El blog de Pepe Promedio

Bolsas asiáticas: ¿son una buena opción para invertir?

¿Te planteas invertir en el mercado de valores asiático? Si es así, debes saber cómo funciona y cuáles son sus características. Para que lo tengas claro, en este artículo te explicamos cómo funcionan las bolsas asiáticas y cuáles son sus características. Eso sí, te advertimos desde un primer momento: no es una operación sencilla, necesitarás un conocimiento profundo para invertir sin riesgo añadido en alguno de sus índices bursátiles. ¿Listo para aprender más sobre bolsas asiáticas?

New Call-to-action

¿Cómo funcionan las bolsas de valores asiáticas?

Como las de cualquier otro continente, las bolsas asiáticas son mercados en el que los inversores intercambian valores a través de índices, materias primas, bonos, acciones… es decir, activos financieros en general. Son mercados organizados cuyo objetivo es que compradores y vendedores incrementen sus ganancias.

Dado el auge de la economía de algunos países de Asia, muchos inversores ven en sus bolsas una forma de diversificar sus carteras de inversión y, también, de producir amplias rentabilidades en el corto plazo. 

Como en el resto de mercados, a las bolsas asiáticas acuden las empresas que buscan financiarse a través de la emisión de acciones (renta variable) y bonos (renta fija). Cuando los participantes en la bolsa adquieren estos títulos financieros, las empresas obtienen a cambio beneficios en forma de dinero y expansión de sus propias empresas.

En general, las empresas participan en estos mercados financieros porque les resulta más económico tomar el dinero del mercado de valores que solicitarlo, mediante préstamos, en una entidad financiera. Sin contar con que al emitir acciones, su capital podría aumentar al revalorizarse la acción. Como en otros mercados, la oferta y la demanda son los mecanismos que marcan los precios de los activos.

¿Cuáles son las principales bolsas asiáticas?

  • Bolsa de Tokio o Japan Exchange Group (JPX): abierta de 9:00 a 15:00, hora local, su principal índice es el Nikkei 225. Se trata de la tercera bolsa más grande del mundo, la primera del país nipón y una de las bolsas asiáticas más importantes del continente. Cuenta con más de 2.000 empresas cotizando en ella y su capitalización se sitúa en torno a los 3.300 mil millones de dólares.
  • Bolsa de Hong Kong o Hong Kong Stock Exchange (HKSE): abierta desde las 9:14 hasta las 16:00, hora local, su principal índice bursátil es el Hang Seng Index (HSI). Es una de las más importantes del mundo y su capitalización bursátil se sitúa aproximadamente en los 2.831 mil millones de dólares.
  • Bolsa de Shanghái o Shanghái Stock Exchange (SSE): su horario de operación es de 9:30 a 15:00, hora local. Está administrada por la Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China (CRSC) y tiene una capitalización bursátil que ronda los 4.365 millones de dólares. Es la tercera bolsa del continente asiático y la sexta más grande del mundo. No está completamente abierta a los inversores extranjeros, debido a las regulaciones del gobierno chino.
  • Bolsa de Bombay o Bombay Stock Exchange (BSE): la bolsa india es una de las más antiguas de Asia. Se fundó en 1850 y en la actualidad está operativa de 9:15 a 15:30, hora local. Dada su antigüedad se considera una de las 10 bolsas más importantes del mundo. El índice principal de la bolsa de Bombay es el BSE Sensex, aunque también destacan los índices BSE Small Cap, BSE Mid Cap y el BSE 500. Esta bolsa fue una de las primeras en implantar el sistema mundial centralizado a través de internet para que los emisores e inversores pudiesen operar en la propia plataforma.
  • Bolsa de Corea del Sur o Korea Exchange (KRX): se trata del único operador de la bolsa de valores de Corea del Sur. Está operativa de 9:00 a 15:30, hora local, y su principal indicador es el KOSPI (Korea Composite Stock Price Index). Su sede está en Busan y su capitalización bursátil alcanza los 1,2 billones de dólares.

Características de las bolsas de Asia

Si vas a invertir en bolsas asiáticas debes tener muy presente sus características y el entorno en el que se mueve, tan diferente al que te has acostumbrado:

  1. Es necesario un conocimiento profundo de estos mercados bursátiles.
  2. Los horarios en los que están operativas funcionan cuando tú estás descansando por la noche, lo que hace que sea difícil seguir su evolución.
  3. El escenario en el que operan las bolsas bursátiles es muy diferente a los planteamientos económicos de las bolsas occidentales. Esto te impedirá profundizar en estos índices.
  4. Requieren aplicar otras estrategias y pautas distintas a las que aplicas en los mercados de valores occidentales.
  5. Los gastos en las operaciones de compra venta son más altos, pueden llegar a doblar a las tarifas aplicadas para poder operar en la bolsa española, por ejemplo.

¿Cómo invertir en bolsas asiáticas?

En nuestra opinión, solo cabría acudir a las bolsas asiáticas si se cumplen dos escenarios:

Cuando las oportunidades de negocio en la bolsa española se hayan agotado.

Cuando las bolsas asiáticas presenten una clara tendencia alcista.

En estos casos, para invertir en estos mercados asiáticos, debes contar con unos requisitos mínimos:

  • Que se trate de un complemento de tus operaciones de renta variable en los mercados tradicionales. Configura una cartera de inversión muy seleccionada en la que aportes en la misma proporción que en las otras.
  • Entra solo en esos momentos en los que aparece la oportunidad con las mayores garantías posibles. Son momentos escasos, debes estar atento.
  • Nunca inviertas todos tus ahorros, dispón solo de una mínima parte de los mismos, que no representen más del 20% de tu patrimonio para invertir.
  • Selecciona valores en los mercados de renta variable más favorables a tus intereses.
  • Estudia lo necesario para comprender en todo momento dónde estás dirigiendo tus ahorros.

Desventajas de invertir en las bolsas asiáticas

Aunque conozcas las claves sobre cómo operan los mercados bursátiles asiáticos, es necesario que valores también las desventajas:

  • No son mercados aptos de inversores de cualquier perfil, sino solo para los más experimentados.
  • El control de las operaciones es complicado tanto por los horarios como por las características propias de estos mercados.
  • Muchas de las propuestas y opciones de inversión serán prácticamente desconocidas para ti, por lo que será casi como invertir a ciegas, hasta que adquieras un conocimiento extenso de la bolsa y las empresas que operan en ellas.
  • No está del todo demostrado que el rendimiento sea mayor al de otras bolsas, ni siquiera que se desarrollen siempre en positivo. Debes ser muy prudente.
  • La oferta es amplísima y procede de todo tipo de sectores.
  • Considera hacer un cambio de divisas en el momento de formalizar la operación.

Ahora que conoces las principales características de las inversiones asiáticas, no debes olvidar que sus fondos son muy volátiles y que, a pesar de presentar una alta rentabilidad, también podrían sufrir caídas significativas.

Por lo tanto, te recomendamos que no inviertas en estos mercados si no los conoces en profundidad. Si, aun así, quieres hacer crecer tus ahorros en las bolsas asiáticas, busca la ayuda de un asesor experto que te aconseje sobre la mejor forma de optimizar tus ahorros al máximo.


New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.