El blog de Pepe Promedio

Si cobro 1200, ¿cuánto me queda de paro?

Perder el empleo no es plato de buen gusto para nadie, pero nuestro sistema garantiza que todos aquellos que han cotizado y cumplen los requisitos exigidos puedan cobrar una prestación por desempleo. Si acabas de perder tu trabajo es normal que te preguntes, “si cobro 1200, ¿cuánto me queda de paro?”, pero también otras cuestiones como cuanto durará tu prestación.

En el artículo de hoy queremos resolver todas las dudas en torno a este tema. Conocerás los diferentes tipos de desempleo que existen, cómo se hace el cálculo de la prestación y verás algún ejemplo práctico.

New Call-to-action

¿Qué clases de desempleo existen?

  • Total: es aquel en el que el trabajador cesa totalmente su actividad laboral.
  • Parcial: ocurre cuando un trabajador ve reducida de forma temporal su jornada diaria de trabajo y, en consecuencia, su salario. Uno de los casos más habituales de desempleo parcial que hemos visto en los últimos años es el provocado por los EREs cuando estos implican un reajuste de la producción.

Requisitos para cobrar el paro

  • Que se haya producido un cese de la relación laboral por causas ajenas a la voluntad del trabajador. Es decir, por un despido o por extinción del contrato. O bien que haya habido una reducción de jornada y salario. Los trabajadores fijos discontinuos también cobran la prestación durante los períodos de inactividad.
  • Haber cotizado al menos 12 meses en los últimos seis años.
  • No tener edad como para pasar a percibir una pensión por jubilación.
  • Estar inscrito como demandante de empleo.

La solicitud debe hacerse en los 15 días hábiles siguientes a producirse el desempleo. Si se hacen las gestiones más tarde no se pierde el derecho, pero si se pierde una parte de la prestación.

¿Cuánto paro me corresponde?

Topes legales

Esta es la gran pregunta, aquí debes prestar atención a los topes máximos y mínimos que están establecidos legalmente para la prestación por desempleo. Estas cuantías se revisan cada año conforme al IPREM y no cobrarás ni más ni menos por mucho que tengas una base reguladora más alta o más baja.

El tope mínimo para 2020 es de 501,98 € si no se tienen hijos a cargo y 671,40 € si se tienen uno o más hijos a cargo. El tope máximo está fijado este año en 1.098,09 € si no se tienen hijos, 1.254,86 € con un hijo a cargo y 1.411,83 € con dos o más hijos a cargo.

Siempre y cuando el contrato fuera a jornada completa. Si fuera una jornada a tiempo parcial se harán los ajustes correspondientes.

Cálculo de la base reguladora

Para poder saber cuánto va a cobrar de prestación por desempleo una persona primero hay que calcular la base reguladora. Se tienen en cuenta las bases de cotización de los últimos meses, haciendo una media de las mismas.

Los primeros 180 días de la prestación se cobra un 70 % de esa base reguladora, y desde el día 181 hasta el final de la prestación lo que se cobra es un 50 %.

Calcular el paro a través del programa de autocálculo del SEPE

La mejor fórmula de hacer el cálculo es a través de la web del SEPE. Este organismo cuenta con una calculadora de prestaciones por desempleo que puede resolver tu duda en apenas unos segundos. No es un resultado vinculante, ya que tendrás que acudir a la oficina del SEPE para un cálculo oficial, pero te puede ayudar a hacerte una idea.

Retomamos la pregunta inicial. Si cobro 1200, ¿cuánto me queda de paro? Vamos a hacer un caso práctico con esta calculadora.

Imaginamos un trabajador que acaba de perder su empleo en enero de 2020. Lleva más de seis años seguidos trabajando, nunca ha cobrado el paro y durante los últimos seis meses ha trabajado en la misma empresa y con el mismo salario. Si su base de cotización por contingencias profesionales o desempleo es de 825 € y no tiene hijos a cargo, cobrará una prestación de 577,50 € los seis primeros meses y 501,98 € el resto del tiempo, teniendo derecho a una prestación con duración de 24 meses.

Ahora que ya sabes cómo calcular el paro que te va a quedar, es posible que te hayas dado cuenta de que la cuantía no es suficiente para cubrir tus necesidades. Nuestra recomendación es que para evitar dificultades económicas cuentes siempre con un colchón de emergencia que pueda ayudarte a sobrellevar mejor la situación hasta que encuentres un nuevo empleo o te lances a la aventura de emprender.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.