El blog de Pepe Promedio

¿Qué es la prestación contributiva y cómo se tramita?

¿Tienes dudas sobre qué es la prestación contributiva y en qué se diferencia del subsidio de desempleo? Si no tienes claro qué es la prestación contributiva, en este artículo encontrarás toda la información y los requisitos para solicitarla. 

New Call-to-action

¿Qué diferencia hay entre prestación contributiva o subsidio por desempleo?

La diferencia entre la prestación contributiva y el subsidio por desempleo tiene que ver con el tiempo cotizado antes de estar en situación de desempleo, además de con la situación familiar. 

Imaginemos que Pepe Promedio se ha quedado sin trabajo. En su caso, ha cotizado más de 1 año; por lo tanto,  podrá solicitar la prestación contributiva. Esta prestación se suele llamar “prestación por desempleo” o “paro”. 

¿Y por qué contributiva? Porque depende de los meses cotizados antes de solicitarla. Otra de las condiciones será que la pérdida de trabajo no debe ser voluntaria. O sea, que si dejas tu puesto de trabajo no cobrarías. En el caso de que no llegues al año cotizado, podrías pedir el subsidio por desempleo

¿Quién tiene derecho a una prestación contributiva?

De entre los requisitos a cumplir para poder recibir una prestación contributiva, tenemos: 

  • Estar de alta en la Seguridad Social en un régimen que contemple el desempleo.
  • Estar en situación legal de desempleo.
  • Haberse inscrito como demandante de trabajo y mantenerse como tal. 
  • Estar disponible para buscar empleo de manera activa y para aceptar posibles empleos adecuados.
  • Haber cotizado como mínimo 360 días, de los 6 años anteriores, y que sean prestaciones no utilizadas para anteriores prestaciones.
  • No llegar a la edad ordinaria de jubilación
  • No trabajar como autónomo
  • No cobrar ninguna pensión de la Seguridad Social incompatible con la actividad laboral.
¿Qué ahorrador eres?  [HACER EL TEST]

Prestación contributiva: ¿cuánto cobraré de paro?

El importe de la prestación contributiva por desempleo se calcula en función de la base reguladora del trabajador, que es la media diaria de la base de cotización a la Seguridad Social. Esta se calcula sobre los 180 últimos días trabajados, y no se incluyen las horas extraordinarias.  

Sobre la base reguladora del trabajador, la prestación contributiva paga un porcentaje. Durante los 6 primeros meses el 70% y a partir del 7º mes, el 50%. La ley marca el importe máximo y mínimo a cobrar como prestación contributiva, también  en función de la situación familiar y los hijos a cargo.  

Sobre el importe bruto de la prestación contributiva hay dos tipos de deducciones:

  • Seguridad Social: 4,7 % de la base reguladora.
  • Retención Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), si procede.  

Puedes consultar el importe de tu prestación contributiva haciendo una simulación en la web del Servicio Público de Empleo (SEPE). 

¿Durante cuánto tiempo puedo cobrar la prestación contributiva?

La prestación contributiva se cobra durante un periodo mínimo de 4 meses y máximo de 2 años, según las cotizaciones acumuladas durante los últimos 6 años. Como guía, recuerda que se cobra 1 mes de paro por cada 3 meses cotizados.

Si has trabajado a tiempo parcial 5 o más días a la semana, cada día trabajado se considera un día cotizado, independientemente de la jornada laboral. Si has trabajado menos de 5 días semanales, debes multiplicar el total de días por el coeficiente 1,4. 

Cómo pedir la prestación contributiva y plazos para hacerlo

  • Debes inscribirte como demandante de empleo, y solicitar la prestación durante los 15 días hábiles siguientes al último día trabajado. 
  • Si has cobrado las vacaciones anuales porque no las has disfrutado, estos son días en activo y debes tramitar el paro cuando terminaría tu periodo vacacional.  
  • Si realizas el trámite fuera de plazo, tienes derecho a que se apruebe la prestación a partir del día siguiente de la solicitud, pero se descuentan los días de retraso. 

¿Dónde se solicita la prestación contributiva?

Tienes dos vías: 

  • En las oficinas del SEPE, con cita previa.
  • Por internet, en la web del SEPE

Documentación necesaria para solicitar la prestación contributiva

  • Tarjeta del paro
  • Impreso de solicitud
  • Documentos de identificación vigentes: DNI, NIE o pasaporte, tuyo y de hijos que conviven o están a tu cargo, y Libro de Familia. 
  • Certificado de empresa, de donde hayas trabajado en los últimos 6 meses (si la empresa no lo envía telemáticamente al SEPE). 
  • Contratos de trabajo a tiempo parcial de los 6 años anteriores a la situación de paro. 

Otros tipos de pensiones contributivas

Aunque comúnmente nos referimos como prestación contributiva al “paro”, existen también otras prestaciones de las que nos podremos beneficiar a lo larga de nuestra vida:

  • Jubilación: se trata de la cuantía vitalicia que reciben las personas al finalizar su vida laboral y haber cotizado un número específico de años.
  • Prestación por incapacidad permanente: existen situaciones por las que un trabajador, después de haber estado de baja de larga duración por condiciones físicas o mentales, no puede incorporarse a un puesto de trabajo. 
  • Viudedad u orfandad: son las prestaciones otorgadas en beneficio de la familia de una persona muerta.
  • Víctimas de terrorismo: son otorgadas a las personas incapacitadas por actos derivados del terrorismo.Ahora ya sabes qué es la prestación contributiva. Esperamos que esta información te haya sido útil y haya resuelto tus dudas. 

Esperamos que este artículo sobre las prestaciones contributivas te hayan ayudado. ¿Necesitas más información al respecto? No dudes en contactar con un profesional de nuestro equipo asesor y te ayudaremos.

New Call-to-action

El blog de Pepe Promedio ha sido creado por el Grupo Bárymont con un objetivo: transmitir a las familias conceptos relacionados con el ahorro, inversión y cultura financiera para que te conviertas en el dueño de tus finanzas personales. Si estás interesando en que uno de nuestros Educadores Financieros contacte contigo, recuerda que no concedemos préstamos ni hipotecas, ni tratamos temas relacionados con la morosidad o búsqueda de empleo. Para consultar más información acerca de cómo un Educador Financiero te puede ayudar a tomar el control de tu futuro económico te invitamos a consultar esta página. En el caso de que quieras saber más acerca de opciones de ahorro, inversión o mejorar tu educación financiera, no dudes en solicitar una llamada con un experto en educación financiera. 

__________________________________________________

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Queremos explicarte el caso de Luis Pita...

Mi nombre es Luis y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2038.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

Ver todo

Quizá te puede interesar…