El blog de Pepe Promedio

¿Qué es y cómo funciona el procedimiento de determinación de contingencias?

Si en algún momento tú o alguien de tu entorno ha pasado por una incapacidad temporal es posible que hayas oído hablar de la determinación de contingencias, pero puede que este concepto te suene algo extraño y no lo entiendas bien. Sin embargo, es una cuestión importante que te afecta cuando estás de baja laboral, así que conviene tener claro de qué se trata.

En este artículo te vamos a explicar en qué consiste y cómo es el procedimiento para determinar la contingencia que da lugar a la incapacidad temporal.

New Call-to-action

¿Qué es la determinación de contingencias?

Cuando estamos enfermos o sufrimos un accidente lo normal es que no podamos trabajar durante un tiempo, pasando así a una baja laboral que se conoce más técnicamente como incapacidad temporal o IT.

Puede parecer que el origen de la IT no es realmente importante, pero sí lo es. En función de si la causa de nuestra enfermedad o accidente está relacionada o no con nuestro trabajo cobraremos más o menos durante el tiempo que no podamos trabajar.

En nuestro ordenamiento jurídico existen dos tipos de contingencias:

  • Contingencias comunes: enfermedades o accidentes que no guardan relación con el trabajo realizado por el trabajador que está de baja por IT.
  • Contingencias profesionales: cuando la enfermedad o el accidente derivan directamente del trabajo.

Por tanto, la determinación de contingencias es el proceso a través del que se determina si la causa que ha dado lugar a la baja es una causa común o una causa profesional.

¿Cómo es el proceso de determinación de contingencias?

En la mayoría de los casos el problema viene porque te reconocen como contingencia común lo que tú consideras que es una contingencia profesional. Si es así, tienes derecho a reclamar para que la Administración examine de nuevo su decisión.

El procedimiento lo puedes iniciar tú como afectado, pero también puede iniciarlo de oficio el propio Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) o incluso la mutua. En algunas situaciones es el propio médico el que recomienda al paciente que inicie un procedimiento de determinación de contingencias por considerar que la causa de su enfermedad o lesión no es común sino que guarda relación con su trabajo.

Se desarrolla un proceso administrativo de conformidad con lo previsto en el Real Decreto 1430/2009 que arranca con la presentación de una solicitud acompañada de los documentos e informes médicos que se estimen convenientes.

La parte contraria emitirá un informe en el que justificará la razón por la que considera que la contingencia está bien calificada tal y como está. El asunto será puesto en manos de un equipo de valoración de incapacidades que resolverá en un plazo máximo de 15 días hábiles. Contra esta resolución se puede iniciar procedimiento judicial contencioso-administrativo si no se está conforme con la misma.

Por lo que respecta a ti como afectado, si se te ha calificado tu contingencia como común y estás reclamando para que se reconozca como contingencia profesional, mientras dure el proceso cobrarás la prestación de IT por contingencias comunes. Si después se reconoce que era una contingencia profesional se te abonará lo debido.

En caso de que tu contingencia haya sido calificada desde el principio como profesional y la mutua o el INSS reclamen por considerar que es realmente una contingencia común, si al final se considera contingencia común la mutua debe devolver al INSS lo abonado de más.

Cuando no puedes trabajar a la preocupación por tu estado de salud se suma la preocupación por la economía familiar, de ahí la importancia de iniciar un procedimiento de determinación de contingencias si consideras que no se ha hecho bien.

Por otro lado, si has organizado bien tus finanzas y tienes un pequeño colchón económico, una situación de baja laboral no será tan estresante para ti, puesto que tendrás la seguridad de que no te van a faltar recursos. Como todos somos susceptibles de padecer una enfermedad o sufrir un accidente, lo mejor es que te pongas en manos de un asesor experto que te ayude a gestionar tus recursos para que incluso en situaciones graves no tengas que preocuparte por tu tranquilidad financiera y la de tu familia.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.