El blog de Pepe Promedio

IVA soportado y repercutido, ¿conoces la diferencia entre ellos?

Si eres autónomo o tienes una empresa seguro que el Impuesto sobre el Valor Añadido no es ningún desconocido para ti, pero quizá no tengas tan claro de qué estamos hablando cuando nos referimos a IVA soportado y repercutido. Se trata de dos conceptos básicos que pueden influir en tu fiscalidad, así que vamos a ver en qué consiste cada uno de ellos.

New Call-to-action

¿Qué es el IVA?

Es un gravamen indirecto que se aplica sobre la gran mayoría de productos y servicios que hay en el mercado. 

Como empresario o autónomo actúas como intermediario entre la Agencia Tributaria y los consumidores, ya que tus facturas deben contener IVA. Eso sí, la cantidad que percibes por este concepto no te la quedas, sino que debes ingresarla trimestralmente en Hacienda.

Pero como profesional tú también adquieres bienes y servicios gravados con este impuesto, y tienes derecho a deducírtelo. De ahí la importancia de diferenciar entre IVA soportado y repercutido.

¿Qué es el IVA repercutido?

Es el IVA que le sumas a la base imponible de tus facturas. Es decir, esa cantidad a la que hacíamos referencia antes al señalar que debes cobrársela a tus clientes y encargarte de ingresarla en Hacienda en tiempo y forma a través de la autoliquidación trimestral del IVA.

Con un ejemplo queda más claro. Imagina que has prestado un servicio por importe de 100 €. El importe de tu factura será del 100% más el tipo de IVA que corresponda según de qué servicio se trate.

Imaginemos que es un servicio al que se aplica el tipo de IVA general, un 21%. Esto quiere decir que al cliente le vas a cobrar 100 € en concepto de base imponible más 21 € en concepto de IVA. Luego, tendrás que restar el IRPF.

Ese IVA que te paga el cliente es el repercutido. No es una cantidad que tú estés ganando, sino que la recibes como si fuera un depósito, porque el obligado al pago (el cliente) te la entrega a ti para tú, a su vez, la hagas llegar al acreedor de esa cantidad (Hacienda).

Por ello, una vez cada trimestre tienes que autoliquidar el IVA de todas tus operaciones y pagar a la Agencia Tributaria lo que hayas recaudado en concepto de este impuesto.

¿Qué es el IVA soportado?

Como autónomo o empresario tú también tienes tus propios gastos y adquieres productos y servicios por los que se te cobra el IVA. Por ejemplo, si compras tóner para la impresora o compras muebles nuevos para la oficina.

Nuestra legislación señala en estos casos que te puedes deducir ese IVA que has soportado.  ¿Cómo se hace la deducción? De forma muy sencilla.

Al finalizar el trimestre tienes que contabilizar todo el IVA que has repercutido a tus clientes. Esto te dirá la cantidad que deberías ingresar en Hacienda. Pero a esa cantidad le tienes que quitar el IVA soportado en el mismo período. El resultado de la operación IVA repercutido – IVA soportado te dará la cantidad exacta que tienes que pagarle a la Agencia Tributaria.

Imagina que por tus servicios durante este trimestre has repercutido a tus clientes un total de 3.906 € de IVA. Pero en el mismo período has comprado material de oficina y has contratado a un profesional para que te haga una web. En total has pagado de IVA 1.804 €.

Lo que haces entonces es restar el IVA soportado al repercutido. 3906 – 1.804 = 2.102 €. Esta es la cantidad que tienes que pagar realmente a Hacienda en concepto de IVA.

¿Por qué hay dos tipos de IVA?

Por la sencilla razón de que es un impuesto que grava todas las fases de la producción de un bien o servicio (la compra de las materias primas, los suministros usados para fabricar el bien, la venta del producto final, etc.)

Esto supone que a lo largo del proceso de producción el fabricante asume una cantidad muy elevada de costes. Si no pudiera deducirse ese IVA, el precio del producto sería muy elevado para el consumidor. Para evitar esto se decidió establecer un sistema que permite deducir el IVA soportado del repercutido.

Tal y como has podido comprobar, diferenciar entre IVA soportado y repercutido es fundamental para quienes están al frente de un negocio, y debes manejar muy bien ambos conceptos si estás pensando en emprender. 

¿Quieres saber más sobre conceptos básicos para emprendedores? ¡No te pierdas las novedades de nuestro blog!

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.