del emprendedor y es hora de hacer un cambio.
  • La zona no es accesible para los clientes: no hay transporte público, es difícil aparcar, etc.
  • La localización no encaja con la imagen que desea transmitir la empresa.
  • No hay suficiente apoyo de organismos públicos.
  • Falta espacio para poder crecer.
  • Hay demasiada competencia.

Ya conoces las alternativas para la domiciliación de sociedades, existen numerosas opciones para que puedas disponer de un lugar adecuado y con beneficios para la realización de tu actividad profesional. 

No obstante, antes de que tomes una decisión, te recomendamos que solicites asesoramiento de un experto que pueda ayudarte y aconsejarte acerca cuál puede la mejor opción para tu actividad. Si necesitas ayuda con el tema financiero, estaremos aquí para ayudarte.

New Call-to-action

__________________________________________________

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Queremos explicarte el caso de Luis Pita...

Mi nombre es Luis y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2038.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

Ver todo

Quizá te puede interesar…