El blog de Pepe Promedio

Seguridad económica: claves para lograrla

Todos soñamos con alcanzar la seguridad económica que nos permita vivir con tranquilidad. ¿Se alcanza este estado con un buen trabajo y sueldo fijo? Solemos considerar que sí; pero ¿qué ocurre si se pierde el trabajo o, por cualquier otro factor externo, dejas de cobrar tu sueldo? Entonces, es posible que esa seguridad económica que creías haber alcanzado, desaparezca.

Todos queremos obtener esa seguridad y, lo más importante, que permanezca en el tiempo. Por eso, queremos dedicar este artículo a explicarte qué entendemos por seguridad económica, cuál es la diferencia entre este concepto y el de libertad financiera y cuáles son las claves para que alcances este estado de tranquilidad.

New Call-to-action

¿Qué es la seguridad económica?

Para cumplir el objetivo de lograr la ansiada seguridad económica, se debe llevar a cabo un proceso que consiste en gestionar el dinero y tomar las decisiones más acertadas según nuestros intereses. La meta final es alcanzar la estabilidad económica que nos proporcione tranquilidad.

Por lo tanto, la seguridad económica es el proceso por el que rentabilizamos el dinero y convertimos nuestros ingresos en riqueza. El resultado es ser una persona independiente desde el punto de vista económico. Debes tener en cuenta que el proceso dependerá de tus necesidades, tu estilo de vida, tus ingresos y tus gastos, entre otros factores.

A pesar de que estamos acostumbrados a la inmediatez, debes partir de la base de que es una especie de carrera de fondo, un proceso largo. Del mismo modo que si te pones como meta correr una maratón, empezarás a entrenar y a correr de forma progresiva y estableciendo objetivos intermedios, lograrás tu seguridad económica después de un proceso largo. Deberás tener paciencia. 

Diferencia entre seguridad económica y libertad financiera

Volvamos a la pregunta que planteábamos al inicio. ¿Tener un trabajo es haber logrado la seguridad económica o financiera? Alcanzar la libertad económica no te permitirá dejar tu trabajo, pero sí podrás dejar de preocuparte por perderlo.

Por otro lado, la libertad financiera te permite vivir sin necesidad de trabajar. Esta libertad se obtiene en el momento en que los ingresos pasivos —como los dividendos, las rentas por alquileres, intereses, etc.— superan los gastos.

Ahora bien, si tu objetivo es lograr la libertad financiera, deberás pasar por la fase de seguridad económica. 

Consejos para conseguir seguridad económica

1. Gasta menos de lo que ganas

Este es el primer paso para estabilizar tus finanzas. Cuando eres capaz de lograrlo, tendrás dinero ahorrado para los imprevistos o emergencias. Vivir con los ingresos que tienes es posible si planeas bien tu economía.

La clave radica en tener muy presentes cuáles son los gastos que tienen priorizar y de qué lujos se puede prescindir. Piensa muy bien antes de comprarlo si realmente necesitas unos vaqueros nuevos o cambiar de móvil cada año.

2. Elimina y evita las deudas

De este modo evitas que te roben el dinero y la tranquilidad. Nos han intentado hacer ver que las deudas son un mal necesario, pero lo mejor es tratar de evitarlas siempre. 

Los préstamos, las tarjetas de crédito y las deudas, en general, solo significan una cosa: gastar lo que no tienes. Y esto no es más que una ventana abierta a la intranquilidad. Las deudas no solo afectan a tu cuenta de banco, también te afectan personalmente. 

3. Establece prioridades financieras

Es prioritario pensar muy bien para qué queremos el dinero. Una situación económica solvente no solo te facilita tener una casa y comida en el plato, también brinda satisfacción, bienestar y momentos de ocio y relax. Debes definir qué es para ti tener calidad de vida.

4. Busca educación en ahorro

Ahorrar todos los meses algo de dinero es fundamental para lograr la seguridad económica. Eso sí, debes ajustar la cantidad a tus necesidades y capacidad económica. De este modo, podrás contar con un colchón financiero en el que puedas apoyarte en caso de emergencia.

Infórmate y aprende. Existen muchas formas y productos financieros para promover el ahorro. Puedes conseguir mucha información gracias a los miles de recursos que hay en internet. Pero también puedes buscar el asesoramiento de expertos en finanzas.

5. Invierte según tus necesidades

Siempre es buena idea poner tu dinero a trabajar por ti. Para ello, lo primero que debes hacer es ahorrar, pero no solo eso será suficiente. El siguiente paso es invertir ese ahorro. Lo mejor: sin complicaciones y a largo plazo.

En cualquier caso, conviene que analices bien tu situación y contemples diferentes opciones. Solo así podrás elegir con conocimiento de causa.

6. Protégete frente a los imprevistos

Un buen apoyo para lograr la seguridad económica es invertir en un seguro de vida y accidentes. Esta simple acción resulta fundamental para sentir tranquilidad. Existen muchas compañías de seguros que pueden proporcionarte la mejor protección para ti y tu familia.

7. Persevera y alcanza tus metas

Es fundamental tener paciencia y perseverancia. Cualquier proyecto necesita tiempo para llevarse a cabo y concretarse. Así que no desesperes. Céntrate en ser disciplinado para no cejar en el empeño, no pospongas algunas decisiones y no tengas miedo a los posibles sacrificios. Al final, habrá valido la pena.

¿Cómo saber si has conseguido la seguridad económica?

No tendrás dudas, si has planificado el proceso y establecido metas y objetivos realistas y medibles, lo sabrás. Pero para estar seguro, existen dos formas muy sencillas de saber si has alcanzado la seguridad económica:

  • Has dicho adiós a las deudas. Careces de acreedores y no necesitas tirar de tarjeta de crédito para tus pagos. Si necesitas un bien o servicio concreto, puedes obtenerlo con un solo pago, gracias a tu liquidez.
  • Tus ahorros no hacen más que crecer. Notas que te sobra más dinero, que has logrado tener diferentes productos financieros que te permiten ahorrar y que esos ahorros crecen. Tienes más flujo de efectivo y piensas en cuál será tu próxima inversión.

Disponer de seguridad financiera en un sueño para la mayoría de los mortales. Debes tener la confianza de lograrla, porque tienes todas las herramientas a tu alcance. No tienes más que seguir los consejos que te hemos presentado y vivirás con mayor tranquilidad.

Lo primero que te proponemos es analizar tu situación de partida —usa para ello esta plantilla de ingresos y gastos— y, después, establezcas tus objetivos financieros. Si te resulta muy complicado resolver cómo lograr tu seguridad económica, no lo dudes, ponte en manos de asesores expertos que te ayuden a establecer un plan financiero que te aporte la ansiada estabilidad y seguridad.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.