El blog de Pepe Promedio

Vender o alquilar, ¿cuál es la mejor decisión?

¿Estás pensando en cambiar de vivienda? Quizá tienes una casa de tu propiedad, pero tus circunstancias personales hacen que llegue tu momento de vivir en una casa más grande o, simplemente, tienes una vivienda vacía y quieres sacarle el mayor rendimiento posible. En cualquier caso, te toca decidir entre vender o alquilar.

La respuesta no es fácil, ya que existen diferentes circunstancias que hacen que cada caso sea único. 

En este artículo podrás analizar todas las ventajas y desventajas de ambas opciones para que puedas tomar la decisión que más te convenga.

New Call-to-action

Características del inmueble a tener en cuenta

Lo primero que tener en cuenta antes de vender o alquilar son tres aspectos básicos:

  1. Las características particulares de tu propiedad, como la ubicación, el municipio etc.
  2. La situación del mercado en el momento en el que quieras vender.
  3. Tu situación personal. Puede que tengas una necesidad urgente de vender, o que por el contrario no tengas prisa y puedas esperar al comprador y al momento adecuados.

Ventajas y desventajas de vender

Hay varios pros y contras si eliges la opción de venta. 

Ventajas

  • Dinero rápido: como has visto antes, una de las cosas que debes tener en cuenta es tu situación personal. Si en este momento tienes necesidad de liquidez, la venta de tu propiedad es muy buena opción. Y, aunque no necesites demasiado el dinero, siempre puedes reinvertir ese capital.
  • Obtención de beneficios: si eliges el momento ideal en el mercado, y además la zona donde se encuentra tu propiedad se ha revalorizado con los años, no sólo recuperarás tu inversión, si no que obtendrás importantes beneficios.
  • Beneficios fiscales: siempre que cumplas una serie de requisitos, como que la vivienda que pongas a la venta sea tu residencia habitual y que el dinero lo vayas a utilizar en la compra de otra vivienda, puedes estar exento de tributar las ganancias patrimoniales.
  • Evita problemas: si la casa es heredada, venderla es la mejor forma de evitarse problemas. Alquilar una casa que tiene varios propietarios puede ser muy complicado y nada rentable.
  • Evita gastos a largo plazo: tener una vivienda implica tener que pagar impuestos por ella, hacer labores de mantenimiento, etc. Toda una serie de gastos que hay que realizar aunque la casa no esté dando ningún rendimiento. Además, si la casa está vacía, siempre existe el riesgo de que sea ocupada.

Desventajas

  • Pérdida de patrimonio: obtendrás el dinero de una vez, ya no podrás obtener futuras ganancias. Además, la venta supone asumir unos gastos importantes,y pasará algo de tiempo hasta que encuentres comprador, se produzca la venta etc.
  • Pérdida de beneficios a favor de Hacienda: si la venta supone un incremento de tu patrimonio, es decir, que no vas a reinvertir, hasta un 21% de los beneficios de la venta serán para Hacienda.
  • En caso de que tengas hipoteca y la canceles: si el inmueble tiene hipoteca y en vez de traspasarla al nuevo propietario la vas a cancelar, el gasto puede ser importante debido a la existencia de intereses de amortización anticipada.

Ventajas y desventajas de alquilar

Al igual que en la venta, hay una serie de ventajas y desventajas a la hora de alquilar:

Ventajas

  • Conservación del patrimonio: sigues siendo el titular de la casa, con todas las ventajas que eso supone, como la opción de venta en el futuro. Además, recibirás beneficios continuos derivados del alquiler. También puedes utilizarlo para avalar posibles compras que quieras realizar.
  • Trámites sencillos: al contrario de lo que ocurre a la hora de vender, el papeleo derivado del alquiler es muy sencillo y el tiempo de espera relativamente corto.

Desventajas

  • Gastos derivados: el IBI, la comunidad, o los posibles desperfectos que causen los inquilinos en caso de que no sean responsables, así como si no pagan el alquiler. Además, si hay meses en los que no tienes la vivienda alquilada, los gastos serán mayores.
  • El alquiler se incluye en el IRPF: la Agencia Tributaria debe tener constancia de que tienes una vivienda en alquiler, lo que implica pagar los impuestos derivados de este.
  • Posibilidad de encontrar un mal inquilino: una persona que no paga las cuotas, o que no cuida bien la casa, puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza.
  • Tener que actuar como casero: ser casero no es nada sencillo, implica tomar 

decisiones importantes y hacer desembolsos para que la casa esté en óptimas condiciones.

¿Entonces qué es mejor, vender o alquilar?

Pues no hay una respuesta absoluta para esta cuestión, eso dependerá de la situación. Vender será mejor si necesitas dinero rápido o si lo que te planteas es invertir lo ganado en un producto financiero que te dé una buena rentabilidad a largo plazo, y que además te evite todas las preocupaciones e inconvenientes del alquiler.

Alquilar será mejor opción en el caso de que quieras una rentabilidad prolongada en el tiempo y conservar la vivienda, si no tienes necesidad de ese dinero en este momento o si tienes a quien dejarsela en herencia.

¿A largo plazo que será más beneficioso económicamente?

Ambas opciones bien administradas pueden darte una rentabilidad a largo plazo. Todo depende de cómo inviertas el dinero o cómo gestiones el alquiler. Tendrás que hacer tus números, y comparar el rendimiento que te proporciona el alquiler con el interés que cobras gracias a la inversión del dinero procedente de la venta. 

Incluye también en la ecuación los riesgos de cada opción:

  • Alquiler: los momentos en los que no recibes ingresos porque no tienes inquilinos, o la fluctuación en el precio del alquiler.
  • Venta con inversión: el riesgo inherente a la propia inversión.

Recuerda que cada situación es diferente. Por esta razón, lo más recomendable es que evalúes los pros y contras de ambas opciones para tu situación específica y tomes la decisión que se adapte mejor a tus necesidades.

Ya conoces las ventajas y desventajas de vender o alquilar tu casa para poder obtener el mayor beneficio posible. Como has podido comprobar, ambas opciones tienen puntos positivos y negativos y tendrás que tener muy en cuenta tus circunstancias personales y tus necesidades para tomar la mejor decisión. 

Debes valorar en qué situación te encuentras y decidir cuál es la mejor opción para ti. Lo mejor es que consultes con expertos que conozcan el mercado inmobiliario, de esta forma te asegurarás de que estás tomando la mejor decisión.

New Call-to-action

__________________________________________________

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Queremos explicarte el caso de Luis Pita...

Mi nombre es Luis y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2038.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.