El blog de Pepe Promedio

Grupos de cotización: todo lo que debes saber, aquí

Es probable que te hayas fijado en un dato que aparece en tu nómina pero que no entiendes del todo qué es. Hablamos de los grupos de cotización. Si para ti es un concepto confuso y quieres salir de dudas, estás en el sitio indicado. Si quieres saber por qué aparece en la nómina y cuales son las implicaciones que tiene sobre tu salario, sigue leyendo. En este artículo te explicamos qué son los grupos de cotización y todo lo que debes saber sobre ellos.

New Call-to-action

¿Qué son los grupos de cotización?

Básicamente, los grupos de cotización representan las diferentes categorías profesionales. Determinan el tipo de tarea que el trabajador realiza en la empresa para la que trabaja. Eso sí, no hacen referencia a la titulación. Aunque sí determinan el sueldo que se recibe por el trabajo y la contribución que la empresa debe hacer por dicho trabajador a la Seguridad Social.

¿Qué grupos de cotización existen?

Existen 11 grupos de cotización. Para conocer el tuyo no tienes más que mirar en tu nómina o contrato de trabajo. Puede ser cualquiera de estos:

  • Grupo 1: ingenieros y licenciados. Personal de alta dirección no incluido en el artículo 1.3.c) del Estatuto de los Trabajadores
  • Grupo 2: ingenieros técnicos, peritos y ayudantes titulados
  • Grupo 3: jefes administrativos y de taller
  • Grupo 4: ayudantes no titulados
  • Grupo 5: oficiales administrativos
  • Grupo 6: subalternos
  • Grupo 7: auxiliares administrativos
  • Grupo 8: oficiales de primera y segunda
  • Grupo 9: oficiales de tercera y especialistas
  • Grupo 10: peones
  • Grupo 11: trabajadores menores de 18 años, sea cual sea su categoría profesional

En los diferentes convenios colectivos se definen las características de cada uno de los grupos profesionales, así como la titulación y las funciones. Por eso, al firmar un contrato, en una de las cláusulas debe figurar el grupo al que pertenece.

¿Por qué es importante el grupo de cotización?

Los grupos de cotización son fundamentales para determinar dos aspectos clave que repercutirán en la contraprestación que una empresa te da por tu trabajo:

  • El sueldo. Los diferentes grupos de cotización sirven para establecer los baremos mínimos y máximos en la remuneración de los trabajadores.
  • La base de cotización. Los grupos de cotización también indican lo que la empresa debe aportar a la Seguridad Social en concepto de remuneración. El BOE (Boletín Oficial del Estado) publica cada año las tablas que determinan las bases mínimas y máximas para los grupos. La base es el salario del trabajador y a partir de ella se realizan diferentes cálculos que determinan la cantidad total que debe pagar la empresa en concepto de Seguridad Social. Cada grupo tiene unas bases mínimas y máximas.

Para el año 2021 se congela la base máxima de cotización (4.070,10€ al mes) y se mantienen las bases mínimas hasta que se fije el salario mínimo interprofesional.

Las bases mensuales de cotización para cada grupo son las siguientes:

  • Grupo 1: 1.466,40 € la mínima y 4.070,10 € la máxima.
  • Grupos 2: 1.215,90 € la mínima y 4.070,10 € la máxima.
  • Grupo 3: 1.057,80 € la mínima y 4.070,10 € la máxima.
  • Grupos 4 a 7: 1.050,00 € la mínima y 4.070,10 € la máxima.
  • Grupos 8 a 11: 35 € la mínima y 135,67 € la máxima. En este caso la base de cotización es diaria y no mensual como en el resto de casos.

Por lo tanto, para calcular cuál es el coste para la empresa por un trabajador hay que tener en cuenta varios factores, pero podríamos establecer unos porcentajes orientativos:

  • La empresa debe abonar un 23,6% de la base en concepto de contingencias comunes.
  • También abonará un 5,5% del salario mensual en concepto de prestación por desempleo.
  • 3,5% en concepto de coberturas para accidentes de trabajo o enfermedades relacionadas con el ámbito profesional. Este porcentaje puede variar.
  • 0,6% en concepto de formación para el empleado.
  • 0,2% al FOGASA, el fondo de cobertura para posibles despidos de empresas en quiebra.

Estas aportaciones hacen que una empresa pague por un trabajador mucho más del salario. Por ejemplo, un trabajador que cobra 1.200 euros netos, podría costar a la empresa para la que trabaja alrededor de 2.000 €.

Como ves, conocer los grupos de cotización y a cuál perteneces es muy importante para saber cuál es tu salario y lo que la empresa debe aportar por ti a la Seguridad Social. Recuerda que puedes comprobar cuál es tu grupo en tu nómina o contrato. Si tienes dudas, contáctanos y te explicaremos todo lo que necesites saber sobre los grupos de cotización.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.