El blog de Pepe Promedio

¿Son una buena inversión las criptomonedas baratas?

Si sigues las noticias económicas, aunque sea un poco de pasada, seguro que en algún momento has oído hablar de bitcoins. Las criptomonedas baratas experimentaron un gran auge hace unos años, lo que ha disparado las dudas de los inversores.

Con una sencilla búsqueda en Google te darás cuenta de que puedes encontrar 

afirmaciones de todo tipo sobre las criptomonedas. Pero, ¿qué hay de cierto en la información que circula por la Red?

Vamos a ver qué es lo que tienes que saber antes de decidirte a invertir tus ahorros en bitcoins u otras criptomonedas, y si es o no una inversión arriesgada.

New Call-to-action

Qué es una criptomoneda y cómo funciona

La criptodivisa no es otra cosa que un medio de pago virtual. Es dinero que carece de un formato físico, ya que de ella ni se acuñan monedas ni se imprimen billetes.

Estas monedas virtuales se generan a través de un software de código abierto y tecnología P2P, utilizando las cadenas de bloques (blockchain) para hacer un seguimiento de las transacciones realizadas con ellas.

A efectos prácticos funcionan como el dinero, siendo un medio para el pago de intercambio de productos y servicios. La principal diferencia es que con las criptodivisas es más fácil garantizar el anonimato de las transacciones, que además quedan fuera del ámbito de control de los Gobiernos.

Entre las criptomonedas más importantes está el bitcoin, que durante el 2018 se hizo muy popular. Su valor se disparó tanto que hizo saltar todas las alarmas entre los Poderes Públicos.

Beneficios y riesgos

Estas monedas virtuales tienen sus cosas buenas y sus cosas malas, te las explicamos a continuación.

Ventajas

  • Los pagos se realizan de forma instantánea y sin intermediarios, directamente de persona a persona.
  • El pago se hace fácilmente desde cualquier móvil y desde cualquier lugar del mundo.
  • Los impuestos y tasas que se aplican son mínimos.
  • Al carecer de regulación, esta moneda no está controlada por ninguna institución o país.
  • Los fallos de seguridad no son habituales.
  • Se protege al máximo la privacidad en cada transacción.

Riesgos

  • Para poder operar con ellas es necesario tener acceso a Internet.
  • Existen muchos tipos diferentes de criptomonedas y eso dificulta su manejo.
  • Los ordenadores cuánticos pueden suponer un riesgo para la seguridad de su criptografía.
  • El precio no está regulado, viene determinado directamente por la ley de la oferta y la demanda.
  • En algunos países está prohibido el uso de ciertas monedas virtuales.
  • Su existencia es meramente digital, por lo que ese dinero no está respaldado de ninguna forma. Debido al ataque de un hacker a la billetera digital, o si se corrompe el archivo, se puede perder todo el dinero.

¿Es seguro invertir en criptomonedas baratas?

Durante los primeros meses de 2018 el precio del bitcoin se disparó y se desató la fiebre por las criptomonedas baratas. Pero el tiempo ha demostrado que se trataba únicamente de una burbuja especulativa. De hecho, en diciembre de 2018 esta moneda había perdido un 84,4 % de su valor.

Numerosos medios de comunicación han tratado el tema de la burbuja del bitcoin y se han hecho eco de su estallido. Incluso la CNMV se ha pronunciado sobre el elevado riesgo que suponen las Initial Coin Offerings (ICO) y criptomonedas.

A día de hoy, adquirir monedas virtuales no es considerado una inversión segura. Porque existen múltiples factores que hacen que sea un mercado muy volátil y de riesgo:

  • El precio no está regulado de ninguna manera más allá de la oferta y la demanda.
  • La mayoría de los países no cuentan con una regulación adecuada de este fenómeno y con frecuencia la adquisición de bitcoins y similares se percibe como un intento de evadir impuestos o incluso blanquear dinero. Esto implica que Hacienda sigue muy de cerca este tipo de operaciones.
  • Cualquier fallo de seguridad en las billeteras virtuales que acumulan estas divisas puede suponer que se pierda todo el dinero.
  • La falta de regulación implica un alto riesgo de fraude, especialmente si el inversor no sabe mucho sobre el tema y se arriesga a comprar las criptomonedas más baratas sin asegurarse antes de su valor real.

Los Estados comienzan a revelarse contra las monedas virtuales

Las criptodivisas existen desde hace años, pero hasta el momento los países se resisten a redactar una legislación adecuada sobre este medio de pago. No obstante, ya estamos viendo algunos movimientos.

Turquía ha dado un paso al frente y desde el 30 de abril de 2021 el pago de cualquier compraventa de productos o servicios no se podrá llevar a cabo con criptomonedas. 

Muchas personas habían recurrido al conocido como “oro digital” para estar a salvo de la inflación que azota al país. De hecho, entre el 20 y el 24 de marzo de 2021 se hicieron en Turquía transacciones por valor de 2.800 millones de dólares en moneda virtual, algo que ha hecho saltar todas las alarmas.

La respuesta del Gobierno turco no se ha hecho esperar, prohibiendo absolutamente el uso de criptomonedas. Algo que contrasta con lo que ocurrió a finales de 2020, momento en que Turquía se comprometió a crear una criptomoneda nacional. En solo unos meses, la falta de regulación en el uso de este medio de pago, y la incertidumbre económica, han llevado al país a adoptar una postura totalmente contraria y prohibir el uso de bitcoins y otras monedas virtuales.

Todo esto ha provocado una caída del 3% del valor del bitcoin, lo que nos demuestra una vez más su gran inestabilidad.

Perfil del inversor en criptomonedas

El inversor en divisas virtuales más que un ahorrador es un trader. Esto se debe a que para hacer una inversión en este tipo de divisas es importante tener buenos conocimientos sobre el mundo de las inversiones y sobre las monedas virtuales.

En estos casos podemos hablar de un profesional que tiene repartido su dinero en diferentes inversiones. Esa diversificación hace que corra menos riesgos a la hora de adquirir criptomonedas, ya que en ningún caso está dedicando a las mismas todos sus ahorros.

Este inversor conoce a fondo las criptomonedas y está al tanto de sus beneficios y de los riesgos que corre. Además, permanece atento a su inversión para poder valorar si ha llegado el momento de retirarse de este mercado.

Junto a este perfil de inversor más profesional está el inversor imprudente. Es aquel que, sin dejarse asesorar debidamente, ni contar con toda la información, se deja llevar por las “modas” y entra de lleno en la burbuja. Este perfil es el que peores consecuencias sufre si el mercado cae.

Opciones de inversión más seguras

Quizá las criptomonedas más importantes no sean una buena opción de inversión para los ahorradores, pero eso no implica que no se puedan encontrar otras alternativas más viables y con mayor seguridad:

En busca de la mejor inversión

Las criptomonedas pueden resultar atractivas, pero es un mercado demasiado volátil y desde luego no son la mejor opción si estás buscando seguridad y mayor rentabilidad para tus ahorros.

Más allá de las criptomonedas baratas, el mercado te ofrece interesantes fórmulas de inversión que te ayudarán a conseguir la tranquilidad que deseas. Para conocerlas, lo único que tienes que hacer es contactar con un buen profesional para que te asesore y te ayude a conseguir tus objetivos.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.