El blog de Pepe Promedio

Umbral de rentabilidad: fórmula y ejemplos de aplicación

En la gestión de tu negocio, el concepto de umbral de rentabilidad puede ayudarte con algunas estimaciones muy útiles. Se trata de un cálculo que no todo el mundo maneja o sabe aplicar pero que puede serte de gran utilidad. Para que lo conozcas, en este artículo, te explicamos qué es el umbral de rentabilidad, fórmula y ejemplos con los que aprendas a calcularlo y cómo aplicarlo.

Al finalizar de leer el artículo, comprenderás por qué es tan útil y cómo puedes calcular el umbral de rentabilidad de tu empresa a la primera.

New Call-to-action

Qué es el umbral de rentabilidad

Este término económico también se conoce como punto muerto o punto de equilibrio. Su cálculo sirve para representar el punto exacto en el que una empresa es capaz de obtener cero beneficios y cero pérdidas. Por lo tanto, sirve para establecer el punto exacto a partir del cual debe crecer una empresa.

Por qué es importante hacer un análisis de este indicador

Calcular el umbral de rentabilidad para tu negocio es fundamental para tomar decisiones comerciales. Aplicarlo tiene muchos beneficios:

  • Toma de decisiones evitando el factor emocional. Especialmente cuando el negocio da sus primeros pasos y el optimismo puede hacer peligrar algunas decisiones.
  • Establecimiento de objetivos. Es mucho más sencillo establecer metas si sabes exactamente cuánto debes vender para ser rentable.
  • Valoración óptima de productos y servicios. Si conoces el punto de equilibro puedes fijar mejores precios.
  • Cobertura de todos los gastos. El análisis del umbral de rentabilidad te permite tener todos los gastos en cuenta, incluidas tus obligaciones financieras. Es decir, te evita las sorpresas indeseadas.
  • Limitaciones del riesgo. El punto de equilibrio te permite descartar ideas de negocio que no son rentables.
  • Financiación. La gran mayoría de entidades financieras tienen como requisito para financiar tu negocio la presentación del umbral de rentabilidad.

Qué variables influyen en el umbral de rentabilidad

Para hacer el cálculo es necesario manejar algunas variables:

  • Costes fijos: aquellos en los que la empresa incurre para producir sus productos y no varían, como los gastos de alquiler de las instalaciones, impuestos o suministros públicos.
  • Costes variables: derivados de la producción, por lo que fluctúan con base al nivel de producción. Un buen ejemplo es el precio de las materias primas que puede variar según el volumen de compra.
  • Precio de venta: el coste para los clientes de la empresa cuando adquieren los productos terminados.

Cómo calcular el umbral de rentabilidad: fórmula

Con los datos anteriores también se puede calcular el margen de contribución. Es decir, cuál es la aportación que cada uno de los productos de la empresa hace a tus gastos fijos:

  • Margen de contribución= Precio de venta – Coste variable

Con este margen puedes calcular el umbral de rentabilidad, que no es más que el porcentaje de ventas sobre el total del producto que es el resultado de dividir el coste fijo total por el margen de contribución:

  • Umbral de rentabilidad= Coste fijo total / Margen de contribución

De igual modo, con las variables anteriores, puedes aplicar el umbral de rentabilidad, fórmula:

  • Umbral de rentabilidad= costes fijos / (precio de venta unitario – coste variable unitario)

Puedes realizar el cálculo con el periodo de tiempo que te convenga: un día, un mes, un ejercicio completo, etc.

Ejemplo para calcular el umbral de rentabilidad

Apliquemos las fórmulas a un ejemplo concreto y simplificado para terminar de comprender cómo funciona el umbral de rentabilidad. Imagina que regentas una cafetería que exclusivamente vende café. Estos son sus costes fijos al mes:

  • Alquiler del local: 800
  • Suministros públicos: 120
  • Amortización de la cafetera: 83,33
  • Amortización de la vajilla: 1,66
  • Salario del camarero: 1.100
  • Seguridad Social: 350
  • Total de los costes fijos: 2.454,99

Además, por cada taza de café los costes variables son:

  • Café: 0,30
  • Azúcar: 0,05
  • Total costes variables: 0,35

El precio de venta por cada café es: 1,30

Si se aplica la fórmula para conocer el margen de contribución, se obtiene:

1,30 – 0,35 = 0,95 €

O lo que es lo mismo, cada café vendido aporta 95 céntimos a los costes fijos. Con este dato, podemos averiguar el umbral de rentabilidad:

Umbral de rentabilidad = 2.454,99/0,95 = 2.584,20

Este dato indica que para no incurrir en pérdidas, el negocio debe vender más de 2.584 cafés que supone:

  • 3.359,46 € en venta total de cafés al mes.
  • 84 cafés al día.

Cómo mejorar el punto de equilibrio

Es posible hacer algunos ajustes para adaptar el umbral de rentabilidad de tu negocio. Estos ajustes son útiles en caso de descubrir que las cifras para no incurrir en pérdidas son demasiado altas y son objetivos inalcanzables. Para ajustar el punto de equilibrio nunca es tarde. Puedes hacerlo así:

  • Disminuye los costes fijos: a menor coste fijo menos unidades debes vender. Para ello convierte algunos costes fijos en variable. Puedes renegociar el alquiler o los salarios de los empleados, por ejemplo.
  • Reduce los costes variables: es quizás la opción más sencilla. Prueba a renegociar las condiciones de los proveedores o cámbialos; únete a otros empresarios para compartir gastos; cambia el modelo de negocio por uno que sea lo más escalable posible, etc.
  • Sube los precios: así tendrás que vender menos unidades. Eso sí, debes determinar muy bien qué cantidad están dispuestos a pagar tus clientes por el valor añadido que les aportan tus productos o servicios.
  • Aumenta los márgenes: incluye en tu catálogo de productos, artículos con un margen mayor.
  • Invierte en formación: aprender sobre este y otros conceptos, tanto financieros como del sector de tu actividad, te ayudará a estar al día y mejorar las ventas.

Ventajas y limitaciones del umbral de rentabilidad

Manejar este concepto es fácil de calcular e interpretar y tiene tanto ventajas como limitaciones. Veámoslas.

  • Te brinda unas directrices claras sobre los márgenes y los niveles de rentabilidad de tu negocio; también de las pérdidas.
  • Te ayuda a conocer la viabilidad de un proyecto, de una campaña concreta o un producto; es decir, tiene un papel protagonista en la toma de decisiones comerciales.
  • El umbral de rentabilidad contempla que todas las unidades se venderán, lo que no resulta muy realista. El punto de equilibrio no indica datos sobre la demanda; es decir, si los clientes potenciales comprarán el producto.
  • A veces, resulta complicado clasificar los costes como fijos o variables, muchos son mixtos y esto puede provocar que el resultado obtenido no sea del todo confiable.
  • Podría resultar un tanto simplista para negocios o empresas que cuenten con muchos productos.

Como has comprobado, analizar el umbral de rentabilidad se puede convertir en una herramienta muy útil para la gestión de tu negocio. Se trata de un cálculo bastante simple con el que puedes vislumbrar cuáles son los efectos de tus precios de venta y costes fijos y variables. Eso sí, debes tener en cuenta que no es el único método para comprobar si tu negocio funciona de la forma adecuada.La gestión financiera de un negocio no es una tarea sencilla. Además, muchas veces los empresarios deben compaginar estas tareas y conocimientos con los que son específicos de su empresa. Por este motivo, muchas veces lo mejor es mantener las cuentas y la economía de la empresa saneada gracias al control que te proporciona la contratación de una asesoría laboral.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.