El blog de Pepe Promedio

Todo sobre la cartera de valores: qué es, cómo funciona y opciones para invertir

El término “cartera de valores”, también llamado cartera de inversión, está relacionado con la inversión económica, y no solo en acciones que cotizan en bolsa. Hay otros muchos valores en los que rentabilizar e invertir dinero. Vamos a explicarte qué es una cartera de valores, cómo es su funcionamiento y las distintas opciones de inversión.

New Call-to-action

¿Que es una cartera de valores?

Según la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores), una cartera de valores es un conjunto de activos financieros que posee una persona física o jurídica (acciones, bonos, dividendos, fondos de inversión…). 

Para hacer una comparación sencilla, una cartera de valores sería similar a una cuenta bancaria. En la cuenta bancaria tienes dinero guardado y puedes ingresar o gastar el importe que tienes en ella. Una cartera de valores es una cuenta bancaria, pero en lugar de dinero, está formado por activos financieros. Estos activos financieros pueden ser acciones, bonos, fondos de inversión o depósitos, entre otros muchos activos financieros que existen.

La cartera de valores es el instrumento que necesitas para poder operar en bolsa. Sin él no es posible la compra-venta de activos financieros.

La composición de una cartera de valores, dependerá del perfil de riesgo que quiera tener quien invierte y de las preferencias que tenga en determinados sectores. Diversificar entre productos y sectores puede controlar gran parte del riesgo que asumes al operar con activos financieros.

¿Cómo funciona una cartera de valores?

Puedes abrir una cartera de valores desde cualquier banco que disponga de tal servicio, o también puedes hacerlo en asesorías de inversión o agencias. Las agencias de valores son los conocidos brokers, por lo que además de poder abrir una cartera de inversión, pueden ayudarte en como llevar tu cartera de valores. 

Encontrarás varios tipos de carteras de valores. Pero hay dos tipologías básicas:  

  • Cuenta individual. Es la opción más habitual si va a operar una sola persona. La cartera de valores se asocia una persona física y jurídica, y esa persona es quien gestiona la cartera.
  • Cuenta ómnibus. Estas cuentas son conjuntas: pueden operar hasta 5 personas, lo que puede venir muy bien para ahorrar costes. Normalmente están destinadas para grupos, de amigos, de empresas o familias.
New Call-to-action

Así como ocurre en las cuentas bancarias, también hay comisiones en las carteras de valores. Por el mantenimiento, por la compra-venta de activos, por acceder al mercado de valores y por la compensación y liquidación de valores. Por ello, es importante que analices las condiciones de cada entidad financiera o agencia de valores, y te decantes por la que mejor se adapte a ti. 

Ventajas de tener una cartera de valores

Como hemos visto, una cartera de inversión implica tener el dinero repartido en diferentes activos como acciones o bonos, entre otros. Y de esto se derivan una serie de ventajas:

  • Diversificación. Al poseer más activos se reduce el riesgo, porque ganar dinero no depende de un único tipo de inversión. Esto puede ayudar a mitigar las pérdidas.
  • Potencial de rendimiento. A largo plazo, la inversión en los mercados tiene un importante potencial de crecimiento, por lo que las posibilidades de ganar dinero son bastante amplias si se mantiene esa inversión en el tiempo.
  • Ingreso de dividendos. Aunque las acciones no experimenten un aumento significativo de valor, se puede ganar dinero a través de ellas mediante el reparto de dividendos entre accionistas que llevan a cabo las empresas.
  • Flexibilidad y liquidez. Los activos de la cartera de valores se pueden comprar y vender de forma relativamente fácil en los mercados secundarios.
  • Protección frente a la inflación. Ciertos activos son capaces de ofrecer rendimiento incluso en un escenario de aumento sostenido de los precios en el mercado.

¿Qué opciones hay para invertir?

Una vez tengas abierta la cartera de valores, solo te queda saber qué es lo quieres hacer. Para eso necesitas conocer las distintas opciones disponibles:

Para empezar, deberás elegir el perfil de riesgo. Si quieres un perfil más conservador en el cual vas a ir poco a poco intentando ganar tus recursos o si, por el contrario, quieres una operación más arriesgada, donde inviertes y te arriesgas mucho más, pero las ganancias también son mayores. Siempre hay que tener en cuenta que no siempre se gana, por lo que en un perfil más arriesgado también es más fácil perder en la operación por la que has apostado.

En una cartera de inversión tienes numerosos activos por los que apostar: bonos, fondos de inversión, CFDS, acciones o depósitos. Si eres nuevo en esto, lo mejor es empezar con los fondos indexados. Cuentan con muchas ventajas, pero lo que más destaca es la posibilidad de invertir en muchos productos al mismo tiempo con una inversión pequeña.

Si vas a comenzar con una cartera de valores te recomendamos que te informes muy bien sobre todas las condiciones que hay, y sobre las distintas comisiones. Además, también es importante estar bien asesorado en estos casos. Si necesitas ayuda, no dudes en contactarnos y alguien de nuestro equipo de profesionales te guiará en tus procesos de inversión.

New Call-to-action

__________________________________________________

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Queremos explicarte el caso de Luis Pita...

Mi nombre es Luis y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2038.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.