El blog de Pepe Promedio

¿En qué consiste un ERTE por productividad?

Empresas y autónomos pueden pasar por situaciones que les compliquen de forma temporal mantener el nivel de empleo que tienen. Si no quieren despedir, porque saben que con el tiempo acabarán necesitando de nuevo a todos sus trabajadores, lo que pueden hacer es aplicar un ERTE por productividad.

New Call-to-action

¿Qué es un ERTE por productividad?

ERTE es el acrónimo de Expediente de Regulación Temporal del Empleo. Se trata de una figura jurídica que permite al empleador suspender de forma temporal el contrato de trabajo y, con ello, las obligaciones de ambas partes. Así, el empleador no tiene que abonar el sueldo de su trabajador, mientras que este no tiene que prestarle sus servicios.

Pero no siempre implica la suspensión del contrato, en algunos casos lo que se hace es reducir la jornada del empleado, ajustando su salario en consecuencia.

Hay dos tipos de expedientes de este tipo, el de fuerza mayor y el de productividad. Del de fuerza mayor hemos visto bastantes ejemplos durante la crisis del coronavirus. Muchas empresas han tenido que suspender de forma temporal los contratos de trabajo de sus empleados porque han tenido su actividad paralizada o casi paralizada.

En cuanto al ERTE por productividad, es el que se produce por causas económicas, organizativas, técnicas o de producción.

Causas que justifican un ERTE por productividad

  • Causas económicas: si la empresa está en pérdidas o prevé tenerlas o si sufre una grave disminución de sus ingresos ordinarios. Se entiende que la disminución es persistente si durante dos trimestres seguidos el nivel de ingresos es inferior al registrado en el mismo período del año anterior.
  • Causas técnicas: si hay cambios en los medios o instrumentos asociados a la producción.
  • Causas organizativas: cuando se producen cambios que afectan a los métodos de trabajo o al modo de organizar la producción.
  • Causas productivas: cuando hay cambios importantes en la demanda de productos o servicios.

¿Qué consecuencias tiene para un trabajador un ERTE por productividad?

El trabajador afectado verá reducida su jornada o directamente suspendido su contrato de forma temporal. Durante el tiempo que permanezca en esa situación cobrará una prestación de desempleo abonada por el SEPE.

En caso de que se trate de un ERTE de reducción de jornada, el trabajador percibirá de su empleador la parte correspondiente de salario y el SEPE le abonará otra parte proporcional para completar sus ingresos.

Durante el tiempo que dure el expediente el trabajador sigue cotizando a la Seguridad Social. Lo que no tendrá en ningún caso es derecho a percibir una indemnización, puesto que no se trata de un caso de despido.

El ERTE por productividad puede ponerte en una situación económica complicada. Porque, aunque vas a cobrar una prestación por parte del SEPE, esta siempre será más baja que tu salario. Lo mejor en estos casos es ser precavido y pensar siempre en lo que pueda pasar. Si has planificado bien tus finanzas, no tendrás que preocuparte si te ves en este tipo de situación, puesto que sabes que tienes recursos económicos suficientes para mantener tu nivel de vida aunque temporalmente estés ganando menos dinero.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.