El blog de Pepe Promedio

¿Cómo funciona el subsidio para parados mayores de 52 años?

Aunque España es un país en el que la pirámide de población está sufriendo una inversión y poco a poco va habiendo más personas de mayor edad que jóvenes, lo cierto es que muchos empresarios son reacios a contratar a quienes ya han superado la barrera de los 50. Sin embargo, esto no quiere decir que si pierdes tu empleo después de esa edad te vayas a quedar sin recursos económicos, puesto que existe el subsidio para parados mayores de 52 años.

Presta mucha atención porque vamos a explicarte cómo funciona y los trámites que tienes que hacer para acceder a él si lo necesitas.

New Call-to-action

Una nueva medida

Hasta hace relativamente poco existía el subsidio para desempleados mayores de 55 años, pero en 2019 se hicieron ajustes en medidas de protección social y desde entonces la edad para recibir esta ayuda ha bajado a los 52 años. 

El motivo del cambio es que se había venido detectado que las barreras de acceso al empleo para los mayores de 50 años eran altas, por lo que convenía adelantar la edad a partir de la cual se pueden recibir ayudas.

¿Cómo funciona el subsidio para parados mayores de 52 años?

Su objetivo es que aquellas personas que han perdido su empleo y han agotado la prestación por desempleo no se queden sin recursos económicos. Lo que se cobra es el 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), así que en la actualidad el importe de la prestación es de 537,84 euros al mes.

Si se mantiene el cumplimiento de los requisitos que se exigen para cobrarla, la ayuda se puede percibir hasta el momento en el que el perceptor pueda jubilarse. Por eso, esta ayuda cotiza para la jubilación con una base del 125% del tope mínimo de cotización establecido en cada momento.

Subsidio para mayores de 52 años, requisitos

Para poder tener derecho a cobrar esta ayuda debes:

  • Tener 52 años o más.
  • Estar desempleado.
  • Haber estado inscrito como demandante de empleo al menos un mes después de haber agotado la prestación por desempleo.
  • Haber agotado absolutamente todas las prestaciones y ayudas por desempleo a las que puedas acceder: paro, subsidios extraordinarios, renta activa de inserción, etc.
  • No haber rechazado ninguna oferta de empleo proveniente del SEPE ni de las Oficinas de Empleo autonómicas.
  • No tener rentas propias que estén por encima del 75% del SMI. Esto se acredita presentando una declaración anual de rentas (DAR). No obstante, como medida excepcional adoptada durante la crisis del coronavirus, quienes estén cobrando este subsidio no tendrán que presentar ahora la DAR.
  • En la fecha de solicitud de la ayuda debes tener cotizados 15 años por jubilación y dos de esos años debes haberlos cotizado en los últimos 15, habiendo cotizado además un mínimo de 6 años por desempleo a lo largo de tu vida laboral.

También lo pueden pedir emigrantes retornados a España si ha trabajado en el extranjero al menos 12 meses en los últimos seis años y no tienen derecho a una prestación contributiva por desempleo, así como los liberados de prisión que no tengan derecho a cobrar una prestación contributiva por desempleo (si su condena ha sido superior a 6 meses) y quienes tengan una incapacidad permanente parcial.

¿Cómo se solicita el subsidio?

Puedes elegir ir a tu oficina de empleo (recuerda pedir cita previa) o puedes hacer la gestión directamente a través de la sede electrónica del SEPE una vez que cumplas los requisitos.

Si la situación que te da derecho a cobrar el subsidio se produce antes de que llegues a los 52 años, tienes que presentar tu solicitud en los 15 días siguientes a cumplir esa edad. Si en ese momento estás percibiendo otro subsidio, dejarás de cobrarlo para pasar a cobrar la prestación para mayores de 52 años.

El subsidio para parados mayores de 52 años es una ayuda social que intenta garantizar unos ingresos mínimos, pero ya has visto que su cuantía no es suficiente para el nivel de vida actual. Si no quieres que un imprevisto te deje en el paro pasada la barrera de los 50 años y tener que aguantar hasta la jubilación cobrando una cantidad ínfima, lo mejor es que seas previsor y te pongas en manos de expertos que te puedan asesorar para tener un colchón económico que te permita hacer frente a situaciones de este tipo con la seguridad de saber que ni a ti ni a tu familia os va a faltar de nada.

New Call-to-action

__________________________________________________

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Queremos explicarte el caso de Luis Pita...

Mi nombre es Luis y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2038.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

Ver todo

Quizá te puede interesar…