El blog de Pepe Promedio

Fondo de emergencia: una herramienta clave para tu bienestar económico

En la vida es inevitable que se presenten situaciones imprevistas como una avería del coche, una visita urgente al dentista, el arreglo de la caldera… Las emergencias que pueden surgir son infinitas y, por lo general, ocurren en los momentos más inoportunos, pudiendo desestabilizar la economía familiar.  

Estos ejemplos demuestran la importancia de anticiparse y contar con un fondo de emergencia, ya que este puede evitar que recurramos al endeudamiento. Tener un colchón permite enfrentar los imprevistos sin hacer uso de tarjetas de crédito, pedir un préstamo o utilizar tus inversiones a largo plazo.  

Como vemos, disponer de un fondo de emergencia es esencial para una buena planificación financiera, ya que además de prevenir el estrés económico, aporta tranquilidad y estabilidad a la economía familiar. 

¿No tienes un fondo de emergencia? No te preocupes, en este artículo te damos las claves para crear tu primer fondo de emergencia. 

New Call-to-action

Preguntas comunes sobre un fondo de emergencia

¿Qué utilidad real tendrá?

Un fondo de emergencia cumple funciones esenciales para tu economía: 

  1. Afrontar emergencias: Es su función principal. Definimos como emergencia una situación en la que, de forma inesperada, necesitas hacer un desembolso rápido de dinero. Algunos ejemplos son una avería del coche, la rotura de unas gafas, una multa de tráfico, etc.  
  2. Proteger tus objetivos futuros: Gracias al fondo de emergencia no será necesario que rescates dinero de tu plan de ahorro destinado a construir una renta vitalicia. También permanecerá intacto el ahorro – inversión que estás construyendo para que tus hijos puedan tener acceso a una buena educación. Así, no solo te proteges de los imprevistos, también aseguras tus proyectos de futuro y los de tu familia. 
  3. Proporcionar tranquilidad: El mayor beneficio del fondo de emergencia es la tranquilidad y bienestar que te aporta el saber que vas a estar cubierto ante un imprevisto.

¿Qué cantidad de dinero deberás tener?

La cantidad que debes guardar en tu fondo de emergencia varía según tu estilo de vida y necesidades. Es importante tener en cuenta:  

  1. Estabilidad laboral: Si cuentas con un trabajo estable, en principio, siempre vas a contar con ingresos. En este caso, puedes permitirte que tu fondo de emergencia sea menor.
  2.  Número de hijos: El hecho de tener más hijos multiplica las posibles emergencias, por lo que necesitarías un fondo mayor.

  3. Gastos mensuales: Es aconsejable que calcules tus gastos mensuales promedio, teniendo en cuenta también los gastos anuales. Por ejemplo, el seguro del coche, el de salud o los impuestos se pagan una vez al año. Divídelos entre los doce meses del año y añade el resultado a tu cálculo del gasto mensual. Cuanto mayor sea el porcentaje de lo que gastas sobre lo que ganas, mayor debe ser tu fondo de emergencia. 

Además de estas consideraciones, hay algunas pautas para realizar el cálculo de tu fondo de emergencia: 

  • La recomendación general es que la cantidad sea equivalente a tus gastos corrientes mensuales multiplicado por 3, 4, 5 o 6 meses. Por ejemplo, si tus gastos mensuales generales son de 2000 €, tu colchón financiero podría situarse entre los 6000 y 8000 €. 

Esto no quiere decir que tengas que ahorrarlo todo de golpe, pero sí deberías darle prioridad sobre cualquier otra inversión. El objetivo es alcanzar la cantidad progresivamente, ahorrando una parte de tus ingresos mensuales hasta alcanzar tu meta.  

Puedes empezar con una cantidad de, por ejemplo, 1000 €, e ir añadiendo un poco todos los meses. Al fin y al cabo, se trata de un fondo de emergencia, solo lo usarás en caso de gastos imprevistos 

No olvides que es muy importante revisar y ajustar tu colchón financiero regularmente para asegurarte de que sigue siendo suficiente según tus circunstancias. ¿Ha cambiado algo en tu situación familiar? En ese caso, es posible que debas actualizar la cantidad acorde a esos cambios.   

¿Cómo puedes construir un fondo de emergencia y en cuánto tiempo?

Construir un fondo de emergencia requiere disciplina y planificación. Reserva una parte de tus ingresos para crear el fondo estableciendo una cantidad fija mensual y establece un periodo tras el cual llegarás a tu objetivo. De esta forma, conseguirás ser metódico. Además, hay trucos que te ayudarán a llegar a tu objetivo con menor esfuerzo: 

  • Cuenta separada: Crea otra cuenta bancaria separada para acumularlo y ordena una transferencia automática desde la cuenta receptora de tus ingresos. Lo que no lo ves, no lo gastas. 
  • Metas realistas: Establece una cantidad mensual y un plazo concreto. No seas demasiado ambicioso, lo importante es la constancia. 
  • Gestión ingresos extraordinarios: Cuando tengas un ingreso extraordinario, dedica una parte de este a ampliar tu fondo de emergencia. 
  • Revisión de gastos: Revisa tus gastos mensuales con la idea de reducir algún gasto e incluso eliminarlo para generar una mayor capacidad de ahorro. 

¿Dónde podrás acumularlo y mantenerlo?

La característica principal que debe tener el lugar en el que guardarás tu dinero es que te permita tener un acceso fácil y rápido. Lo ideal es mantenerlo en una cuenta de ahorros de fácil acceso, pero separada de tu cuenta corriente para evitar tentaciones. 

Además, debe ser un lugar seguro. Evita las inversiones ya que podría darse el caso de que, en el momento de necesitar tu fondo, esa inversión esté en negativo. 

También es importante que la herramienta que elijas tenga liquidez, es decir, que te permita acceder a tu dinero sin restricciones. Por ejemplo, un depósito a plazo fijo puede ser una opción segura, pero penalizarte en caso de que quieras utilizar tu dinero antes del periodo estipulado. 

Por todo ello, algunas de las mejores opciones son:

  • Una cuenta de ahorro.
  • Un depósito que no tenga penalizaciones en caso de rescatar.
  • Un seguro de ahorro que no tenga penalizaciones en caso de rescatar.

Ten en cuenta dos elementos importantes:

  • Siempre que dispongas de una cantidad para una emergencia, establece un plan concreto para reponer el dinero lo antes posible.
  • Modifica la cantidad total de tu fondo de acuerdo a tu situación real de cada momento.

Como has visto, un fondo de emergencia es una herramienta esencial para proteger tu estabilidad financiera ante imprevistos. Crear tu primer fondo de emergencia puede parecer un desafío, pero como has visto, su creación es fácil y no supone un gran sacrificio. Con planificación y constancia, conseguirás alcanzar tu objetivo y disfrutar de la estabilidad económica que proporciona un fondo de emergencia. 

Consultar a un asesor es una buena idea, ya que te ayudará a crearlo y diseñará tu plan financiero teniendo como base este pilar fundamental o piedra angular de tu bienestar económico que es el fondo de emergencia.

New Call-to-action

__________________________________________________

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Queremos explicarte el caso de Luis Pita...

Mi nombre es Luis y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2038.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

Ver todo

Quizá te puede interesar…