El blog de Pepe Promedio

Cotizar a la Seguridad Social o como mutualista, ¿cuál es la mejor opción para ti?

Seguro que en alguna ocasión has oído hablar del término mutualista, pero puede que no tengas demasiado claro de qué se trata ni cómo te afecta. Pero si eres autónomo te interesa saber cómo funcionan las mutualidades, ya que en algunos casos son una alternativa a la cotización a través del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o RETA.

New Call-to-action

¿Qué es una sociedad mutualista? ¿Cuáles son sus características?

Se trata de una sociedad cuyo fin principal es la protección de sus socios y no el ánimo de lucro. Las modalidades más conocidas de mutuas son las sociedades cooperativas y las sociedades laborales, así como los colegios profesionales y las entidades aseguradoras.

Se rige por los principios de solidaridad y ayuda mutua, englobando a personas que ejercen una misma profesión y a las que ofrece diferentes servicios.

Las características básicas de las mutualidades son las siguientes:

  • Son entidades jurídicas privadas neutras en cuanto a cuestiones políticas, religiosas, etc.
  • Se rigen de forma democrática y su gestión es autónoma.
  • Las forman agrupaciones de personas.
  • La integración en las mutualidades es voluntaria para sus miembros.
  • Las relaciones entre los miembros se rigen por el principio de solidaridad.
  • No tienen ánimo de lucro.
  • Los beneficios obtenidos por la mutualidad van destinados a dar servicios a los miembros de la misma.

¿Quiénes son los mutualistas?

Es mutualista aquel que voluntariamente ha decidido integrarse dentro de una mutualidad. Los mutualistas suponen un régimen especial dentro del sistema de Seguridad Social y disfrutan de condiciones especiales en el acceso a la pensión de jubilación.

Pero es importante tener en cuenta que no todos los autónomos pueden cotizar a través de la mutualidad, solo aquellos que ejercen determinadas profesiones.

¿Cotizar a la mutualidad o a la Seguridad Social?

La elección de un sistema u otro puede influir en la pensión de jubilación a la que tienes derecho, así que conviene elegir bien. Además, has de tener en cuenta que hay restricciones. Si has elegido cotizar a través del RETA no puedes cambiar luego a la mutualidad, aunque sí puedes hacerlo al contrario, e incluso puedes cotizar tanto a la mutualidad como al RETA por actividades diferentes.

Si eliges cotizar a través de mutualidad de previsión social esta debe cubrir no solo la pensión de jubilación, también tus prestaciones de incapacidad temporal, incapacidad permanente, bajas de maternidad y paternidad e incluso pensiones de viudedad y orfandad.

¿Cómo afecta a la jubilación?

La diferencia es que la Seguridad Social se basa en un sistema de solidaridad. Con tus cotizaciones actuales pagas las pensiones de quienes ya están jubilados y a la vez vas generando el derecho a percibir esta prestación en el futuro. En cambio, en la mutualidad tienes tu propia “bolsa” de ahorro que se va incrementando según las aportaciones que vayas realizando.

En la Seguridad Social la pensión se calcula teniendo en cuenta los años que hayas cotizado, la cantidad cotizada y también los límites máximos y mínimos fijados cada año. En la mutualidad tu pensión estará constituida por la cantidad de dinero que hayas conseguido ahorrar durante tus años de trabajo.

Ahora que ya sabes qué implica ser mutualista medita bien si te compensa más cotizar al RETA o a una mutualidad. Contar con la ayuda de un educador financiero profesional te ayudará a analizar tu situación y a tomar las mejores decisiones financieras de cara a tus objetivos futuros.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.