El blog de Pepe Promedio

Préstamos de capital privado, ¿son una buena opción para ti?

Todos pasamos por momentos en los que nos surgen gastos imprevistos y necesitamos liquidez, incluso a las empresas les ocurre. Es entonces cuando acudimos al mercado en busca de alternativas de financiación, y entre ellas se encuentran los préstamos de capital privado.

En este artículo vamos a explicarte en qué consisten, para qué se pueden solicitar, sus ventajas e inconvenientes y los requisitos que debes cumplir para poder acceder a ellos.

New Call-to-action

¿Qué es el capital privado?

Las empresas de capital privado operan como alternativa de financiación a las entidades de crédito y las entidades bancarias. Aquí la empresa trabaja con capital privado y lo usa para ofrecer préstamos tanto a particulares como a empresas.

Hay dos tipos de socios. Los socios generales, que son los expertos financieros que toman las decisiones, y los socios limitados, que son los particulares que aportan su capital a estas entidades como medio para obtener rendimiento por su dinero.

Hoy en día los préstamos de capital privado están totalmente regulados y se obliga a estas entidades a actuar con total transparencia.

¿Qué diferencia a un préstamo de banco de uno de capital privado?

En el caso de los préstamos solicitados a empresas de capital privado:

  • La tramitación es más rápida.
  • La inscripción en un registro de morosos no siempre opera como inconveniente para obtener el dinero.
  • Si se otorga una garantía inmobiliaria esta debe estar libre de cargas.
  • Los plazos suelen ser mensuales, pero también pueden ser trimestrales, semestrales e incluso anuales.
  • Los intereses suelen ser algo más altos.

¿Para qué solicitar un préstamo de capital privado?

Esta fórmula de financiación todavía no es demasiado conocida, por lo que muchos acuden a ella después de haber recibido una negativa a su petición de préstamo por parte del banco.

Aunque existen incluso las hipotecas de capital privado, lo más habitual es acudir a esta forma de financiación para cubrir gastos imprevistos o una falta de liquidez puntual, como el arreglo del coche o un regalo importante.

¿Qué tipos de préstamos de capital privado existen?

Muchas de estas entidades ya ofrecen préstamos especializados que intentan cubrir las necesidades más habituales del mercado. Por eso podemos encontrar:

  • Préstamos de capital privado hipotecarios.
  • Préstamos de capital privado para reformas.
  • Préstamos de capital privado para emprendedores.

Requisitos para solicitar un préstamo a una empresa de capital privado

Pueden variar de una entidad a otra, pero lo más habitual es:

  • Ser mayor de edad.
  • Tener un inmueble en propiedad (mejor sin cargas).
  • Pedir una cantidad que esté dentro de los límites mínimos y máximos fijados por la empresa.

En caso de estar en ASNEF u otro registro de impagados, la obtención del préstamo dependerá de factores como la cuantía de lo debido y la entidad a la que se le debe ese dinero.

Ventajas de estos préstamos

  • Se pueden solicitar incluso estando en ASNEF.
  • Flexibilidad de las condiciones.
  • Permiten el acceso al dinero de forma más rápida.

Inconvenientes de este producto

  • Los intereses son más altos que los ofrecidos por un banco.
  • El plazo de amortización es más corto.
  • Se suele exigir una garantía inmobiliaria.

Ahora que conoces este producto mucho mejor, sabes que si decides solicitar uno es bueno que lo medites en profundidad. Analiza bien tu situación, el dinero que necesitas y en cuánto tiempo podrías devolverlo.

Si no quieres verte en una situación en la que los bancos te denieguen el crédito y no te quede más remedio que acudir a los préstamos de capital privado, nuestra recomendación es que te pongas en manos de expertos que te ayuden a planificar tu economía, realizando un análisis de tus necesidades financieras para poner de relieve tu situación económica actual y prever las necesidades que tendrás en el futuro.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.