El blog de Pepe Promedio

Interés plazo fijo, el precio de la seguridad

Si estás pensando contratar un producto financiero, te interesa leer este artículo. Te proponemos conocer a fondo una herramienta que, a priori, puede parecer una buena opción. Hablamos de los depósitos con interés plazo fijo. Este producto financiero es uno de las más utilizados por los pequeños ahorradores que buscan seguridad para su dinero, pero ¿conocen realmente las características del producto?

En este post te hablamos de la importancia de analizar tu perfil como inversor, tu horizonte temporal, la rentabilidad que estás buscando y tus necesidades de liquidez, para ver si realmente este producto es el que necesitas.

Recuerda que este producto financiero ofrece poca rentabilidad e incluso, a veces, no supera la inflación. Por eso, se acaba convirtiendo en un drama para los ahorradores ¡Veamos todos los detalles!

New Call-to-action

Aclarando conceptos

Qué es interés plazo fijo

El tipo de interés plazo fijo es el número que indica la rentabilidad con la que se remuneran los ahorros que inviertes. Si quieres calcular los beneficios que tendrás al contratar un depósito a plazo fijo debes fijarte en indicadores como TAE y TIN para después aplicar las fórmulas que te den la información exacta sobre los beneficios.

Qué es un depósito a plazo fijo

El depósito a plazo fijo es un producto financiero de ahorro. Consiste en depositar una cantidad de dinero determinada durante un plazo de tiempo específico a cambio de obtener rentabilidad.

Este tipo de depósito suele presentarse como un producto bancario seguro, ya que cuenta con doble garantía (la del banco y la del FGD) más adelante te explicamos que esto solo es cierto en términos nominales, no en términos reales. Es, por tanto, un producto simple, que se ajusta a las expectativas de aquellos inversores que no quieren asumir riesgos y no esperan grandes rentabilidades.

Qué productos tienen interés a plazo fijo

En la actualidad, los productos de ahorro que suponen un menor riesgo son los depósitos a plazo fijo. En el mercado existen diferentes tipos pero, ojo, no son instrumentos de ahorro rentables en realidad, ya que los intereses recibidos normalmente no responden a la propia inflación del mercado y, por lo tanto, al recuperar el dinero, se produce una pérdida de poder adquisitivo.

Cuando depositas un dinero con este tipo de producto de ahorro, los tipos de interés plazo fijo permanecen inalterables durante todo el plazo de tiempo que el dinero está depositado, y que está reflejado en el contrato. Además, conviene respetar ese plazo para no incurrir en penalizaciones.

Cómo funcionan los depósitos a plazo fijo

¿Por qué los bancos están interesados en darte rentabilidad por tus ahorros? La respuesta es simple, necesitan captar fondos para desarrollar su actividad comercial negociando productos financieros como lo son las hipotecas o los préstamos. Los bancos utilizan el plazo fijo como mecanismos de financiación. Podríamos decir que prestamos dinero al banco.

Con productos como estos las entidades financieras reciben rentabilidades más altas de los clientes de la que ofrecen por los depósitos a plazo fijo. Al final, cuando deducen todos sus gastos operativos consiguen un margen de mediación entre el dinero que prestan y el dinero que depositan.

Ventajas e inconvenientes de los depósitos a plazo fijo

Conseguir pequeños beneficios sin asumir riesgos es lo que los ahorradores buscan a la hora de contratar un depósito a plazo fijo, pero además se podrían valorar otras ventajas:

  • Es sencillo y fácil de entender su mecanismo.
  • La contratación es muy sencilla, incluso pueden hacerse 100% online.
  • Puedes calcular la rentabilidad final desde el comienzo.

Pero también tiene desventajas que se deben tener en cuenta:

  • La rentabilidad es menor a la que puede tener un producto de inversión.
  • Tipo de interés simple, los intereses liquidados no se suman periódicamente al capital sino que se cobran sin más, por lo que no generan nuevos intereses.
  • Algunos tipos de plazo fijo no permiten recuperar el dinero invertido antes del vencimiento.
  • No puedes añadir más dinero una vez que lo contratas.

¿Son realmente rentables los depósitos a plazo fijo?

Esta es quizás la principal pregunta que debas realizar. ¿Son rentables de verdad los depósitos a plazo fijo? Como herramienta de inversión y ahorro, este tipo de depósitos en los que no se asume un riesgo excesivo, suelen suponer un hándicap para los ahorradores, pues los depósitos normalmente no compensan la inflación.

Como fórmula para el ahorro los depósitos a plazo fijo tienen límites. Además de la existencia de costes ocultos que el banco no te dice, la recuperación del dinero al 100% es cuestionable pues no se cuenta con el factor inflación. Este es uno de los grandes males de todo ahorrador.

En España, la tasa interanual del Índice de Precios al Consumo tiene una tendencia alcista que coincide con la tendencia del IPC armonizado de la Unión Europea. Por lo tanto, al tener un dinero inmovilizado a plazo fijo, perderíamos capital.

Y, por si fuera poco, debes tener en cuenta el porcentaje de retención de impuestos (19%) que la Agencia Tributaria reclamará de la liquidación de intereses. 

El banco puede asegurarte que el plazo fijo que te ofrece tiene asegurado el retorno del capital en su conjunto. Y, aunque no deja de ser cierto, lo es en términos nominales. Como hemos visto, en términos reales el capital se resiente bastante.

Por lo tanto, aunque estos depósitos son llamativos en cuanto a la seguridad que ofrecen; no te recomendamos contratarlos. A pesar de que ofrezcan buena rentabilidad, no compensarán la inflación y tus ahorros perderán poder adquisitivo. Si estás pensando en invertir, lo mejor es que acudas a un asesor experto que conozca todas las herramientas de inversión y te ayude a elegir las mejores en base al plan de ahorro que se adapte a ti.

New Call-to-action

__________________________________________________

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Queremos explicarte el caso de Luis Pita...

Mi nombre es Luis y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2038.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

Ver todo

Quizá te puede interesar…